Colonial firma una línea de crédito sostenible por 1.000 millones

Esta nueva línea de crédito permite sustituir las anteriores, que sumaban 875 millones, y prolonga los vencimientos hasta 2025 y 2027

Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial y Juan José Brugera, presidente de la inmobiliaria, en una imagen de archivo.
Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial y Juan José Brugera, presidente de la inmobiliaria, en una imagen de archivo.

Colonial ha reforzado su posición de liquidez. La socimi ha firmado hoy una línea de crédito por 1.000 millones de euros a través de un pool bancario en el que CaixaBank ha actuado como banco agente y CaixaBank, BBVA, BNPP y Natixis actuando como agentes de sostenibilidad. Las condiciones de esta línea de crédito, sin garantía hipotecaria, son de carácter sostenible y están vinculadas al reconocimiento del buen impacto de la estrategia de sostenibilidad de la compañía, a través de su referenciación a la calificación de sostenibilidad de la agencia GRESB, que reconoce el buen impacto de la estrategia de sostenibilidad de la compañía.

Según ha detallado Colonial en un hecho relevante remitido a la CNMV, el crédito se estructura en dos tramos de 500 millones de euros cada uno, con vencimientos en 2025 el primero y el segundo en 2027. Actualmente, Colonial dispone de 875 millones de saldos disponibles a través de dos líneas de crédito que serán canceladas y sustituidas por esta nueva financiación.

Esta operación permite a Colonial alargar los plazos de vencimiento de sus líneas de crédito actualmente fijados en 2022 y 2023, hasta 2025 y 2027. La nueva línea de crédito juntamente con la reciente emisión de bonos y las recompras de deuda anunciadas en las últimas semanas han permitido a la socimi elevar su liquidez a 2.500 millones, de los que más de 300 millones son de efectivo en caja, detalla la empresa. De esta forma, el grupo tiene cubiertos los vencimientos de su deuda durante los próximos cuatro años.

Esta nueva línea se suma al préstamo sindicado firmado el pasado mes de abril y a dos préstamos bilaterales con lo que la práctica totalidad de la financiación bancaria de Colonial tiene la calificación de sostenible. El loan to value del Grupo se sitúa en torno al 36% y ostenta una calificación crediticia de BBB+ según el Rating de S&P y de Baa2, por parte de Moody’s, ambos con perspectiva estable. Ambas calificaciones fueron ratificadas el pasado mes de abril.

“Estamos particularmente satisfechos de las condiciones obtenidas, con especial hincapié en los plazos de vencimiento” ha expresado Carmina Ganyet, directora general corporativa de Colonial, a través de un comunicado. “Sin duda, el acceso a una excelente financiación de la compañía pone de manifiesto el reconocimiento de los mercados financieros al modelo de éxito de nuestro plan de negocio, al que en esta ocasión se suma la captura de una financiación que mejora las condiciones medias del mercado”, ha añadido Ganyet.

En lo que respecta a la estrategia de sostenibilidad, Colonial cuenta con una certificación medioambiental de sus edificios de oficinas que alcanza ya un 93% de la totalidad de su cartera en explotación. Además, la compañía se ha comprometido a alcanzar la neutralidad en emisiones de carbono para 2050. A lo largo del ejercicio 2019 logró reducir la huella de carbono del grupo en un 59% en términos like for like, situándose en los niveles más bajos en el sector europeo.

Normas
Entra en El País para participar