Operaciones

Ahorro Corporación lanza un club de inversión para los empresarios del Ibex

Quiere atraer ‘family offices’ de grandes fortunas ligadas a compañías; propondrá operaciones exclusivas a cambio de una cuota

Antonio Fernández, presidente de Ahorro Corporación, y Gonzalo Chocano, consejero delegado de la firma.
Antonio Fernández, presidente de Ahorro Corporación, y Gonzalo Chocano, consejero delegado de la firma.

Ahorro Corporación sigue con su reconversión. La misión es dar un giro a su modelo de negocio, basado ahora en operaciones de intermediación en los mercados, hacia el de una boutique de banca de inversión que mire de tú a tú, por ejemplo, a Alantra, JB Capital o Arcano. Uno de los planes para potenciar el área de asesoramiento es la creación de un club de inversores. Pero no de particulares, sino de postín. Eso sí, tendrán que pagar una cuota.

 La misión es que estén en él las grandes fortunas del país ligadas a empresas cotizadas. Su número de miembros oscilará entre los 10 y 14, que tendrán acceso exclusivo a operaciones en las que la sociedad de valores, en proceso de convertirse en banco, sea el promotor, según explican fuentes financieras. Ya sean operaciones de deuda, de inversión en proyectos de energías renovables o de inmuebles. La variedad será máxima.

El funcionamiento será similar al de un fondo de capital riesgo, pero sin sus restricciones. De esta forma, cada inversor decidirá en qué invertir y cuánto dinero, sin ceñirse a lo que decidan los gestores de un vehículo de private equity. Así, Ahorro Corporación creará un vehículo para cada proyecto y que los socios optarán por su participación en él.

La cúpula de Ahorro Corporación ya se ha reunido con decenas de family offices y la respuesta ha sido positiva, de manera que el lanzamiento se concretará en los próximos meses.

Tanto el presidente de Ahorro Corporación, Antonio Fernández –que estuvo 25 años en la firma cuando estaba participada por las cajas de ahorros y llegó a liderarla como director general hasta finales de 2014– como su consejero delegado, Gonzalo Chocano –socio y managing director de la firma británica especializada en el sector financiero StormHarbour–están cambiando el modelo de negocio. Han fichado banqueros sénior, como Pedro Flames, procedente de Credit Suisse, y Juan Lladó, antes en Santander. Este es el segemento que irá creciendo, previsiblemente a costa del de intermediación. Cierto es que este negocio, pese a todo, continúa siendo uno de los grandes sustentos de la cuenta de resultados de la firma. Entre enero y septiembre, su cuota de mercado en renta variable alcanzó el 2,19%, según la CNMV, uno de los porcentajes más elevados entre las firmas independientes. Mientras, en deuda pública negociada en AIAF, el mercado de renta fija de BME, acapara el 36% del total del volumen.

Entre las últimas operaciones corporativas en las que ha participado Ahorro Corporación están la compra de una participación de control por parte del fondo de capital riesgo Magnum, liderado por Ángel Corcóstegui, o la adquisición de la financiera 321 Crédito por el banco luso CTT. También ha participado en varias adquisiciones de Atitlán, uno de sus accionistas.

Equipo en creación

El club de family offices contará con un equipo inicial de cinco personas, que se responsabilizarán del contacto con los socios y las presentaciones de los proyectos. Por descontado, la nueva área dispondrá del apoyo del equipo de banca de inversión de la firma.

Con todo, la plantilla en términos globales de Ahorro Corporación ha ido reduciéndose con los nuevos dueños. A inicios de 2017 contaba con más de 150 personas y ahora tiene menos de 100 –a finales de 2012 su fuerza laboral era de más de 400 empleados–, y en 2018 se mudó del emblemático edificio en el paseo de la Castellana de Madrid, con unos 6.500 metros cuadrados, a otro de 2.500 en una zona de oficinas más económica en Madrid. El cuarto expediente de regulación de empleo (ERE) de Ahorro Corporación en los últimos cinco años se cerró a finales de 2018, ejercicio en que concluyó con una fuerza de trabajo de 68 personas, según las cuentas anuales de ese ejercicio depositadas en la CNMV.

Los Amorim ya controlan el 12,5%

Accionistas. StormHarbour fue el comprador original de Ahorro Corporación en 2017, pero ahora mismo ya no está en su capital, según fuentes financieras. Sí mantiene un acuerdo estratégico con la entidad, que incluye distribución y estructuración de productos. StormHarbour cuenta con oficinas en Londres, Nueva York, Hong Kong, Tokio, Lisboa, Nicosia, Houston, Los Ángeles y Dubái. La familia portuguesa Amorim, que entró en principio con casi un 10% del capital, como publicó CincoDías el 23 de septiembre, ha alcanzado el 12,5%. Su propósito es expandir el negocio de la boutique de inversión en Portugal de la mano de la familia lusa. El resto se reparte entre Atitlán, la firma de inversión capitaneada por Roberto Centeno, yerno del presidente de Mercadona, Juan Roig, con más de un 49%, el consejero delegado, Gonzalo Chocano (25%), y su presidente, Antonio Fernández, con un 12,5%.

Normas