Trabajando con mascarilla.
Trabajando con mascarilla.

Apple no cambiará su Face ID para que funcione con mascarillas, ¿por qué?

De momento dejará su sistema de desbloqueo tal cual está.

Con la llegada de la pandemia y las posteriores medidas de seguridad que todos debemos tomar, algunas compañías han adaptado muchos de sus sistemas de seguridad para hacerlos compatibles con el uso generalizado de mascarillas y, en aquellos casos en los que es más complicado, se han modificado procedimientos para que el desbloqueo de los terminales sea lo más rápido posible.

Algo así ocurrió con Apple que, por culpa de Face ID, una buena cantidad de sus usuarios tardaban varios segundos en desbloquear sus terminales por lo que pensó que sería buena idea agilizar el proceso de tal forma que, cuando el smartphone detecta que llevamos una mascarilla puesta, directamente nos pone en pantalla el teclado numérico para introducir el código PIN.

Face ID de Apple.
Face ID de Apple.

Pero a pesar de esa mayor velocidad a la hora de desbloquear el iPhone, ha habido muchas voces que le han pedido a Apple que haga un esfuerzo por permitir que Face ID sea capaz de reconocer nuestro rostro a pesar de llevar la mascarilla puesta, aunque sea de una parte, de aquella que llevamos al descubierto como son los ojos y parte de la nariz. Pero, ¿sabéis qué han respondido los de Cupertino?

"Es difícil ver lo que no puedes ver"

Ese es, más o menos, el resumen de lo que Apple ha contestado a quienes le han pedido que incluya las mascarillas como parte del reconocimiento facial en estos tiempos de pandemia. Concretamente, ha sido el vicepresidente de arquitectura de la plataforma Apple, Tim Millet, el que ha declarado que "Es difícil ver algo que no se puede ver. Los modelos de reconocimiento facial son realmente buenos, y es un problema complicado. Los usuarios quieren comodidad, pero también quieren estar seguros. Y en Apple, todo se trata de garantizarse que los datos permanecen seguros".

Y es que a pesar de que con medio rostro podrían existir elementos suficientes de reconocimiento para realizar un escaneo satisfactorio, creen que con la mascarilla puesta, se pierden "algunas de las características que hacen que tu rostro sea único, lo que a su vez hace que sea más fácil imaginar que alguien podría desbloquear el teléfono". De lo que no hay duda es de que, por las declaraciones, la posibilidad de un Face ID que nos reconozca con la mascarilla puesta es posible. Otra cosa es que, como afirman los norteamericanos, la posibilidad de que alguien nos suplante crece exponencialmente a medida que los puntos de referencia de un escaneo facial se ven reducidos prácticamente a la mitad. ¿A vosotros qué os parece?

Normas
Entra en El País para participar