Kristine Braden: “Citi trabaja en un escenario de Brexit sin acuerdo definitivo”

La ejecutiva avanza que incorporarán unas 200 personas en la UE, de Reino Unido y de contrataciones, destaca que España es clave para el banco y prevé más fusiones financieras, además de la de CaixaBank-Bankia y la posible de Unicaja-Liberbank

Kristine Braden, jefa de Citi en Europa y consejera delegada de su bróker con sede en Alemania.
Kristine Braden, jefa de Citi en Europa y consejera delegada de su bróker con sede en Alemania.

Una mujer en la cúpula de un banco de inversión es todavía una rareza. Kristine Braden, managing director de Citi en Europa y CEO del bróker con sede en Alemania de la firma, es una de las pioneras que allana el camino a las que llegarán. Con una carrera de más de 22 años en la entidad y tras haber pasado por cargos de máxima responsabilidad en Suiza, República Dominicana, Hong Kong, Filipinas y Egipto, entre otros países, su última misión fue la de ser la jefa de gabinete del consejero delegado de Citi a nivel planetario, Mike Corbat. “Estoy sumamente orgullosa de la cultura de diversidad e inclusión que impulsa Citi”, sentencia. Instalada en Fráncfort justo cuando estalló el Covid-19 y tras realizar un trabajo ingente allí, responde a las preguntas de CincoDías a través de un cuestionario.

Pilota el bróker que da servicio a la Unión Europea tras prescindir, debido el Brexit, del que tenía sede en Londres. ¿Cómo será la ruptura final con Reino Unido?

Quiero albergar la esperanza de que un acuerdo aún es posible. Pero, dado que la situación sigue siendo incierta, Citi ha basado su planificación en un escenario en el cual Reino Unido salga de la Unión Europea sin un acuerdo definitivo ni un periodo de transición.

¿Qué consecuencias tendría un Brexit a las bravas?

Londres seguirá siendo un centro financiero clave, independientemente del resultado final, porque Reino Unido es un centro de negocios importante por derecho propio, además de servir al resto del mundo. Pero sin duda veremos una reconfiguración de los flujos comerciales y de la inversión directa extranjera, tanto hacia Reino Unido como hacia la UE. Nosotros miramos más allá del Brexit, hacia las posibles oportunidades que esta situación va a representar para nuestros clientes en ambas jurisdicciones. Desde una perspectiva cultural y geográfica, tenemos profundas raíces en Europa. Por ejemplo, en España, Bélgica e Italia operamos desde hace más de 100 años.

¿Habrá más movimientos de negocios desde Reino Unido hacia la Europa continental?

Tenemos ya una presencia relevante en el continente, con alrededor de 14.000 empleados que brindan servicio a nuestros clientes en Europa. Hemos planificado agregar más de 200 puestos nuevos en varios mercados clave, en una combinación de traslados de personal e incorporación de empleados nuevos.

Las fusiones bancarias transfronterizas dependerán fundamentalmente de los marcos regulatorios

¿Cuál será la estructura de Citi en la UE una vez consumada la salida de Reino Unido?

Después del Brexit, operaremos fundamentalmente desde dos vehículos: nuestro banco, Citibank Europe, cuyas oficinas centrales se encuentran en Dublín, y nuestra empresa de inversiones o bróker, Citigroup Global Markets Europe, con oficinas centrales en Fráncfort. Nuestro personal está formado por unas 14.000 personas en 23 países, incluidos Noruega y Suiza. También hemos ampliado nuestra presencia en capitales de importancia clave como Madrid, París, Dublín, Luxemburgo, Milán y Ámsterdam, de manera que estamos bien posicionados para brindar servicio a nuestros clientes. Estábamos preparados el pasado mes de marzo y estamos totalmente preparados para el 1 de enero.

¿Ha surgido algún problema con la creación del banco en Irlanda y el traslado del bróker a Alemania?

