Iberia, Ryanair y Vueling abren una guerra de precios para resurgir

Las tres mayores aerolíneas del mercado español lanzan agresivas rebajas de tarifas

Aviones de Ryanair en el aeropuerto de Dublín.
Aviones de Ryanair en el aeropuerto de Dublín.

Iberia activó el lunes la guerra de precios entre las aerolíneas europeas, con una agresiva campaña de tarifas que iban desde los 22 euros para trayectos nacionales, los 30 para vuelos a Europa y los 128 para desplazamientos transoceánicos. El objetivo era tratar de revitalizar una demanda hundida por el cierre del espacio aéreo y por el temor de la gente a volar. La combinación de ambos factores llevaron a que la compañía apenas utilizará el 18% de su capacidad en julio y que en las primeras semanas de agosto apenas subiera al 27%.

Iberia no ha tenido que esperar ni 24 horas para encontrar respuesta de la competencia. Ryanair, la compañía que más tráfico ha generado en los aeropuertos de Aena desde marzo (2,4 millones de pasajeros entre marzo y junio), respondió ayer por la mañana con el lanzamiento de la venta de última hora más importante de su historia reciente. En concreto, la aerolínea irlandesa de bajo coste arrancó la comercialización de un millón de plazas desde cinco euros durante las próximas 48 horas, lo que supone la mayor promoción realizada este ejercicio. La oferta será valida para los vuelos que opere Ryanair durante septiembre y octubre a 240 destinos y responde, al igual que la promoción de Iberia, a la necesidad de reactivar la demanda en el sector aéreo, tras la paralización registrada por la crisis del coronavirus.

Ryanair ya lanzó otra oferta en julio que se vió truncada por las cuarentenas

La venta de un millón de plazas desde cinco euros se produce apenas mes y medio después de que Ryanair rebajara el precio a otros 250.000 asientos (las tarifas arrancaban desde 30 euros) para volar en julio. El empeoramiento de la crisis del coronavirus en los grandes mercados receptores como España, la cuarentena desde Reino Unido a España o Francia o los vetos de Alemania a ciertas autonomías españolas truncaron el éxito de esa campaña.

En conversación telefónica con Cinco Días desde Irlanda, Dara Brady, responsable de marketing y digital de la aerolínea irlandesa de bajo coste, recalca que, en ese contexto, la aerolínea ya había reducido un 20% la capacidad aérea para septiembre y que la rebaja de precios anunciada ayer persigue reactivar la demanda. “Espero que revisemos nuestras previsiones para invierno en las próximas semanas, aunque es un poco difícil saberlo, ya que no tenemos ninguna visibilidad sobre la demanda por el importante peso que han adquirido las compras de última hora, lo que seguramente nos obligará a realizar nuevas revisiones de nuestras previsiones”.

Escenario de recuperación

Un escenario de incertidumbre y constantes revisiones de planes estratégicos que solo cambiará, según Brady, cuando aparezca la vacuna que contrarrestre el coronavirus. Hasta esa fecha, la única estrategia válida es profundizar en la rebaja de tarifas. “Creo que nos recuperaremos antes que el resto de aerolíneas porque tenemos las tarifas más bajas del mercado. Algunos retrasan la recuperación a 2023 y otros hasta 2024. Creo que la vuelta a registros precrisis será anterior y para ello es importante atraer a la demanda que sabemos que está ahí fuera con precios cada vez más bajos. Y España es una parte fundamental de esa estrategia de recuperación en Europa”.

La lowcost irlandesa ahondará en el futuro en la política de precios bajos

Pocas horas después al lanzamiento de la campaña de Ryanair, fue Vueling, filial también de IAG, la que se unió a la batalla por los precios, con una oferta para reservas entre el 1 y el 8 de septiembre para volar entre el 21 de septiembre de 2020 y el 30 de junio de 2021. La campaña está dividida en seis tramos diferentes de tarifas, que van desde los 8,99 euros por trayecto para determinados vuelos nacionales, en el que destacan los trayectos desde Bilbao, Mallorca o Ibiza. En concreto se trata de 11 rutas diferentes, de las que siete parten de aeropuertos de Baleares. El segundo tramo parte de 11,99 euros y ya incluye destinos internacionales,como Londres, Cardiff o Nantes. En el más caro, que parte de 21,99 euros por trayecto, incluye hasta 8 operaciones desde Barcelona con destino a Oslo, Praga, Copenhague, Marsella o Génova.

“Los rescates distorsionan la competencia en la UE”

Rebaja de tasas. Brady se muestra indignado con el coste de los rescates puestos en marcha en Europa desde marzo y que han servido para inyectar dinero a compañías como Lufthansa en Alemania, Alitalia en Italia, SAS en Suecia, Finnair en Finlandia o AirFrance-KLM en Francia y Bélgica. Ryanair calcula que se han gastado más de 10.000 millones de euros en asistir a esas compañías. “Podrían haberse destinado a rebajar las tasas, especialmente en los mercados como España, en los que Ryanair es la aerolínea más grande y por tanto la que más impuestos tiene que pagar”.

Alitalia. El responsable de Marketing y Digital de Ryanair se para en el caso de Alitalia. “Lleva 16 años sin ganar dinero. Durante ese tiempo ha estado recibiendo ayuda del Gobierno italiano. “Es increíble que nuestra aerolínea sea penalizada y tenga que mantenerse por su propio pie, mientras que otras no hacen más que recibir ayudas”. En su opinión, los rescates son injustos y distorsionan la competencia por lo que reclama a la Comisión Europea la aplicación de medidas “no discriminatorias” que eliminen esas distorsiones y permitan jugar con unas reglas claras de juego.

Normas
Entra en El País para participar