Transporte

Cabify busca más taxis: su escasez en su plataforma le impide atender el 70% de la demanda

Los taxis conectados a esta plataforma han ingresado cerca de 450.000 euros extra en el primer año de colaboración, según datos de la compañía

Vicente Pascual, cofundador de Cabify y responsable de Ride-Hailing.
Vicente Pascual, cofundador de Cabify y responsable de Ride-Hailing.

Hace ahora un año que Cabify decidió desafiar a Free Now (antigua Mytaxi) y empezar a ofrecer servicio de taxi a través de su plataforma en Madrid, Valencia y Santander, tres de las 10 ciudades donde opera con su oferta de VTC. Doce meses después, Vicente Pascual, cofundador de la compañía y responsable de ride-hailing, asegura que la colaboración entre su empresa y el sector del taxi “ha sido un éxito”.

El directivo explica que los taxis conectados a Cabify han ingresado cerca de 450.000 euros extra en el primer año de colaboración, y asegura que la media de ingresos adicionales para cada taxista conectado a la app de su empresa ha llegado a situarse por encima de los 1.000 euros en varias ocasiones. También apunta que el ticket medio por cada carrera de un taxi a través de la aplicación se sitúa por encima de los 15 euros, “un 30% más del valor medio del taxi fuera de Cabify”. Según aclara, ello se debe al uso del servicio por parte de clientes de la división de Cabify Empresas, que provoca desplazamientos más largos con mayor ticket medio.

Pese a estos datos, Pascual admite que su compañía no cuenta con taxis suficientes para poder atender toda la demanda que están teniendo de este servicio. Apunta que durante este año los usuarios han solicitado desplazamientos en taxi en España a través de Cabify por valor de 4,2 millones de euros, “pero un 70% de los trayectos solicitados no pudimos atenderlos. Hay mucha gente que sigue prefiriendo usar un taxi a un Cabify por diferentes razones, y la realidad es que tenemos mucha más demanda de la que podemos atender, y eso no nos gusta nada”, se lamenta. Según cuenta, deberían contar con seis veces más taxis en Madrid y hasta 10 veces más en Valencia para poder responder a la demanda que tienen.

El directivo no desvela el número de taxis conectados a Cabify. Cuando arrancaron el servicio tenían 110 y el último dato ofrecido por la firma, de noviembre de 2019, indicaba que tenía 200. “Lo que sí vemos es que el 80% de taxis que se conectan con nosotros vuelven a hacerlo”.

Pascual reconoce que la falta de taxis en Cabify hace que el servicio que están ofreciendo a sus usuarios “no esté siendo todo lo bueno que nos gustaría”, por eso están buscando más taxistas que quieran sumarse a la plataforma.

¿Siguen viendo los taxistas a Cabify como un enemigo, como una “competencia desleal”, como tildaron en su día a la compañía? “Si existe esa idea, eso está cambiando. Cada vez el número de taxistas que trabaja con nosotros es mayor y el Covid está animando a muchos a estar en Cabify. La desescalada está concentrando varios de los meses con mayor volumen de taxistas conectados a la app, de hecho es mes de julio ha marcado un nuevo récord, superando a los meses de noviembre de 2019 y junio de 2020”.

El cofundador de Cabify cree que en España se pierde de vista que su compañía en algunos puntos hace más del 50% de los trayectos con taxis. “En Cabify, globalmente, hay más trayectos en taxi que en VTC, sobre todo por la parte de Latinoamérica. Para nosotros el taxi es una opción más dentro de la plataforma, así que es importante que los taxistas entiendan que estamos en el mismo lado, que no somos competencia”.

Pascual detalla que en los meses del Covid, los taxistas que han estado conectados a Cabify no han tenido el pico de facturación que tenían antes de la pandemia. “Ha caído, pero han sacado entre 200 y 300 euros extra de media al mes, cifras importantes dentro de la situación en la que estábamos, y creo que esto está haciendo que el boca a boca esté animando a otros taxistas a entrar en la plataforma”.

De momento, la compañía está negociando con taxistas y asociaciones de este gremio para lanzar el servicio de taxi en otras ciudades en las que opera (Barcelona, Zaragoza, Alicante, Coruña, Sevilla y Málaga) antes de que acabe el año. “Lo haremos si hay garantías de éxito”, asegura Pascual.

Cabify, que hizo un ERTE durante el estado de alarma (terminó en junio) al ver desplomarse su actividad por el confinamiento, espera acabar el año en beneficio, pese a la crisis sanitaria. Así, lo asegura el ejecutivo, que están trabajando “para acabar en negro este año. Confiamos en lograrlo si no hay rebrotes a partir de septiembre”. El directivo admite que es “difícil avanzar resultados con la incertidumbre actual, pero dice que han visto cierta recuperación y están satisfechos con el crecimiento que se está produciendo. En 2019, la compañía obtuvo sus primeros beneficios netos en España, de 2,7 millones, tras disparar un 54% su facturación, hasta 223 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar