Banca de inversión

Ahorro Corporación ganará dinero este año tras cerrar su área de intermediación

La firma afronta una nueva etapa después de seis años consecutivo de pérdidas

Antonio Fernández, presidente de Ahorro Corporación.
Antonio Fernández, presidente de Ahorro Corporación.

Después de seis años consecutivos de pérdidas, Ahorro Corporación, tras una oleada de ajustes de plantilla desde 2012 y con Antonio Fernández como presidente, un histórico de la casa con 24 años allí en la etapa en que la firma estaba controlada por las cajas de ahorros, se reinventa. El directivo llegó a liderarla hasta finales de 2014 y, en esta nueva vida, tras cerrar todos los negocios de intermediación, se centrará en el asesoramiento de operaciones y en su club de inversiones para grandes patrimonios. Este ejercicio volverá a ganar dinero, según su presidente.

 Con unas 20 personas en nómina y después de cerrar todos los departamentos de brokerage, tanto en Bolsa como en renta fija, la compañía se centrará en los negocios de grandes márgenes, como el asesoramiento en fusiones y adquisiciones (M&A), en financiación y reestructuraciones, y en el club de inversores, que ofrece apuestas singulares a una quincena de grandes patrimonios españoles.

El presidente de Ahorro Corporación explica que “el negocio de intermediación ha dejado de ser rentable”. “Nuestro margen era del 0,05% o del 0,06%, y solo el impuesto a las transacciones financieras [la conocida como tasa Tobin] es un 0,2% en las compras”, señala Antonio Fernández, que ha puesto el punto final a esta histórica área en los años en que Ahorro Corporación era un gigante con más de 500 personas, antes de que comenzará su racha de ajustes.

En la rama que ahora ha desaparecido, la firma llegó a ser la referencia en el mercado de deuda pública, con una cuota de alrededor del 40% de la que se negociaba en AIAF, el mercado de renta fija de BME. Ya sin actividad de intermediación, solicitó su baja del registro de sociedades de valores de la CNMV, publicada en el BOE la semana pasada. “Nos hemos quitado todos los gastos relacionados con el back office, la administración o el cumplimiento normativo”, resume Antonio Fernández. Las nuevas actividades no requieren de una licencia del supervisor de los mercados.

El futuro

El porvenir de Ahorro Corporación está despejado por el momento, según su máximo ejecutivo. Las operaciones que ha asesorado este año y el ajuste de plantilla que ejecutó a finales del año pasado permitirán finalizar el presente ejercicio con ganancias. Los últimos datos públicos, correspondientes al primer trimestre, revelan unos números rojos de cerca de 700.000 euros, según la CNMV, que dejará de dar a conocer las cuentas una vez que se ha consumado la salida de la compañía de su área de vigilancia.

Entre las últimas operaciones que ha pilotado Ahorro Corporación y que le permitirán volver a los beneficios por primera vez desde 2014 está la inyección de un préstamo de 300 millones de euros a Forestalia por el fondo soberano de Singapur, GIC. Ahorro Corporación actuó como asesor de la operación, estructurador y conseguidor del inversor. Además, muchas otras transacciones de menor tamaño permitirán a la firma abandonar las pérdidas este ejercicio.

El equipo directivo que acompaña a Antonio Fernández está formado por Javier Barrenechea, que lidera el área de financiación y reestructuraciones; Antonio Pinilla, que se encarga del segmento de M&A, y Borja Fernández Espejel, que dirige el club de inversores.

El club de inversores, lanzado a inicios del año pasado, asesora básicamente a family offices, a los que propone apuestas diversas, como entrar en un activo inmobiliario, en un grupo hotelero o adquirir una empresa no cotizada. Las inversiones no se canalizan a través de un único vehículo, sino que se crean diferentes sociedades para cada proyecto. Así los miembros tienen total libertad para participar o no.

Reestructuración de los accionistas

  • Cambios. El accionista mayoritario de la actual Ahorro Corporación es Atitlán, la firma de inversión capitaneada por Roberto Centeno, yerno del presidente de Mercadona, Juan Roig. Pero Antonio Fernández anticipa que habrá movimientos en el futuro inmediato. Gonzalo Chocano, que fue consejero delegado de Ahorro Corporación, controlaba alrededor de un 25% en febrero del año pasado. Entonces, la familia portuguesa Amorim, que entró en principio con casi un 10% del capital, como publicó CincoDías el 23 de septiembre de 2019, llegó a alcanzar el 12,5%.
  • La compra. La firma británica Storm­Harbour, que todavía dirige en España Gonzalo Chocano, fue la que adquirió Ahorro Corporación a las cajas de ahorros en 2017 junto a Atitlán.
Normas
Entra en El País para participar