El mercado automovilístico se desploma un 73% en mayo pese a la reapertura de los concesionarios

Las ventas de coches registraron su segundo peor dato el mes pasado con 34.337 unidades

Ventas coches mayo Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La reapertura de los concesionarios desde mediados de mayo no ha conseguido el efecto que pretendía. Las ventas de turismos y todoterrenos en España mejoraron el mes pasado respecto a abril como era lógico, al ser el primer mes de confinamiento completo y tras hundirse un 96,5%, pero nada más lejos de la realidad.

Registraron su segundo peor dato de la serie histórica, con 34.337 unidades comercializadas, lo que supone un desplome del 72,7% en comparación con el mismo mes de 2019, según datos de las patronales de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam) publicados este lunes.

En el canal particular se matricularon 18.528 unidades, un 66% menos si se comparan con las 54.484 de mayo del año pasado, mientras que el de empresas bajó un 63,7%, hasta 13.477 vehículos, y el de alquiladores retrocedió un 93,2%, hasta 2.332 unidades.

Hasta la fecha y sin tener en cuenta la actual coyuntura que ha provocado el Covid-19, la cifra de matriculaciones más baja de las últimas dos décadas se dio en septiembre de 2012, en plena crisis económica, con unos 35.000 coches comercializados. En abril, el motor tocó fondo con 4.163 coches vendidos: solo 823 a particulares.

Todos los concesionarios están abiertos desde mediados de mayo tras dos meses con la persiana bajada y ahora ofertan modelos entre un 15% y un 20% más baratos que antes de decretarse el estado de alarma, según datos de Faconauto y Ganvam. Deben operar bajo cita previa y cumpliendo los “más estrictos” protocolos de seguridad para clientes y trabajadores.

El sector estima que las ventas no remontarán hasta después del verano y siempre con cifras inferiores a las de 2019, y una caída este año respecto a 2019 entre un 40% y un 45% a causa de la pandemia, situándose por debajo de las 700.000 unidades y lo que supone alcanzar peores estadísticas que hace una década.

En mayo, el 50,5% de las matriculaciones -17.328 unidades- de coches en España correspondió a modelos de gasolina, por delante de los diésel, con un 31,22% -10.719 unidades-, y del resto de vehículos, que cerró el mes con una cuota del 18,3% -368 eléctricos, 748 híbridos enchufables, 4.681 híbridos no enchufables y 493 de gas-. Peugeot fue la marca que más vehículos entregó, con 2.881 unidades, un 70,4% menos, mientras que el Dacia Sandero se situó como el más vendido, con 1.570 unidades, un 51% menos.

"Además de medidas a corto plazo, la industria y el sector de la automoción necesitan un compromiso-país y una estrategia a largo plazo, que ahora impulse la recuperación y a medio plazo, potencie la competitividad de la industria en la transformación necesaria hacia la movilidad del futuro", ha subrayado la directora de comunicación de Anfac, Noemi Navas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció este domingo que el Ejecutivo “aprobará tan pronto como sea posible” un plan para reactivar el sector de la automoción y que “ayudará a acelerar la transición” de la industria hacia la fabricación y venta de vehículos más limpios y sostenibles. Las patronales reclaman 400 millones de euros para impulsar la demanda y este martes estaba previsto que el Consejo de Ministros diera luz verde a la segunda edición del Plan Moves, con 65 millones de euros en ayudas al coche eléctrico, pero finalmente esperará hasta concretar el plan de reactivación avanzado por Sánchez.

Según Ganvam y la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive), la activación de este plan en junio permitiría que las ventas de eléctricos aumentaran un 55% este año en comparación con el curso pasado, hasta unas 38.000 unidades.

El director de comunicación de Faconauto, Raúl Morales, ha señalado que la llegada de los clientes a los concesionarios ha sido "testimonial". "Todos los departamentos de los concesionarios han visto caer con fuerza su actividad, particularmente el de vehículos nuevos, que está funcionando a un 30% de su capacidad. Todo indica que la recuperación de las matriculaciones va a ser lenta", ha advertido.

Según la directora de comunicación de Ganvam, Tania Puche, el mercado caerá más en junio, debido a que no habrá dado tiempo a generar cartera. "No es de extrañar porque los efectos de la crisis sanitaria no se volatilizan con la reapertura y esto queda patente en los canales que más caen, que son el de particulares y el de alquiladoras", ha indicado.

Bajada del 54,2% hasta mayo

Por su parte, entre enero y mayo se vendieron un total de 257.202 coches en el territorio nacional, un 54,2% menos frente al mismo periodo del ejercicio precedente: 117.960 unidades en el canal de particulares (-51,9%), 175.783 unidades en el de empresas (-47,7%) y 47.274 unidades en el de alquiladores (-66,5%). El rent a car sufrirá una caída del negocio del 80% este año, según Aneval, la asociación formada por Avis, Enterprise, Europcar, Hertz y Sixt.

Seat fue la firma que más coches matriculó en lo que va de año, con 24.122 unidades, un 52,2% menos, al tiempo que el León se posicionó como el modelo 'preferido' por los españoles, con 7.240 unidades registradas, un 57,8% menos.

Por otro lado, en el mercado de vehículos comerciales ligeros se matricularon 8.570 unidades en mayo, lo que significa una caída del 58,6%, y 46.677 unidades desde que comenzara el año, un 51,2% menos. El de industriales y autobuses terminó con unas ventas de 1.013 unidades el mes pasado, un 61,5% menos, y de 7.655 unidades entre enero y mayo, un 34,2% menos.

Las matriculaciones en el sector de las dos ruedas -motocicletas, ciclomotores, triciclos y cuatriciclos ligeros y pesados- se desplomaron un 44,2% en el quinto mes del ejercicio con 11.249 unidades comercializadas. Hasta mayo, bajaron un 34,8%, con 52.009 unidades.

Normas
Entra en El País para participar