Raúl Palomo: “Nuestro hotel es único, incluso el olor”

Está al frente de la última apertura hotelera de Madrid y asegura que ya se observa cierta animación turística

Raúl Palomo, director del Hard Rock Hotel Madrid.
Raúl Palomo, director del Hard Rock Hotel Madrid.

Cuenta con más de 30 años de experiencia en el sector de alojamiento y restauración. Raúl Palomo (Madrid, 1966) ha trabajado en diferentes cadenas hoteleras y países, siendo un especialista en aperturas en todo el mundo. De hecho, lleva a gala ser el primer español en dirigir la apertura de hoteles en China, Rumanía y Hungría, además de haber participado en el lanzamiento de diferentes marcas en Alemania y Latinoamérica. Después de su paso por el hotel Nobu de Ibiza, llega a Madrid para dirigir el desembarco del hotel Hard Rock, propiedad del fondo ASG, y el tercero que gestiona la citada cadena estadounidense en España, donde cuenta con dos hoteles en Ibiza y Tenerife.

La entrevista se realizó el pasado jueves, el mismo día de la inauguración, en una de las cuatro suites –con terraza y vistas al Museo Reina Sofía–, del hotel, que cuenta en total con 161 habitaciones, un jardín con piscina y una azotea, con una vistas de 360 grados de la ciudad. Después de la conversación, ejerce como anfitrión enseñando todos los detalles del hotel, que tiene como eje central la música, y se refleja hasta en la serigrafía de las colchas, repletas de guitarras, o de las almohadas. Cuenta con unas 70 piezas de diferentes artistas, entre las que destacan las guitarras de Antonio Vega y de Pau Donés, las botas de Lady Gaga o un vestido de Rihanna.

Abren el hotel cuando todavía no se ha recuperado el turismo.

Se está empezando a recuperar, va poco a poco. Hay una gran diferencia ahora en relación con hace dos meses y son las ganas que tiene la gente de moverse. Acabamos de abrir y el primer día ya tenemos 60 reservas. La recuperación va lenta, pero no está mal dado que ahora mismo no es temporada alta en Madrid. En septiembre se animará más. Nosotros trabajamos con el cliente internacional, pero queremos que este sea un hotel para los madrileños y para los españoles. Y además tenemos una ventaja, Hard Rock no tiene clientes, tiene fans, y no tenemos equipo, tenemos banda. Además, hemos aplicado un plan que llamamos safe and sound, centrado en un programa de seguridad y de higienización.

Una nueva apertura en Madrid, ¿qué aporta un hotel como este?

Madrid va mucho con la filosofía de la marca, nos gusta disfrutar de espacios externos. Además, la ciudad se está posicionando entre los primeros puestos de Europa, y tiene mucho que ofrecer. Hace 16 años íbamos a abrir aquí, pero se frustró, y ahora llega en un momento oportuno, en el que están llegando otras marcas a la ciudad. Es una apuesta importante, y creemos que podemos aportar algo diferente a la oferta hotelera de la ciudad. Somos una marca urbana, estamos ubicados en una zona que está cambiando, que se está regenerando, y que da juego porque conviven con diferentes culturas. Estamos al lado de la estación de Atocha y cerca de los museos. La apertura también obedece a un cambio en la estrategia de la marca, que apuesta más por los hoteles que por los cafés. En estos momentos, Hard Rock tiene 32 hoteles, y tiene previsto abrir este otoño uno en Budapest y otro en Nueva York en 2022.

¿Qué perfil de cliente tienen?

Es una marca con fans, y es para todas las generaciones. Una parte muy importante es el merchandising de la marca. Tenemos verdaderos coleccionistas de nuestros pins. En cada apertura se crea, dentro de unos estándares, el propio merchandising, Tenemos fans de nuestros pins en todo el mundo. La primera ronda de la apertura del hotel la tengo vendida. La música es nuestro ADN.

¿Y no molesta a los clientes?

Tenemos diferentes volúmenes en las diferentes zonas, y lo que sí tenemos son las habitaciones perfectamente aisladas de todo ruido. Incluso en la terraza tenemos música, que permite que se pueda hablar. Nuestro hotel es experiencial desde que se entra. Incluso el olor del hotel es propio, es exclusivo nuestro, con una fórmula secreta. Es un aroma que te lleva a la esencia de Florida, de donde procede la marca.

¿A los empleados les ha de gustar la música?

Les gusta la cultura, son nuestros clientes internos, forman parte de la banda. La mayoría es gente que quiere trabajar con la marca, son fans. Incluso yo, que soy musiquero, de pequeño tocaba el piano y la guitarra, he encontrado mi sitio.

¿Siempre quiso dedicarse a la hotelería?

Llevo 32 años. Empecé en Paradores como recepcionista. Y creo que es muy importante pasar por todos los puestos dentro de un hotel. Yo con el equipo lo hago, pongo a gente de recepción a trabajar en la limpieza de las habitaciones, o en otros puestos, para que todos entiendan en qué consiste el trabajo de otros. Es la única manera de entender la presión del cliente y las necesidades que tiene cada departamento. Esto es un proyecto en común.

Normas
Entra en El País para participar