Afortunadamente, no. Establecimos las oficinas centrales de nuestro banco europeo en Dublín antes de que se realizara el referéndum sobre el Brexit, y está integrado perfectamente en nuestra red europea de 23 países. Nuestra empresa de inversiones en Fráncfort se encuentra totalmente operativa y nos preparamos para estar bajo la supervisión del Banco Central Europeo en el futuro. Ya hemos realizado operaciones para nuestros clientes y esperamos que los flujos se incrementen sustancialmente en los períodos previo y posterior al 1 de enero de 2021.

A partir de esa fecha clave, ¿cuáles serán los planes de crecimiento en Europa?

Considero que las mayores oportunidades de crecimiento están en nuestros negocios de banca de inversión y corporativa, y de mercados de capitales, y en nuestras soluciones de comercio exterior y tesorería. En ambos casos brindan servicios a las principales empresas e instituciones financieras. La banca privada y la banca comercial también tienen oportunidades únicas para hacer crecer su penetración y cuota de mercado en la región. Después de un 2020 muy sólido para los mercados, esperamos que los volúmenes se normalicen en 2021; no obstante, en general, seguimos invirtiendo para potenciar nuestras capacidades.

Hemos ampliado nuestra presencia en Madrid, París, Dublín, Luxemburgo, Milán y Ámsterdam

¿Habrá más cambios en España, además de la transferencia de su núcleo de banca privada del sur de Europa a Madrid, como publicó CincoDías el pasado 16 de marzo?

España es un mercado importante para nosotros en Europa. Somos uno de los bancos líderes en banca de inversión y corporativa, mercados de capitales, banca privada y banca transaccional para grandes empresas españolas y multinacionales, así como uno de los bancos principales en ayudar a levantar financiación para el país.

¿Cómo se ha enfrentado el banco al Covid-19 ante sus empleados y sus clientes?

Estoy sumamente impresionada por la resiliencia de todo nuestro personal, no solo en Europa, sino también en todo el mundo. Desde el inicio de la pandemia, más de 200.000 empleados adoptaron la modalidad de teletrabajo, y eso implicó un enorme esfuerzo para los equipos de operaciones y tecnología. Nuestra prioridad ha estado y seguirá estando en la salud y seguridad de nuestros empleados. También nos centramos en nuestros clientes y los ayudamos, tanto en sus necesidades de liquidez inmediatas como en asesorarlos en sus decisiones corporativas estratégicas de largo plazo.

¿Cuál ha sido el papel de Citi en los mercados durante la pandemia?

En marzo, volvimos a abrir el mercado de bonos corporativos europeos, con una oferta para empresas europeas, Engie y Unilever. ¡Nuestro jefe de mercados de capitales de deuda corporativa realizó esa transacción desde la mesa de su cocina! Otra operación icónica, en este caso en España, fue el asesoramiento de Telefónica en su operación en Reino Unido, que ha sido la mayor operación del año, y que se cerró con éxito en el momento más álgido de la pandemia. Tuvimos también una intensa actividad en el sector de préstamos sindicados para clientes europeos, participando en 13 de los 14 préstamos firmados en Europa, Oriente Próximo y África en el primer trimestre.

En España, tenemos la primera gran fusión bancaria con Bankia-CaixaBank, a falta de aprobarse en junta. Y tras la ruptura entre BBVA y Sabadell, las negociaciones entre Unicaja y Liberbank están en curso. ¿Habrá más operaciones de este tipo en Europa?

Las dificultades cada vez mayores a las que nos enfrentamos —como el Covid-19—, los requisitos regulatorios más exigentes y la presión por mantener la eficiencia en los costes y la rentabilidad son condiciones que están precipitando la consolidación en la industria. Nuestra perspectiva es que se producirá un aumento en la consolidación a nivel nacional, pero los procesos de consolidación transfronterizas dependerán fundamentalmente de los marcos regulatorios.

Normas
Entra en El País para participar