El motor toca fondo con solo 823 coches vendidos a particulares en abril

Las matriculaciones registran el peor dato de la serie con un desplome del 96,5%

Un trabajador ajusta el logotopo de un modelo de Mercedes en una planta en Alemania.
Un trabajador ajusta el logotopo de un modelo de Mercedes en una planta en Alemania. Getty Images

Las ventas de turismos y todoterrenos en España registraron en abril su peor dato en 20 años -se tienen registros desde el 2000- debido al cierre de los concesionarios con el fin de evitar la propagación del coronavirus. Se situaron en 4.163 unidades, lo que supone un hundimiento del 96,5% en comparación con el mismo mes de 2019, según datos de las asociaciones de fabricantes Anfac, concesionarios Faconauto y vendedores Ganvam publicados este lunes.

Los concesionarios permanecen cerrados -salvo los servicios de urgencia- desde que se decretara el estado de alarma y en marzo ya se produjo la antesala de la debacle que el mercado automovilístico experimentó el mes pasado, con todo el país confinado en su domicilio. 

En este contexto, en el canal particular tan solo se registraron 823 unidades, un 98,2% menos si se comparan con las 45.053 de abril del año pasado. Es el canal más afectado al tener totalmente limitadas las actividades de venta física. La patronal de los concesionarios Faconauto recomienda que reabran el 11 de mayo con cita previa y cumpliendo los “más estrictos” protocolos de seguridad para clientes y trabajadores, aunque no se prevé que las ventas remonten hasta después del verano y siempre con cifras inferiores a las de 2019.

Por su parte, el de empresas bajó un 97,3%, hasta 993 vehículos, mientras que el de alquiladores retrocedió un 93,8%, hasta 2.347 unidades.

Con el fin de relanzar el sector, las principales patronales del automóvil presentarán un plan pos-Covid este miércoles a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y a la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. Anfac, Faconauto, Ganvam y Sernauto (proveedores) trabajan en un plan de impulso a la demanda con 400 millones de euros.

Hasta la fecha, la cifra de matriculaciones más baja de las últimas dos décadas se dio en septiembre de 2012 -en plena crisis económica y con el Gobierno de Mariano Rajoy pidiendo un rescate a Bruselas para salvar el sector financiero-, con unos 35.000 coches comercializados.

En abril, el 59,7% de las matriculaciones -2.486 unidades- de coches en España correspondió a modelos de gasolina, por delante de los diésel, con un 29,1% -1.212 unidades-, y del resto de vehículos, que cerró el mes con una cuota del 11,2% -86 eléctricos, 61 híbridos enchufables, 303 híbridos no enchufables y 15 de gas-. Opel fue la marca que más vehículos entregó, con 1.052 unidades, un 82,7% menos, mientras que su modelo Crossland X se situó como el más vendido, con 430 unidades, un 67% menos.

"El mes de abril se quedará en la memoria como el peor registro de matriculaciones, pero esperamos que sea un caso aislado provocado por las restricciones de actividad y movimientos del estado de alarma. La apertura progresiva de todos los canales de venta durante el mes de mayo, que se hará con todas las medidas sanitarias y de seguridad, ha de ir necesariamente acompañada con un plan de estímulo de la demanda fuerte que ayude a los consumidores que necesiten o quieran cambiar de coche", ha subrayado la directora de comunicación de Anfac, Noemi Navas.

Por su parte, el director de comunicación de Faconauto, Raúl Morales, ha advertido de que la recuperación de la demanda será "lenta", por lo que pide el impulso del Ejecutivo con medidas "ágiles y de fácil aplicación".

"Estamos ante el mes horribilis de la automoción española. En todo abril se ha matriculado lo que antes del confinamiento se matriculaba en un solo día; un dato que no por esperado deja de ser preocupante", ha añadido la directora de comunicación de Ganvam, Tania Puche.

Anfac y Faconauto han empeorado su previsión de matriculaciones para este año bajo un escenario de un estado de alarma y confinamiento de dos meses, con una desescalada progresiva desde el mes de mayo y una caída del PIB de entre el 5% y el 6%.

En este contexto, estiman que las ventas de coches se desplomarán este año entre un 40% y un 45% a causa de la pandemia, situándose por debajo de las 700.000 unidades y lo que supone alcanzar peores estadísticas que hace una década en plena crisis económica.

Las entregas bajan un 49% en el cuatrimestre

En el cuatrimestre se vendieron un total de 222.866 coches en el territorio nacional, un 49% menos frente al mismo periodo del ejercicio precedente: 99.433 unidades en el canal de particulares (-47,8%), 78.491 unidades en el de empresas (-43,4%) y 44.942 unidades en el de 'rent a car' (-58%).

Seat fue la firma que más coches matriculó en lo que va de año, con 21.713 unidades, un 44% menos, al tiempo que el León se posicionó como el modelo 'preferido' por los españoles, con 6.450 unidades registradas, un 52,7% menos.

El Covid-19 ha resquebrajado por completo el mercado automovilístico, provocando el cierre de fábricas en todo el mundo y en un momento en el que el sector se encuentra en pleno proceso de transformación de la combustión a la electrificación, con las altas inversiones que ello requiere. Además, este año también ha entrado en vigor la nueva normativa de emisiones europea, que obliga a los fabricantes a que la media de sus automóviles vendidos en la región este año no genere más de 95 gramos de CO2 por kilómetro recorrido. Si sobrepasan el límite, enfrentarán multas de 95 euros por cada gramo superado.

Por otro lado, en el mercado de vehículos comerciales ligeros se matricularon 1.822 unidades en abril, lo que significa una caída del 91%, y 38.106 unidades desde que comenzara el año, un 49,1% menos. El de industriales y autobuses terminó con unas ventas de 905 unidades el mes pasado, un 54,9% menos, y de 6.642 unidades en el cuatrimestre, un 26,2% menos.

Las matriculaciones en el sector de las dos ruedas -motocicletas, ciclomotores, triciclos y cuatriciclos ligeros y pesados- se desplomaron un 93,3% en abril, con 1.132 unidades comercializadas. En el cuatrimestre, bajaron un 31,6%, hasta 40.762 unidades.

Normas
Entra en El País para participar