Comercio

Los inquilinos de Aena piden el voto al Congreso para adaptar sus alquileres a la crisis

La asociación Aeoca reclama el apoyo a la enmienda que será debatida este jueves para rebajar la renta mínima garantizada de Aena

Un viajero pasa ante un restaurante cerrado en Madrid-Barajas durante el estado de alarma.
Un viajero pasa ante un restaurante cerrado en Madrid-Barajas durante el estado de alarma.

Alta tensión entre Aena y los inquilinos de los espacios comerciales de sus aeropuertos en la antesala de que se vote este jueves en el Congreso de los Diputados un nuevo marco de rentas mientras dure la crisis sanitaria.

El presidente de la Asociación Española de Operadores Comerciales de Aeropuertos (Aeoca), Manuel Zea, se ha dirigido por carta a cada uno de los disputados explicando la importancia de la reforma para la supervivencia de decenas de empresas. Esta viene inmersa como enmienda en el Proyecto de Ley de Ordenación del Transporte Terrestre, que modificará la ley 16/1987.

La enmienda fue propuesta la semana pasada por el senador canario Fernando Clavijo, considerando abusivos los alquileres de Aena en esta crisis, y votada a favor por el PP y otros grupos hasta alcanzar la mayoría simple. Con ello, pasa para su votación en la Cámara Baja, donde será suficiente de nuevo la mayoría simple para sacarla adelante. El objetivo de esta adición es promover rebajas en la renta mínima garantizada anual (RMGA), aeropuerto por aeropuerto, adaptándolas a las caídas de tráfico respecto a 2019.

El choque entre Aena y sus arrendatarios, entre ellos Dufry, Áreas y SSP, ha supuesto que más de un centenar de demandas se estén dirimiendo en los tribunales. En la mayor parte de los casos, la cautelares han frenado tanto el pago de los alquileres como la ejecución de avales, pero en juego hay más de 800 millones de euros.

Manuel Zea se presenta como presidente del colectivo y socio de una empresa familiar con actividad en las terminales desde hace más de 30 años. En la misiva explica que el 70% de las inquilinas de Aena son pymes, aunque solo representan el 15% del volumen de ingresos del operador público por alquileres. “Solo cinco empresas de las que operan en Aena cotizan en Bolsa, y el resto de operadores somos empresas modestas y en su mayoría de carácter esencialmente familiar”, se puede leer en la carta.

El representante de Aeoca se queja, con este argumento, de la “oposición enconada” que la semana pasada activó el PSOE en el Senado asegurando que Aena estaba en plena batalla judicial con compañías lideradas por grandes fondos de inversión. “Los representantes del PSOE también olvidan mencionar que el 49% de las acciones de Aena están en manos de inversores privados, siendo los dos principales accionistas de AENA (detrás de la SEPI) los fondos de inversión TCI y Black Rock”, explica Zea.

Desde el punto de vista de los comerciantes, son estos fondos “quienes han promovido y convencido al consejo de administración de Aena a seguir la línea dura con los operadores comerciales, en contra de las dos primeras propuestas del Departamento Comercial de Aena, las cuales iban en la línea de adaptar las rentas al flujo de pasajeros”.

La propuesta de ayuda durante la crisis

Una vez desatada la pandemia, y con la consiguiente desaparición del tráfico aéreo, Aena propuso una quita del 100% en la RMGA para los meses del primer estado de alarma, y del 50% hasta septiembre de este 2021. La oferta incluso mejoró lo establecido en el Real Decreto Ley 35/2020 de medidas urgentes de apoyo al sector turístico, la hostelería y el comercio. Pero las cadenas más grandes insistieron en pedir rebajas que igualaran el hundimiento del tráfico aéreo, que fue del 72% en 2020.

Manuel Zea, que se ofrece a explicar el problema personalmente a los diputados, describe un panorama desolador para las pymes ante “procesos judiciales largos y caros” contra Aena, previendo quiebras empresariales por el derrumbe del tráfico aéreo y la obligación a responder a un alquiler mínimo por tiendas y restaurantes que han permanecido cerrados durante meses.

“Desde que empezó la pandemia muchos contratos comerciales han llegado a su fin, y la situación de bloqueo que está provocando Aena no está permitiendo la renovación de los expedientes”, ha trasladado la asociación a los miembros del Congreso. Aeoca también subraya que desde mayo no se están publicando nuevos concursos, lo que obliga a que “muchas tiendas están actualmente cerradas y sin opción a recuperar su actividad”. Con una media “de cinco a siete empleados” por cada establecimiento de 50 a 100 metros cuadrados, “muchos de nuestros empleados ya no tienen centro de trabajo al que volver”.

Para la asociación de operadores comerciales, la aprobación este jueves de la enmienda remitida desde el Senado “no solo adelantaría lo que múltiples sentencias judiciales ya están anticipando y lo que Aena ya ofreció en su día a los operadores, sino que también sería un alivio para la pequeña y mediana empresa y facilitaría la recuperación de puestos de trabajo junto a la generación de ingresos tanto para Aena como para los operadores”.

El resultado en el Congreso es imprevisible tras la posición del PP o de VOX en contra de los intereses de Aena. Además, una proposición no de Ley encabezada por ERC, y aprobada en la Comisión de Hacienda, exigió a Aena en junio una negociación para llegar a acuerdos equilibrados con sus inquilinos.

Rentas acordes con el tráfico

La aprobación de la enmienda impulsada por Fernando Clavijo afectaría a los contratos en vigor el 14 de marzo de 2020. La RMGA entre el 15 de marzo y el 20 de junio de 2020 “quedará suprimida”, dice el texto. Ya desde el 21 de junio se vería reducida en proporción al menor tráfico en el aeropuerto donde esté el local respecto a 2019.

La modificación de los contratos produciría plenos efectos jurídicos incluso donde hay acuerdos sobre la RMAG. Esto decantaría los procesos abiertos ante la justicia de parte de los comerciantes.

Aena viene anotando en sus cuentas, como apunte contable, el 100% de la RMGA de la totalidad de sus inquilinos, independientemente de si aceptaron o no la fórmula de reequilibrio de sus contratos. Al cierre de 2020, la empresa estimó que si todos los operadores comerciales aceptaran su propuesta, las RMGA pendientes de 2020 (635 millones) se quedarían en 180 millones.

Normas
Entra en El País para participar