Crece el saldo hipotecario: ¿es el momento de comprar una vivienda?

El saldo hipotecario aumentó en el primer semestre de este año un 0,6%, según datos de la AHE

El ahorro de los hogares junto con los bajos tipos de interés son, entre otros factores, incentivos para la compra de una vivienda

Viviendas residenciales en Madrid.
Viviendas residenciales en Madrid. Getty Images

La recuperación de la economía, el ahorro de las familias y los bajos tipos de interés han supuesto un impulso para la compraventa de viviendas. Según datos del último informe de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), el saldo hipotecario para la adquisición de vivienda aumentó en el primer semestre de este año un 0,6%, hasta alcanzar los 475.464 millones de euros. Esto, según Santos González, presidente de la AHE, se debe, sobre todo, a un crecimiento de la demanda de vivienda de reposición, es decir, aquella que se adquiere para sustituir la actual. Se trata del primer incremento que ha experimentado el saldo hipotecario en la última década y es un fiel reflejo de la actividad positiva del mercado de hipotecas en los últimos meses.

González destaca que 2022 continuará siendo un año positivo para el mercado, aunque es posible que el ritmo de crecimiento no sea tan "excepcional" como el actual. "No será de récord, pero sin ninguna duda será un buen año. Prevemos más de 550.000 transacciones", añade.

Para Antonio Pedraza, presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas (CGE), la principal causa de la subida del saldo hipotecario se encuentra en los bajos tipos de interés, con un tipo fijo casi al mismo nivel que el variable. "Existe una presión en el comprador porque piensa que los intereses van a subir, que es lo lógico, debido al aumento de la inflación. De alguna forma, los futuros propietarios están adquiriendo viviendas para aprovechar esta oportunidad", explica. 

"El 80% de las hipotecas que se firman son a tipo fijo. Un tipo así incentiva mucho la contratación de hipotecas, ya que el cliente tiene la certeza de que, ocurra lo que ocurra durante los próximos 20 o 25 años, pagará el mismo interés. Dados los bajos tipos de interés actuales, lo más probable es que en ese periodo de tiempo suban", argumenta por su parte Carlos Balado, profesor de OBS Business School y director de la consultora Eurocofin.

Calculadora: descubre qué te interesa más, si la hipoteca a tipo fijo o a tipo variable

Además, señala Pedraza, esta realidad de los tipos se une a la demanda embalsada durante la pandemia. En total, el ahorro de las familias españolas se situó en una tasa del 14,8% sobre la renta disponible en 2020, el máximo de la serie histórica del Instituto Nacional de Estadística (INE). "El mercado se está normalizando. Está empezando a recuperarse a tasas previas a la crisis", añade Balado, quien resalta que durante 2020 se produjo un ahorro forzado de 104.000 millones de euros y uno por precaución de 20.000 millones de euros. "Si esto se traduce en términos de ahorro por hogar, estamos hablando de 5.800 euros en 2020, lo que supone unos 3.250 euros más que en 2019. Este ahorro se ha producido, sobre todo, en las rentas altas, que son las que más capacidad tienen para no gastar todos sus ingresos", explica.

¿Es un buen momento para invertir en vivienda?

En este contexto, muchas familias se preguntan si es el momento de comprar un inmueble y contratar una hipoteca. Para Pedraza, invertir en vivienda es una opción interesante, destinando estos ahorros acumulados a la compra de una vivienda para ponerla en alquiler, para lo cual muchas personas contratan una segunda hipoteca, ya que la hipoteca de su primera vivienda ya la han pagado. "Es una forma interesante de invertir, porque la rentabilidad media del alquiler se sitúa entre el 7% y el 8%", asegura Pedraza.

Además, en el escenario actual hay que tener en cuenta cómo evoluciona la inflación. Esta se ha disparado por encima del 4%, sobre todo debido al incremento del precio de la luz y al aumento del coste de las materias primas.

"El Banco Central Europeo (BCE) es optimista, cree que la inflación se va a dominar y sigue hablando del 2%, cuando en España ya estamos por encima del 4%, al igual que en Alemania", expone Pedraza, quien argumenta que este alto nivel de inflación es un motivo más para pensar en el sector inmobiliario como opción de inversión. "La vivienda es un activo que protege a los inversores contra la inflación, ya que cuando la inflación sube también lo hace la vivienda y conserva su valor, además de que da una alta rentabilidad media", indica el economista.

Otro factor importante, explican los expertos, es el crecimiento del precio del metro cuadrado en España. "El metro cuadrado se situó en un promedio de 2.992 euros en el primer semestre, mientras que en 2006 o 2007, estaba en 3.500 euros", comenta Balado. Aún así, añade Pedraza, este crecimiento es menor que el que se está produciendo en otros países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y de Europa, "con tasas de incremento superiores al 13%", mientras que en el mercado español "la vivienda de obra nueva ha subido entre un 4% y un 6% y la de segunda mano, muy por debajo".

Con todo, los expertos advierten de que la situación en España puede cambiar y, tal y como afirma el presidente de la Comisión Financiera del CGE, "esas subidas en los precios de la vivienda se pueden trasladar aquí el próximo año al compás de la recuperación económica".

Normas
Entra en El País para participar