Fer Francés: “Hoy en día da igual el lugar en el que expongas”

Acaba de lanzar su primer proyecto en solitario, la galería Veta, en el madrileño barrio de Carabanchel

Fer Francés: “Hoy en día da igual el lugar en el que expongas”

Solo tiene 32 años, pero Fer Francés (Santander, 1989) ya lleva una década abriéndose camino en el mundo del arte. Hasta ahora, lo hacía de la mano de su socio Javier López a través de la galería Javier López & Fer Francés, con quien ha participado en ferias internacionales como Arco, Maco o Expo Chicago. Pero Francés considera que ha llegado el momento de emanciparse y lo ha hecho a través de Veta, una de las galerías más grandes de Madrid y que desde noviembre ha abierto sus puertas para transformar la escena del arte en la capital.

¿Por qué ahora?

El Covid nos ha dado a todos una perspectiva nueva sobre la vida. Ya llevaba 10 años con Javier, hemos crecido mucho los dos, hicimos más de 60 ferias juntos, pero tenía ganas de hacer un proyecto que fuera totalmente personal mío. La decisión principal fue un motivo artístico más que cualquier otra cosa.

¿En qué se diferencia de sus anteriores proyectos con él?

Javier partía un poco siempre del minimal y de la fotografía, y yo defiendo mucho una pintura muy matérica y figurativa. Los gustos personales de uno a veces coinciden con los de la otra persona pero no siempre al 100%. Aquí sí que voy a poder defender ciertas corrientes que tienen más que ver con mi generación y, a su vez, también vamos a ir mostrando distintos referentes para esta generación dentro de la historia del arte.

Como uno de los galeristas más jóvenes que hay actualmente en España, ¿cree que hace falta una mirada más joven en el sector?

Creo que en el mundo del arte internacional, si vas a una ciudad, ya sea Nueva York, Londres, Berlín…, y vas a un opening, la gran mayoría del público es gente joven. Sin embargo, en el mundo de las galerías y las instituciones de aquí todavía hay esa barrera en la que igual el público joven aún no ha encontrado programaciones con las que sentirse identificado. Nosotros vamos a intentar conectar, aparte de con el público que ya teníamos con Javier López & Fer Francés, con un público un poco más joven.

Ha escogido como escenario Carabanchel, el mayor distrito obrero de Madrid. ¿Funciona un espacio de estas características?

Cuando nos mudamos aquí no sabíamos muy bien cómo iba a recibir el barrio una galería de estas características, pero la verdad es que los vecinos están encantados. Algunos vienen a darnos las gracias. Además, para algunos de los clientes más importantes de la galería está siendo como una aventura venir a Carabanchel, porque no lo conocían y están sorprendidos con la proximidad al centro. Al final son casi cinco minutos desde el Reina Sofía o Atocha. Creo que en Madrid ha habido una barrera mental con la M-30, pero es algo que no es muy difícil de romper.

¿Se ha democratizado el acceso al arte o sigue habiendo un sesgo relacionado con el lujo?

Con las redes sociales, hoy en día, el lugar donde expongas casi da igual. Tenemos una clientela bastante fuerte internacional que ya ha perdido el miedo a comprar a través de fotografías, así que no tienen que ver la obra presencialmente. Ahora, los asiáticos han entrado muy fuerte en el mercado del arte y son los que están marcando las estéticas que están liderando en las subastas.

La puesta en marcha de Veta ha coincidido con la ola de ómicron. ¿Le ha afectado?

La gente sigue viniendo. La inauguración fue antes de esta sexta ola y pudimos recibir a las visitas con normalidad. Estamos teniendo más de 30 visitas al día escalonadamente y parece que la gente está con muchas ganas de visitar exposiciones y de hacer planes culturales, que al final son de los planes más seguros que hay.

Uno de los propósitos es trasladar el arte a otras disciplinas culturales como el cine o la música. ¿Cómo?

Hay muchas conexiones que se pueden establecer. Marcas como Dior están haciendo colaboraciones con artistas casi como su eje central de modernidad. Creo que todas las industrias culturales están empezando a utilizar el arte de una forma referencial y, sobre todo en España, hay que crear muchos lazos de unión que no existen tanto. En el caso de Tyler the Creator, por ejemplo, todas sus portadas están hechas por Marc Iren o por cualquier otro artista. Sin embargo, aquí hay muy pocos músicos que hayan contado con artistas para hacer portadas. Hay mucho tipo de colaboraciones que se pueden hacer, y en la cultura al final somos libres, así que estamos abiertos a hacer muchas cosas.

Ha apostado para la apertura de la galería por artistas que ya tienen construido un nombre dentro del mundo del arte. ¿Apostará también por nombres desconocidos?

Para mí ha sido un honor inaugurar con artistas de la talla de Abraham Lacalle, Santiago Ydáñez y Matías Sánchez. Que confíen en un proyecto totalmente nuevo para mí es algo increíble. Pero sí, vamos a defender una estética bastante personal desde Veta. De hecho, en la siguiente exposición, que se ha inaugurado coincidiendo con Arco, hay artistas de veintipocos años.

¿Cree que el arte resistirá al Covid o habrá más cierres de galerías que aperturas?

Soy positivo. El arte ha ido sobreviviendo desde las cuevas, así que no creo que la ómicron pueda con eso.

Normas
Entra en El País para participar