Madrid y Barcelona no pasarán de fase y Galicia sopesa solicitar la nueva normalidad

El Ministerio de Sanidad analizará los informes técnicos de cada región este jueves

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado. Europa Press

La Comunidad de Madrid no pedirá avanzar antes de tiempo a la última fase de la desescalada este lunes ni flexibilizar medidas de la fase 2. Así lo ha confirmado el vicepresidente del Ejecutivo regional, Ignacio Aguado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. "No se ha valorado la posibilidad de pasar a la fase 3 por varias razones. Ya hicimos varias peticiones de flexibilizar la fase 2 que no han sido atendidos, y a partir del 21 de junio el estado de alarma decaerá, y con él el sistema de fases. Tenemos que estar preparados para asumir de nuevo todas las competencias autonómicas, evitar rebrotes y reactivar la economía", ha explicado Aguado.

El Gobierno regional opta así por la prudencia, y decide seguir en fase 2 sin solicitar medidas de flexibilización que sí se pedirán para la próxima fase. La Comunidad de Madrid se saltará el estadio 3 y entrará en la "nueva normalidad" a partir del día 21 de junio, cuando expira el estado de alarma. Esta decisión se toma tras un debate que ha durado varios días. La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, aseguró el lunes que su Gobierno no se planteaba pedir el paso a fase 3 mientras que su Consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, declaraba que Madrid contemplaba "firmemente" pedir entre el lunes y el martes adelantar una semana el último estadio de la desescalada.

Castilla y León, sin embargo, ha pedido anticiparse a la fase 3 una semana antes de tiempo con limitaciones en la movilidad interprovincial. La Generalitat la solicitará también para su territorio aún en la etapa intermedia, dejando fuera a las áreas sanitarias de Barcelona y Lleida que continuarán en fase 2 una semana más con la Comunidad de Madrid. La Junta de Castilla-La Mancha ha pedido la última etapa de la desescalada para sus tres provincias en fase 2, Albacete, Ciudad Real y Toledo. La Comunidad Valenciana y Ceuta, que decidieron no solicitar el cambio de fase hace una semana, pedirán iniciar la fase 3 el lunes 15.

Del 52% de la población del país en el último estadio de la desescalada, solo los que viven en Galicia podrían avanzar antes de tiempo a la fase de "nueva normalidad" la semana que viene. Alberto Núñez Feijóo, el presidente de la Xunta, confirmó ayer que propondrá el viernes en la reunión del Consello de Gobierno dejar sin efecto el estado de alarma a partir del lunes, siempre y cuando se mantenga la situación epidemiológica bajo control. "Llevamos más de 7 días siendo la Comunidad Autónoma con la tasa de contagio más baja de España. Eso nos hace albergar esperanzas fundadas para que el próximo viernes dejemos sin efecto el estado de alarma. Lo voy a proponer como autoridad delegada del Gobierno" avanzó Feijóo.

"La evolución de la epidemia en Galicia es realmente buena, han desarrollado unos sistemas de detección muy positivos", ha explicado Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitaria, que también ha añadido que avanzar a la fase de nueva normalidad no tendrá demasiado efecto sobre la región. "Si es únicamente Galicia la que pasa a nueva normalidad sin que otras comunidades estén en esa fase, no es factible la movilidad entre las regiones". Simón ha insistido en que, aunque el equipo técnico de Sanidad tendrá que valorar su informe epidemiológico para tomar la última decisión, "Galicia está haciendo un trabajo excelente".

País Vasco, aunque no valora avanzar a la nueva normalidad, sí considera permitir la movilidad entre su región y Cantabria, Navarra y La Rioja, aunque un brote en un centro sanitario de Bilbao ha enfriado la intención del Gobierno de Euskadi de avanzar en la desescalada. Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitaria, advirtió ayer que hay que esperar los periodos de incubación adecuados para poder asegurar que el brote no ha generado transmisión comunitaria y, así, asegurar su control. En cualquier caso, para poder moverse entre comunidades autónomas, "los Gobiernos tienen que solicitarlo, las dos comunidades tienen que estar en la misma fase y ambas tienen que estar de acuerdo en autorizar esa movilidad", según comentó Simón.

Normas
Entra en El País para participar