El Gobierno elimina la obligación de entregar un coche en las ayudas a la compra de modelos eléctricos

La segunda edición del Plan Moves contará con un 40% más de presupuesto, hasta 65 millones de euros

Coche eléctrico.
Coche eléctrico. Reuters

La segunda edición del Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves) contará con un 40% más de presupuesto -llegando hasta los 65 millones de euros- y elimina la obligación de entregar un vehículo de más de diez años para obtener las ayudas, que oscilarán entre los 4.000 y 5.500 euros.

La secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, y el director general del Instituto para la Diversificación Energética (IDAE), Joan Groizard, han anunciado durante el seminario web de Aedive de este lunes que la obligación de achatarramiento de otro coche para acceder a las ayudas para la compra de un modelo eléctrico pasa a ser opcional, si bien serán superiores en aquellos caso que se entregue.

El Moves II incluirá también una serie de mejoras técnicas y de gestión, aunque continuará el criterio de reparto empleado en la anterior edición, basado en el censo de población de cada territorio. También será gestionado por las comunidades autónomas en coordinación con el IDAE.

Por otro lado, se amplía la flexibilidad en la asignación de los fondos a las distintas líneas que se subvencionan: adquisición de vehículos, infraestructura de recarga, sistemas de bicicleta eléctrica compartida y medidas contenidas en planes de transporte al trabajo. Entre otras acciones, se ha elevado el límite máximo que se puede destinar a la compra de vehículos de un 50% a un 70%.

Además, con el fin de aumentar las opciones de los beneficiarios que quieran acogerse a las ayudas, se facilita la gestión de las adquisiciones por renting. También se habilita que las comunidades autónomas puedan dar un anticipo a los beneficiarios que lo soliciten y tengan la resolución positiva, así como que puedan reservar una parte del presupuesto para sus propias actuaciones, como, por ejemplo, la adquisición de vehículos para la flota regional.

Los ministerios para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana trabajan en la actualización del Código Técnico de la Edificación para añadir criterios que faciliten la instalación de puntos de recarga en los aparcamientos, mientras que el Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética prevé un despliegue significativo en las estaciones de servicio.

Según fuentes de Transición Ecológica, es "muy difícil" saber cuando se convocará el Moves II debido a que los plazos administrativos están suspendidos por el Covid-19. No obstante, la secretaria de Estado de Energía ha hablado de finales de mayo o principios de junio como previsión.

Asimismo, se reeditará el Moves Singulares, dirigido al impulso de iniciativas innovadoras para la gestión integrada de la movilidad urbana y a proyectos experimentales relacionados con los coches eléctricos y que en su primera edición -2019- recibió más de 120 solicitudes.

Normas
Entra en El País para participar