Mendivil y Hunolt: “Los alternativos son más rentables y menos volátiles”

Arcano Partners lanzará un fondo de capital riesgo para clientes minoristas

Emilio Hunolt y Manuel Mendivil, socios de Arcano Partners.
Emilio Hunolt y Manuel Mendivil, socios de Arcano Partners.

Las inversiones alternativas a la Bolsa y los bonos están de moda. Y el principal gestor en este tipo de estrategias, en España, es Arcano Partners, con cerca de 6.000 millones de euros gestionados y asesorados en fondos de capital riesgo, infraestructuras, inmobiliario, deuda privada...

Con los tipos de interés en mínimos históricos, los inversores más sofisticados llevan ya varios años aumentando su exposición a activos que sean una alternativa a los bonos, tanto para conseguir rentas como para descorrelacionarse de los mercados y reducir los riesgos de la inversión directa en renta variable.

Manuel Mendivil (Madrid, 1967) es socio de Arcano Partners y co-consejero delegado para el área de gestión de activos y carteras de fondos. Emilio Hunolt (San Sebastián, 1975) es socio y responsable de inversión para las estrategias de crédito oportunista.

2020 ha sido un año muy accidentado para la Bolsa y los bonos, ¿también para los activos alternativos?

Manuel Mendivil (M. M.). En la parte más líquida, la referida a crédito corporativo, también hubo importantes correcciones. Los índices de bonos da alta rentabilidad [high yield, en la jerga] y los índices de préstamos registraron caídas de casi el 20%. Nuestros vehículos lo hicieron mejor que el mercado, con una caída solo del 11%. Después, la recuperación desde mínimos ha sido muy fuerte. En nuestro caso, tenemos estos tres fondos en positivo.

¿Son fondos que utilizan coberturas o apalancamiento?

M. M. No, no son fondos de cobertura (hedge funds). No tienen apalancamiento ni posiciones cortas. 

¿Cómo fue la gestión?

M. M. Cuando se inició la pandemia, nos posicionamos en sectores que se iban a ver menos afectados por las restricciones y el parón económico. Luego, en mayo, ya anticipamos que no se iba a ver el nivel de quiebras y fallidos de 2008, así que, cuando se fueron poniendo en marcha los grandes paquetes de estímulos fiscales y monetarios, fuimos volviendo a los sectores más castigados. Nos ha ido muy bien con rotación de sectores y apostando por los líderes de cada gestor.

¿Se asumen muchos riesgos al invertir en crédito corporativo?

M. M. Nuestros fondos han conseguido terminar todos los años en positivo, lo que no pueden decir la mayoría de los gestores, especialmente los de Bolsa. Además, el nivel de volatilidad siempre está bastante controlado. Incluso el año 2018, en el que todas las categorías de activos tuvieron pérdidas, nosotros logramos dar algo de rentabilidad.

¿Cómo han funcionado los fondos más ilíquidos?

Emilio Hunolt (E. H.).  Cuando me incorporé a Arcano en 2017 levantamos capital flexible, multiestrategia, que nos permite invertir tanto en mercados abiertos, cotizados, como en activos privados. Y tanto en bonos como en activos estructurados. Ahora tenemos un fondo de crédito estructurado y otro de crédito oportunista. Cuando se produjo la dislocación de 2020 estábamos plenamente invertidos, así que no pudimos aprovecharla. Fue un dislocación muy rápida, que tumbó a las compañías malas. Las buenas han seguido teniendo acceso a mercado y también a fondos públicos.

 Desde marzo no han podido invertir....

E. H. En septiembre ya nos entraron algunas refinanciaciones y pudimos empezar a invertir. Por ejemplo, en empresas de conteiners marítimos. Era un sector muy, muy castigado, y muy fragmentado, pero se ha podido ir recuperando. Al final, el dinero que la gente no se ha gastado en viajes, se lo ha gastado en Amazon. La inversión se ha revalorizado un 15% en dos meses.

¿Qué tipo de estrategias alternativas están funcionado mejor?

M. M. La inversión en capital riesgo [private equity] ha funcionado muy bien. Arcano ha lanzado ya 14 fondos, desde 2005. Las rentabilidades anualizados están entre el 12% y el 15%. Este nivel de rentabilidad es muy difícil de conseguir en Bolsa. Es cierto que se renuncia a la liquidez, porque no se puede vender la participación en el fondo en cualquier momento, pero merece la pena.

¿Se está logrando que este tipo de activos ilíquidos llegue a un público más amplio?

M. M. La democratización en el acceso de activos alternativos se está acelerando en los últimos años. Es evidente que en los últimos 20 años, las rentabilidades del private equity ha sido mejor que la de la Bolsa, y con menor volatilidad. Poco a poco se está popularizando el European Long Term Investemnt Fund (ELTIF), que rebaja el importe mínimo de inversión que tienen los activos alternativos, de 125.000 euros a solo 10.000 euros. Es probable que pronto lancemos un vehículo de este tipo.

Los bajos tipos de interés... ¿no acabarán por estrechar también el margen de rentabilidad de la deuda corporativa?

H. N. Hay empresas que, a pesar de toda la liquidez que hay en el mercado, no tienen acceso al capital. Vamos a lanzar un fondo para situaciones especiales que creemos que puede ayudar a aportar muchas soluciones, como créditos puentes. Además, creemos que los bancos, empujados por una regulación cada vez más exigente, van a querer vender algunos préstamos, y vamos a aprovechar para comprarlos a tipos muy bajos.

¿El BCE no está empujando de una forma muy artificial a los inversores a asumir más riesgos de los que querrían?

M. M. El mundo de la inversión está evolucionando. Hay que tener en cuenta que invertir en un fondo inmobiliario no tiene por qué asumir más riesgo que hacerlo en Bolsa española. En los últimos 15 años, el Ibex apenas ha ganado dinero y el EuroStoxx 50 solo un 4%. En cambio, los fondos que invierten en bonos high yield han hecho un 6% anual. Se puede invertir en activos alternativos, asumiendo menos riesgos y logrando más rentabilidad.

¿Cuáles son las consecuencias del paquete de apoyo sobre las curvas de tipos de interés?

M. M. La estrategia del BCE y la Fed es rebajar la ingente cantidad de deuda es inflactar la economía. Así la recaudación impositiva iría reduciendo el stock de deuda una vez que esté deflactado. Ya se ha hecho otras veces en la historia. Esto tiene una implicación muy grande para los bonos, soberanos y corporativos de alta calidad. Es evidente que invirtiendo solo en renta fija vas a perder dinero sí o sí. Las curvas de tipos de interés reales son negativos para los próximos 20 años.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar