Puede que la nuevo CEO del 'New York Times' no tenga la ayuda de Trump

La racha podría terminar después de las elecciones si Joe Biden gana y da paso a un mandato más tranquilo

Puede que la nuevo CEO del 'New York Times' no tenga la ayuda de Trump

Donald Trump suele tildar a The New York Times de “fracaso”. Pero posiblemente ninguna otra empresa se ha beneficiado tanto durante los cuatro años de mandato del comandante en jefe; en este tiempo el diario ha registrado un enorme repunte del precio bursátil y del número de lectores. Es posible que Meredith Kopit Levien, nombrada el miércoles nueva consejera delegada de del diario, no tenga la ayuda de Trump.

Kopit Levien sustituirá a Mark Thompson en septiembre, con el viento soplando a favor. El valor bursátil del periódico roza cotas que no se veían desde principios de la década de 2000, cuando el sector era fuerte y saludable, y nadaba en efectivo. Buena parte de ese avance se ha producido desde noviembre de 2016, cuando las acciones cotizaban en torno a 11 dólares. En la actualidad ese precio se ha cuadruplicado. The New York Times está valorado ahora en casi 8.000 millones de dólares.

Otras empresas que parecían disfrutar del empujón de Trump –­cárceles privadas como CoreCivic y fabricantes de armas como Smith & Wesson Brands– no le llegan ni a los talones. Smith & Wesson se mantiene plana, a pesar de haberse duplicado con creces desde el comienzo de la pandemia. Y CoreCivic ha retrocedido casi un 60%. Trump ha ayudado en muchos aspectos, acelerando el ciclo de vida de las noticias con una avalancha incesante de tuits y controversias.

The New York Times lo ha aprovechado con una información dinámica e invirtiendo en periodismo: su sala de redacción cuenta actualmente con 1.700 empleados, la plantilla más grande de su historia. Las suscripciones totales se han duplicado con creces entre el cuarto trimestre de 2016 y el primer trimestre de este año, frente a un aumento aproximado del 60% durante el segundo mandato del expresidente Barack Obama.

La racha podría terminar después de las elecciones si Joe Biden gana y da paso a un mandato más tranquilo. También es posible que el periódico premie inicialmente a los usuarios con ganas de suscribirse. Eso no hace sino dificultarle la tarea a Kopit Levien, a no ser que Trump le haga el trabajo.