Los fabricantes de coches perdieron casi 11.000 millones en el segundo trimestre

Los 17 mayores fabricantes de automóviles del mundo redujeron un 41% sus ingresos, hasta 256.900 millones

Planta de General Motors en Liuzhou (China).
Planta de General Motors en Liuzhou (China). Reuters

Los 17 mayores fabricantes de automóviles del mundo redujeron un 41% sus ingresos en el segundo trimestre del ejercicio frente al mismo periodo de 2019, hasta 256.900 millones de euros, debido al impacto del Covid-19, que obligó al cierre temporal de fábricas y concesionarios.

De este modo, el sector pasó de un beneficio operativo de 21.800 millones de euros entre abril y junio del año pasado a unas pérdidas de 10.800 millones en el segundo cuarto de este curso, según un informe de EY.

En concreto, los grupos alemanes fueron los que contabilizaron las mayores pérdidas en el segundo trimestre, de 4.742 millones de euros, seguidos de los estadounidenses y los japoneses, con unos números rojos de 3.344 y 2.898 millones, respectivamente. Por su parte, los franceses perdieron 361 millones de euros.

"Los resultados del informe muestran el impacto que la pandemia ha tenido a nivel mundial, pero, especialmente, en Europa occidental que es donde más se han reducido las ventas. En este sentido, el sector español cuenta con enormes ventajas en el mercado internacional como es su competitividad, una buena logística, además de una industria de componentes muy fuerte y de calidad, con altos niveles de eficiencia", señala el socio responsable del sector de Automoción y Transporte de EY en España, Xavi Ferré.

Ante esta coyuntura provocada por la crisis del coronavirus, tan solo seis fabricantes lograron ganar dinero. Hyundai fue la marca que más ganó, con un beneficio operativo de 434 millones de euros, un 52% menos que entre abril y junio del año pasado, por delante de Tesla, con 291 millones de ganancias, respecto a las pérdidas de 148 millones de un año antes.

El Grupo PSA, por su parte, ganó 241 millones de euros en el segundo cuarto del ejercicio, un 81% menos, al tiempo que Toyota obtuvo un beneficio operativo de 115 millones, un 98% menos. Kia ganó 107 millones, un 73% menos, y Suzuki se embolsó 11 millones, un 98% menos.

Por el contrario, el grupo Volkswagen contabilizó unas pérdidas operativas trimestrales de 2.394 millones de euros, en comparación con los números negros de 5.130 millones de un año antes, mientras que Ford perdió 1.835 millones (+195 millones en 2019) y Daimler obtuvo unas pérdidas trimestrales de 1.682 millones (-8%).

Facturación

Volkswagen fue la compañía del sector con los mayores ingresos trimestrales, con 41.076 millones de euros, un 37% menos, por delante de Toyota, con 37.988 millones de euros, un 40% menos, y de Daimler, con 30.184 millones de euros, un 29% menos.

Las firmas con menor facturación trimestral fueron Mitsubishi, con 1.895 millones de euros, un 57% menos, así como Mazda, con 3.110 millones de euros, un 56% menos, y Suzuki, con 3.511 millones de euros, un 53% menos. Tesla fue la que registró una menor caída de los ingresos, con solo un 5% de descenso.

Según la consultora, las empresas del sector aumentaron un 26% su liquidez en el segundo trimestre respecto al primero, hasta los 250.000 millones de euros, debido, principalmente, a la emisión de nuevos bonos. Toyota es la compañía con mayor liquidez (56.000 millones de euros), seguida de Volkswagen (43.000 millones de euros) y Daimler (22.000 millones de euros).

En cuanto a las ventas mundiales de turismos y vehículos comerciales, el volumen trimestral fue de 11,75 millones de unidades, un 39% de descenso. El líder en este periodo, según el informe, fue Toyota, con 1,84 millones de unidades (-32%), seguido de Volkswagen, con 1,76 millones de unidades (-34%), y de General Motors, con 1,46 millones de unidades (-24%).

Normas
Entra en El País para participar