El presidente del grupo Volkswagen cede la presidencia del consejo de Seat a Thomas Schmall

Dirigirá la transformación de la empresa y sus marcas hacia la movilidad eléctrica junto a Wayne Griffiths

De izquierda a derecha: Thomas Schmall, Herbert Diess y Wayne Griffiths.
De izquierda a derecha: Thomas Schmall, Herbert Diess y Wayne Griffiths.

Thomas Schmall, responsable de Tecnología del Comité Ejecutivo del Grupo Volkswagen y consejero delegado de Volkswagen Group Components, ha sido nombrado nuevo presidente del Consejo de Administración de Seat.

Schmall sustituye a Herbert Diess, presidente del grupo Volkswagen, y junto a Wayne Griffiths, presidente ejecutivo de la firma española, dirigirá la transformación de la empresa y sus marcas hacia la movilidad eléctrica.

"El corazón de Seat y Cupra y la mayoría de sus equipos están ubicados en España, un mercado que se está posicionando como ningún otro a favor de la movilidad eléctrica. Tengo muchas ganas de trabajar estrechamente con Wayne Griffiths y su equipo para que Seat y Cupra marquen el rumbo del futuro", ha señalado el directivo en un comunicado.

Por su parte, el presidente del comité de empresa y secretario general de UGT de Seat, Matías Carnero, se convirtió en abril en el primer sindicalista y español de la automovilística en formar parte del consejo de supervisión del consorcio alemán.

Seat lidera un plan en España que aspira a la creación de un ecosistema de vehículos eléctricos, estimulando la demanda y desarrollando infraestructuras públicas de recarga. Además, el siguiente paso sería la localización de la cadena de valor del vehículo eléctrico, empezando por una fábrica de baterías, para lo que demanda fondos del plan Next Generation UE.

La enseña de Martorell (Barcelona) ha creado un consorcio público-privado junto con el Gobierno y otras empresas para hacerlo posible. Está abierto a otros socios, pero por ahora forman parte del proyecto Aeorum, Grupo Antolín, Asti Mobile Robotics, CaixaBank, Delta Vigo, Ficosa, Fisas Navarro, Gestamp, Iberdrola, Lithium Iberia, Mind Caps, Sayer Technologies, Seat, Sesé y Telefónica.

Si el proyecto se materializa, España recibiría 30 millones de euros adicionales al PIB y se crearían hasta 500.000 puestos de trabajo. En este contexto, Seat tiene la ambición de producir más de 500.000 coches eléctricos urbanos en la factoría catalana [para varias marcas del grupo Volkswagen] con el fin de liderar la electrificación de la industria de la automoción española.

No obstante, el propio Griffiths ya señaló que la prioridad actual de la compañía es vender coches eléctricos en España y no fabricarlos. “Si no se venden coches eléctricos en España, no hace falta fabricarlos y no hace falta tampoco una fábrica de baterías”, dijo a finales de mayo durante un encuentro online con periodistas tras el lanzamiento del nuevo modelo Cupra Born.

El directivo británico insistió así en que para que el grupo Volkswagen se decante por España para instalar una fábrica de baterías en el sur de Europa, hacen falta acelerar las ayudas a la compra de este tipo de vehículos. En la actualidad, está vigente el Moves III, dotado con 400 millones [ampliables a 800] y que se prolongará hasta 2023, con incentivos que pueden alcanzar los 8.000 euros teniendo en cuenta el descuento adicional de las marcas.

Normas
Entra en El País para participar