Nueva normativa

CEOE alerta de que una regulación errónea del teletrabajo puede llevar a la deslocalización de la contratación

Garamendi pide al Gobierno que la futura ley se haga de forma reposada y sin prisas

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha criticado que el Gobierno quiera legislar "rápidamente" sobre el teletrabajo y ha pedido "mesura" ya que ha avisado de que si a una empresa le ponen condiciones imposibles de cumplir puede contratar fuera de España, como en Portugal o Brasil. Ante esto, el dirigente patronal ha pedido al Ejecutivo que no legisle con prisa y haga un planteamiento reposado y con tranquilidad.


"Si tengo que contratar y se me ponen condiciones imposibles y que no pueda gestionar a mi plantilla, es que yo mañana puedo contratar en Portugal...El mundo es global y la digitalización es global. Cuidado cómo se plantea esto", ha advertido Garamendi en una entrevista en Onda
Cero.

Según el anteproyecto de ley del Gobierno para regular el teletrabajo adelantado por El País, las empresas deberán sufragar "en su totalidad" el desarrollo del teletrabajo que no podrá conllevar gastos, directos o indirectos, para el empleado "relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral".

El presidente de la patronal de empresarios ha señalado que el trabajo no presencial está bien como planteamiento de conciliación familiar y laboral y como elemento de flexibilidad pero ha señalado que tiene desventajas para la empresa como la falta de trato personal y físico.

"Si gestionamos una empresa sin el trato personal, la unidad de empresa se pierde", ha dicho al tiempo que ha reconocido que el teletrabajo ha sido imprescindible para poder enfrentar la crisis del coronavirus pero que "es una situación que no es la ideal".

Garamendi ha insistido en que esta forma de trabajo tiene muchas ventajas si está bien gestionada pero ha advertido: "cuidado con poner criterios que lo haga poco atractivo o lo plantee con rigidez", en relación a la empresa.

"No sería lógico que si luego se hace una huevo frito en casa y le salta el aceite sea un accidente laboral", ha ironizado, al tiempo que también ha dicho que "el teletrabajo igual que ha habido gente que ha trabajado muchísimo, también permite que se trabaje menos".

Normas
Entra en El País para participar