Sánchez asegura que Bruselas no impondrá la reforma laboral ni la de las pensiones

El presidente del Gobierno dice que buscará el mayor consenso posible para que los cambios perduren en el tiempo

Sanchez reforma laboral
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, abre un ciclo de diez encuentros sobre los fondos europeos que organizan la agencia EFE y la multinacional KPMG, en Madrid (España).

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado hoy que la treintena de reformas ligadas a los fondos europeos de recuperación, entre las que están la reforma laboral y de las pensiones, "no serán impuestas" por la Comisión Europea sino que se buscará que cuenten con el "mayor consenso posible" para que perduren en el tiempo, y ha vinclado el "éxito" de los fondos
europeos a la colaboración público-privada.

Así lo ha señalado durante la inauguración de un ciclo de encuentros sobre los fondos europeos para la Recuperación, organizados por la agencia EFE y KPMG, con una Plan de Reformas que incorpora unas 170 reformas estructurales "en todos los ámbitos", entre los que se incluyen la reforma de las pensiones, del mercado de trabajo, de la educación o la transición ecológica.

Sánchez ha asegurado que en el diálogo "casi diario" del Gobierno con la Comisión Europea ésta les traslada que las reformas no sean impuestas, sino que tengan una "prolongación en el tiempo" y cuente con el "mayor consenso posible", algo que el Ejecutivo pretende impulsar y que él mismo
ve "fundamental".

En este sentido, ha afirmado que hay "consenso" en el Congreso y en el diálogo social con una "mayoría amplia" para acometer modificaciones del actual marco laboral y dejar atrás la reforma de la pensiones de 2013 que "no contó con el acuerdo social ni la mayoría parlamentaria" y llevó al PP a suspender la aplicación del índice de revalorización.

También ha anticipado que los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) "han venido para quedarse" al ser una reforma estructural que es "alternativa al despido", si bien ha apuntado que hay que definir los instrumentos de financiación por parte de las empresas, el sector
público y los trabajadores, asi como la formación para que los trabajadores bajo ese mecanismo se puedan recualificar y garantizar su empleabilidad.

A su vez, ha dicho que hay que "institucionalizar y reforzar" la negociación colectiva y por el "equlibrio" en la negociación entre trabajadores y empresarios, algo sobre lo que cree que las diferencias "no son tan amplias", sino que ha un "Territorio de consenso muy amplio".

Respecto a la reforma de las pensiones, tras recordar que el ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha descartado que se vaya a elevar a 35 años la vida laboral para calcular las pensiones, ha indicado que se busca garantizar una jubilacion "digna" a las generacione futuras
mediante el "mayor consenso posible", en línea con el Pacto de Toledo.

Ha citado compromisos extraídos de este órgano garantizar el poder adquisitivo de los pensionistas, equiparar la jubilación real con la efectiva, mejorar la contributividad eliminando gastos impropios del sistema de la Seguridad Social, la cotización de los autónomos por sus ingresos reales o los permisos de paternidad y maternidad.

"Escrivá está trabajando en esa dirección con bastante solvencia y empatía", ha añadido Sánchez, quien cree que hay "margen" y se tienen las "cosas claras" sobre "las teclas a tocar" para garantizar la sostenibilidad de las pensiones.

Al tiempo, ha avanzado que los PERTE (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica) buscarán resolver "fallos de mercado" ante la infrafinanciación privada en ámbitos como las baterías para vehículos eléctricos, los microchips o la tecnología 5G.

Normas
Entra en El País para participar