La tensa espera del plátano canario

El sector está pendiente de la marcha atrás en el recorte de ayudas europeas a la producción. 15.000 familias, pendientes de lo que se decida en noviembre en la UE.

Manipulación del plátano en Canarias.
Manipulación del plátano en Canarias.

“Sin ayudas, desaparecerían explotaciones. Y el problema que surge cuando pierdes un volumen crítico, o sea el día que el plátano ya no pueda abastecer a toda España en todos los supermercados, es que dejas de estar, vuelves a ser un producto residual y la banana extracomunitaria te come”. Así de drástico es el resumen que hace Sergio Cáceres, gerente de la patronal del plátano, Asprocan, de la situación que están viviendo. O más bien que podrían vivir si no logran revertir el recorte de ayudas del Posei, las subvenciones europeas a las producciones agrícolas de las islas. 

Afectan a todo el sector agrícola y ganadero, pero hoy por hoy, nadie tiene el peso del plátano, del que dependen los ingresos de 15.000 familias en las islas y cuya capacidad exportadora, de un millón de toneladas al día, permite compensar la alta dependencia de las importaciones que tiene el archipiélago. Cada siete años se negocian en Europa los fondos destinados a las regiones ultraperiféricas, y vinculados a la política agraria común, la PAC. Pero ya en 2018 la Comisión anunció una reducción de un 3,9% para el periodo 2021 a 2027. “La UE reorienta sus prioridades, la PAC se erosiona cada siete años, está la motivación del Brexit y también la ampliación hacia el este, y ahí la agricultura de los países mediterráneos pierde peso” explica Cáceres como razones de un recorte al que se opusieron desde el principio.

Hoy la incertidumbre sigue. Ni la reunión del Consejo de Presidentes, ni la del de ministros de Agricultura en las últimas semanas abordaron anular el recorte. Así que la última esperanza está en el Trílogo, la reunión de la Comisión Europea, el Parlamento y el Consejo que se celebrará en una fecha sin determinar de noviembre. Allí “el Parlamento llegará con una posición clara de aumento votada por mayoría, pero el Consejo aún no se ha pronunciado y la Comisión mantiene su propuesta de rebaja escudándose en que el Consejo no le ha dicho lo contrario. No sabemos qué va a ocurrir” advierte Cáceres. Una intranquilidad que comparte el Gobierno de Canarias. La consejera de Agricultura, Alicia Vaanostende, recuerda que trabajan desde el principio de la legislatura para mantener las ayudas, pero desliza un plan b: “De producirse esta merma en el presupuesto del programa, el Gobierno canario lo compensará con fondos propios o del Estado”. Y destaca la importancia del apoyo del Gobierno de España y los ministros de Francia, Portugal y Grecia en esta lucha.

En juego, 10 millones de euros anuales. “Es muy poco en términos comunitarios, pero para nosotros es la vida y por eso lo reclamamos como sea” afirma Cáceres. Y eso que el sector ha visto mermar esas ayudas desde 2007 por efecto de la inflación, pero las considera imprescindibles porque “a siete años una agricultura que trata de compensar dos o tres años malos con uno bueno, ir cubriendo costes y tener un poco de beneficio es complicado que resista sin ellas” advierte el gerente de Asprocan.

De fondo siempre está la banana extracomunitaria. Una amenaza desde hace casi 30 años, con costes de producción menores y que, según Cáceres, “no respeta las mismas normas, pero se favorece de un proceso que la propia Unión Europea incentiva con descuentos arancelarios”. Doble rasero comunitario que complica las cosas para algunos municipios canarios donde el plátano supone hasta el 30% del empleo. Sin las ayudas del Posei, tendrían difícil la reconversión “y más en las actuales circunstancias”, destacan en Asprocan.

El mantenimiento de esos puestos de trabajo preocupa también a los sindicatos. CC OO apoya las ayudas del Posei, pero quiere que se acompañen de mejoras laborales. Juan Miguel Hernández, secretario en Canarias de la Federación de industria, recuerda que “a día de hoy esas subvenciones llegan a los empresarios, pero no a las familias porque en Las Palmas los sueldos no se mueven desde que venció el convenio colectivo en 2011”. Hernández cree que con menos ayudas se perderán empleos “porque si tus ingresos merman y quieres mantener resultados tienes que recortar y ¿de dónde recortas? de donde la cuerda es más débil”. Y el problema, si la cuerda se rompe, es que no hay muchas alternativas de recolocación.

Contribuyente directo

Ministro. El ministro de Agricultura, Luis Planas, reiteró su compromiso para resolver la situación en una reunión mantenida el martes con Asprocan y Gobierno de Canarias. La patronal pidió a los gobiernos de España, Francia y Portugal, mayor determinación ante la presidencia alemana del Consejo, cuya postura en la decisión del Trílogo es importante.

Condicionar ayudas. CC OO ha pedido al Gobierno de Canarias condicionar las ayudas públicas a aspectos como que los empresarios “mantengan buena fe negociadora o no cometan fraudes a la Seguridad Social”.

Aportación. Como al resto de la alimentación, las ventas no le han ido mal al plátano de Canarias con la crisis sanitaria. “Ha ganado peso estratégico” dice Asprocan, que recuerda que el plátano contribuye de forma directa a la economía de Canarias con 430 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar