Iberia tardará tres años en recuperar los niveles de venta previos a la crisis

El director de ventas para Latinoamérica, Victor Moneo, pide la apertura de fronteras y corredores seguros para generar confianza en los turistas

Iberia tardará tres años en recuperar los niveles de venta previos a la crisis

Las aerolíneas afrontan un futuro incierto ante una crisis sanitaria que cumple siete meses y cuyo final no se atisba en un horizonte cercano. Victor Moneo, director de ventas de Iberia en Latinoamérica, ha pronosticado esta mañana que la firma tardará al menos tres años en recuperar los niveles de venta previos a la crisis. "Cada escenario de previsiones te lo tumba la realidad. Estamos convencidos de que iremos recobrando demanda poco a poco en 2021, que alcanzaremos el 70% en 2022 y que no será hasta finales de 2023 o principios de 2024 cuando recuperemos los niveles precrisis. Va para largo y tenemos que generar confianza", ha resaltado durante su intervención en la jornada Nuevo escenario: riesgos y oportunidades para las empresas españolas en América Latina, organizada por Casa de América.

Moneo ha resaltado que la firma apenas registró un 3% de operación entre marzo y junio y que en temporada alta turística en Europa (de julio a septiembre) se alcanzó el 20%. "Tenemos que tratar de estimular la demanda aunque los aviones no vengan llenos. Antes del covid pedíamos ocupaciones del 90% y ahora nos conformamos con el 50%. Y lo hacemos con precios inimaginables antes, en el que solo cobramos las tasas en muchos casos. A día de hoy nos conformamos con cubrir los costes variables", destacó durante su exposición. Buena prueba de ello es la guerra abierta desde el pasado mes de septiembre entre Iberia, Ryanair y Vueling con agresivas rebajas de precios para tratar de captar demanda. La aerolínea irlandesa puso en marcha la venta de última hora más importante de su historia con más de un millón de plazas a partir de cinco euros.

El directivo de Iberia resaltó que la compañía afronta el futuro más fortalecida que otras aerolíneas de la competencia. "No hemos recibido ayudas públicas a fecha de hoy y entre la caja y la ampliación de capital, tenemos la tranquilidad de que podemos afrontar el futuro con garantías. El nuevo paradigma es que las empresas no estamos hoy para ganar dinero, si no para sobrevivir". Y para la consecución de ese nuevo estado será fundamental, tal y como reconoció, recobrar la confianza del cliente a través de la apertura de fronteras, el diseño de corredores turísticos seguros y reforzar y comunicar la idea de que viajar es seguro. "Desde marzo no hemos tenido contagios en Iberia. De los 1.200 millones de pasajeros trasladados por IATA este año, solo se han detectado 44 potenciales pasajeros infectados. Eso supone un contagio entre cada 27 millones. Esos datos son la mejor manera de convencer a la gente para que pierda el miedo a volar".

En la jornada también intervino el copresidente del grupo Barceló, Simón Pedro Barceló, que resaltó que la firma tiene recursos suficientes para soportar un entorno de ingresos bajo mínimos. "Si podemos aguantar una circunstancia como esta con una duración extendida es gracias a los valores de una empresa familiar, como la prudencia. Hemos llegado con el nivel de endeudamiento más bajo de nuestra historia y con el mayor número de activos en propiedad para hacer frente a la falta de liquidez, de visibilidad y de motivación de los equipos". Al igual que Moneo, Barceló defendió los altos estándares de seguridad alcanzados por la industria hotelera que, en su opinión, deberían verse refrendados por unos protocolos reforzados a nivel global. "A un avión no debe entrar nadie infectado y eso solo se logra haciendo test antes de embarcar. Madeira es un ejemplo de cómo se pueden hacer bien las cosas".

Normas
Entra en El País para participar