Energía

La CNMC rebaja un 78% los ingresos por actividad regulada que Red Eléctrica atribuye a su filial de fibra

Reintel recibirá 36 millones al año, 8,1 por transporte de energía; el supervisor quiere garantizar la seguridad del sistema eléctrico

Beatriz Corredor, presidenta de Red Eléctrica, y Cani Fernández, presidenta de la CNMC.
Beatriz Corredor, presidenta de Red Eléctrica, y Cani Fernández, presidenta de la CNMC.

La disputa entre Red Eléctrica y la CNMC a cuenta de la red de fibra óptica del gestor del sistema eléctrico ha finalizado. El supervisor, que ha intervenido justo antes de que se lance el proceso de venta de una participación de hasta el 49% en Reintel, exige a la empresa que preside Beatriz Corredor rebajar los ingresos por actividad regulada que asigna a esa filial en un 77,5%, hasta 8,1 millones. Los restantes 27,9 millones de euros, hasta llegar a los 36 millones que pactó en 2018, se irán a la filial, sí, pero no serán asignados a la actividad de transporte, sino al apartado de actividades no reguladas. El objetivo es que la operación no suponga más retribución para el negocio regulado, cuyo coste asumen los consumidores. Red Eléctrica acata las condiciones sin problema.

Red Eléctrica es propietaria de unos 50.000 kilómetros de fibra óptica en España, desplegados en paralelo al circuito de distribución de energía. Y, para sacar partido de ellos, ha cedido su uso a su filial Reintel, creada en 2008 y 100% de su propiedad. Esta vende los servicios de telecomunicaciones a otras operadoras y obtiene ingresos de la fibra que no es necesaria para prestar el servicio de distribución de energía por parte de Red Eléctrica. Es decir, rentabiliza con terceros la denominada fibra óptica excedentaria.

REE 16,26 -1,19%

El problema para la CNMC es que, en 2018, Red Eléctrica también cedió a Reintel por 20 años el uso y disfrute de la fibra que necesita para operar la red de alta tensión, no solo de la sobrante. De esta última, la CNMC no tiene nada que decir. La empresa que preside Beatriz Corredor está regulada en todo lo que tiene que ver con el sistema eléctrico por el organismo dirigido por Cani Fernández.

Red Eléctrica imputa a su filial unos ingresos anuales por “la utilización de su propia red de fibra óptica” de unos 36 millones, según el expediente del supervisor al que ha tenido acceso CincoDías. Es decir, Reintel cobra a Red Eléctrica por el uso de esa red considerada esencial por la CNMC. Hasta ahora, todo el dinero quedaba en casa, pero la situación cambiará si Red Eléctrica se deshace de una participación en su filial, como es su intención. Ya están fichados para la operación UBS y Barclays.

Así, la CNMC afirma que, “de cara a una potencial venta de una parte del capital de Reintel (…), Red Eléctrica podría tener incentivos a aumentar la cifra de ingresos recurrentes de Reintel, como ha hecho en 2018 [pasaron de 85,1 millones en 2017 a 124,4] para lograr un precio de venta superior”.

Repercusión en los consumidores

El regulador indica que un mayor coste del negocio regulado de la matriz podría desembocar en que Red Eléctrica reclame una mayor retribución de la actividad de transporte, “que satisfacen los consumidores de energía eléctrica a través de los peajes de acceso”.

Al final, la CNMC permitirá que Red Eléctrica ingrese en su filial los 36 millones anuales pactados, pero obliga a que la firma separe los que se derivan de la actividad regulada –los de la fibra necesaria para operar la red de alta tensión– del resto. Esto abre la puerta a un impacto en la tasación de Reintel, que también deberá incluir la distinción en sus cuentas, según fuentes financieras. Su valoración total preliminar era de 1.200 millones. Macquarie y Brookfield estaban interesados.

La CNMC señala que “del importe anual que soporta REE asociado al contrato de cesión de Reintel a Red Eléctrica solo podrán imputarse a la actividad de transporte costes por valor estimado de 8,1 millones”. Esta última cifra, que sí permite atribuir por el negocio regulado, es la que la CNMC calcula que se ahorra Red Eléctrica por no tener que gestionar la red de fibra que sí necesita en costes de personal (unos 3,7 millones al año), así como otros 4,4 millones anuales que recibe de Reintel por cederle el uso de esa red.

El supervisor obliga además a introducir cláusulas en la relación de Red Eléctrica y Reintel para “eliminar (...) un riesgo en el uso de la fibra óptica necesaria para operar la red de transporte y la prioridad del servicio eléctrico”.

Continúan los trabajos para lanzar la venta

  • La posición de Red Eléctrica. “Seguimos trabajando en el proceso para una posible venta de una parte minoritaria de Reintel que lanzaremos en el momento que estratégicamente la compañía considere más oportuno”, señalan.
  • Sin problemas. La empresa señala que “la resolución de la CNMC se refiere a la parte de la red de fibra óptica que se emplea para la operación del sistema eléctrico y refuerza las condiciones de uso para garantizar la dedicación en exclusiva de esa parte de la red al servicio eléctrico, lo cual es coincidente con la prioridad del Grupo Red Eléctrica, que es garantizar la seguridad del sistema". "Por tanto, reforzaremos las cláusulas contractuales como indica la CNMC sin ningún problema", afirma. “La resolución por lo tanto se aplica solo sobre la parte regulada del Grupo Red Eléctrica”, añade.
Normas
Entra en El País para participar