Bonos: la actividad con etiqueta sostenible marca la pauta

Ha sido un ejercicio récord de emisiones ASG en todos los sectores

Pandemia, inflación y cambio de dirección en la política monetaria de los bancos centrales han acaparado los focos del mercado de bonos durante 2021, con un comportamiento en general muy favorable que ha permitido a distintos emisores fijar niveles de financiación récord en distintos activos.

“La oferta nueva ha estado bien distribuida a lo largo del año, con los primeros meses y después del verano como los periodos más activos”, resume Luis Zumárraga, responsable de mercado de capitales y derivados para Iberia de Barclays.

Desde ING resaltan el elevado volumen de operaciones de refinanciación para alargar vencimientos de deuda, así como de operaciones subordinadas o híbridas para fortalecer los ratios financieros.

El Tesoro ha vuelto a hacer historia con su primer título verde

En Europa, las emisiones verdes, sociales y sostenibles (ASG) del sector corporativo crecieron un 175% con respecto a 2020 hasta superar los 100.000 millones de euros, apunta Bruno Sáenz de Miera, responsable de mercado de capitales de deuda para España y Portugal de Citi. Y añade: “El sector financiero también ha acudido al formato ASG. El volumen de emisiones en el mercado de la zona euro ha superado los 63.000 millones, casi el doble que en 2020. En España, de los 20.300 millones de euros que han levantado los bancos, el 35% (7.200 millones) ha sido en formato verde, social o sostenible”.

Y nadie pone en duda que los bonos sostenibles seguirán avanzando con la taxonomía europea y las nuevas guías europeas para bonos verdes, como pronostican desde CaixaBank: “Aunque, de momento, sean guías voluntarias, irán señalando al mercado la dirección a seguir. También esperamos que los bonos ligados a indicadores de sostenibilidad sigan ganando terreno”.

En definitiva, ha sido un año récord de emisión de productos ASG por un total de más de 780.000 millones de euros en todo el mercado entre los sectores corporativo, público y financiero; dos veces más que lo emitido en 2020, ratifican los analistas de Goldman Sachs.

Los expertos de HSBC, entidad que ha asistido a CaixaBank en su primera operación pública fuera del euro, comentan que el Tesoro ha vuelto a hacer historia en 2021 con su primer bono verde, “que refuerza la posición de los emisores españoles en el mercado de bonos sostenibles”. El banco subraya que la financiación con bonos con algún tipo de calificativo sostenible o verde ha crecido un 87% a nivel mundial. HSBC espera un 2022 más volátil y menos predecible que el anterior por la retirada paulatina de los estímulos.

En 2021 también ha habido emisiones de bonos azules, que destinan los recursos a la protección de los océanos. Entre ellos destaca la operación de Bank of China Paris Branch en dólares en la que participó Société Générale. “No descartamos ver más emisiones azules, ya que los bonos ASG están ganando cada vez más relevancia en los mercados y hay inversores que no participan en primario sin rating ASG”, dice Fernando García, director de mercado de capitales de Société Générale. Y espera un aumento en el coste de financiación de las compañías en el mercado de capitales: “Esto debería inclinar a los emisores a optar por estructuras en torno a los cinco años”.

Javier González, responsable de debt capital market para entidades financieras de BNP Paribas en España y Portugal, prevé que la coyuntura actual complicará la ejecución de operaciones a más largo plazo, “especialmente por la volatilidad en los tipos de interés, por lo que el estándar de las emisiones oscilará entre los siete y los doce años”.

Por su parte, Manuel Puig Masllorens, director general y responsable de IG finance de la misma entidad, resalta que en 2021 “la amplia liquidez de las entidades financieras ha supuesto que la apelación al mercado se haya limitado a necesidades regulatorias”.

Es difícil saber qué efecto tendrán los fondos europeos en el mercado de bonos, comentan en Sabadell: “Por un lado, serían una fuente de financiación alternativa, pero, por otro, generarían un impulso a la economía que podría animar a empresas a embarcarse en nuevos proyectos”. Los analistas del banco son optimistas en cuanto a la necesidad de financiación de las firmas que mantendrían elevados los volúmenes de emisión. En cuanto a riesgos, “la incertidumbre está en los posibles cambios en las políticas monetarias y cómo sean digeridos por el mercado”.

Genoveva Ramón-Borja, responsable global de banca corporativa para el sur de Europa de MUFG Bank, pronostica un aumento del coste medio de financiación impulsado por los tipos de interés y, en menor medida, por una ligera ampliación de los diferenciales de crédito: “Esto puede dar incentivos a los emisores para que adelanten a la primera mitad del año sus planes de financiación”.

Proyecciones para 2022

Santander. “Hasta marzo de 2022 las ayudas del BCE siguen vigentes y se irán reduciendo los estímulos de manera progresiva, por lo que, de momento y aunque la inflación siga disparada, esperamos cierta contención de los tipos”.

BBVA. “Aproximadamente un 30% de los fondos Next Generation EU se financiará en los próximos ejercicios a través de bonos verdes, y los ingresos procedentes de estos bonos verdes cubrirán la parte de los gastos relacionados con el clima en el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia”.

Beka Finance. “Un tema sensible para 2022 es el creciente desencuentro político entre la OTAN y Rusia, que podría motivar conflictos, sanciones y tensión en temas energéticos y materias primas”.

Barclays. “Esperamos que la oferta bruta aumente un 12% a medida que los colchones de liquidez de muchos emisores empiecen a aligerarse y vuelvan las necesidades de financiación”.

UniCredit. “Estimamos que el BCE comprará una media de 6.000 millones de euros de emisiones netas por mes tras finalizar el PEPP (programa de compras de emergencia frente a la pandemia) en marzo de 2022”.

CaixaBank. “No creemos que las emisiones azules sean un instrumento que vayamos a ver con mucha recurrencia, pero las bases ya están sentadas para futuros emisores”.

Normas
Entra en El País para participar