Lenovo descarta subida de precios en los ordenadores pese al tirón previsto de demanda

Asegura que ha asumido los sobrecostes logísticos por el covid y avanza que habrá algunos problemas de suministro por la demanda, que es de todos los países al mismo tiempo

Lenovo ordenadores
Alberto Ruano, durante la presentación en España del móvil plegable de su compañía.

“Lenovo no aprovechará el aumento de la demanda de portátiles y tabletas para incrementar sus precios”. Así lo aseguró hoy Alberto Ruano, director general de Lenovo Iberia, en un encuentro virtual con periodistas. El directivo sí dijo que puede haber cierta variación de precios, en función de los costes de los componentes de los equipos, pero no porque haya mayor demanda a consecuencia de la pandemia por Covid-19, y mostró su deseo de que así lo haga también el resto del sector.

El ejecutivo explicó que su compañía decidió no repercutir a sus clientes los costes extraordinarios en los que incurrieron con la pandemia, “porque cuando las compañías aéreas dejaron de volar y se redujo el número de vuelos, el coste de los envíos creció notablemente. Y ese coste lo asumimos nosotros para poder atender todas las necesidades, especialmente las vinculadas a sanidad. Lenovo ha hecho un gran esfuerzo y una gran inversión para atender estas solicitudes mandándolas todas por avión, independientemente del coste que tuviéramos”.

Ruano avanzó que esa política se mantiene y que no modificarán los actuales precios de los ordenadores, pese a que prevén un incremento del mercado de aquí a final de año, tanto en el mercado empresarial como en el residencial, debido al teletrabajo y a la formación online, "que han llegado para quedarse”. En su opinión, el tirón del mercado va a continuar, "porque no hay que olvidar que puede haber rebrotes del Covid y todos vamos a tener que estar preparados”. También aseguró que la industria se podría ver aún más beneficiada si se impulsa el teletrabajo dentro de la administración.

El directivo, que precisó que durante la parte “más dura” de la pandemia, las ventas de PC crecieron cinco veces más frente al mismo periodo del año anterior, explicó que en marzo y abril se produjo un impacto importante en la composición del mercado, pues se dispararon las compras de portátiles y tabletas por el confinamiento, pero se anularon muchos proyectos de compra de ordenadores de sobremesa. “Las empresas decidieron invertir en equipos móviles”.

Ante todas estas circunstancias inéditas, el ejecutivo lanzó una alerta: en los próximos meses puede haber algunos problemas de suministro de equipos, pues todos los países tienen la misma necesidad al mismo tiempo y hay una sobredemanda. "Es buena para nuestra industria, pero que puede generar un problema de oferta si no se hacen los deberes a tiempo. Por ello, es importante que cuanto antes trabajemos con nuestro canal de distribución y nuestros clientes para cerrar los compromisos y evitar ese problema”.

Ruano resaltó, no obstante, que la respuesta de Lenovo ha sido muy buena durante la crisis, sin problemas de suministro, debido a la treintena de plantas que la multinacional tiene en todo el mundo. Y añadió que la prioridad de su compañía está siendo atender a todos los clientes "de la mejor manera posible".

El director de Lenovo en España señaló que el negocio de PC sigue siendo el más relevante en la compañía, con una facturación de 39.900 millones de dólares en el último ejercicio, cerrado el 31 de marzo, de un total de 50.700 millones. Ruano aseguró que el objetivo de Lenovo es liderar el mercado en España y Portugal, pero no a cualquier precio. "Queremos un negocio sano, no ser número uno vendiendo barato o cogiendo cuota por volumen. No vamos a ser número uno a base de comprar o alquilar mercados", dijo el directivo, que advirtió que este año va a haber muchas oportunidades de volumen que pueden hacer que las empresas ganen o pierdan cuota de mercado.

Aunque la compañía no revela datos locales, Ruano sí aseguró que durante el primer trimestre de este año se han mantenido como segundos en el ránking de PC por cuota de mercado, por detrás de HP. "Nos hemos quedado muy cerca de los primeros, igual que en Europa", donde han sido también segundos a dos décimas del primero. Lenovo cerró con una cuota del 26,4% y HP con otra del 26,4%. En Europa, la compañía sí ha logrado el liderazgo, por primera vez y en el primer trimestre de 2020, en el segmento de PC para empresas.

Respecto a los resultados globales, Ruano calificó el último ejercicio, cerrado en marzo, de un año "durísimo", pues "empezó con los problemas de abastecimiento y hemos terminado con la pandemia". Pero aún así dijo que ha sido "excelente" para la compañía, que obtuvo un beneficio neto de casi 607 millones de euros, el 11,4% más que en su ejercicio anterior.

Ruano destacó igualmente el compromiso de la compañía durante la crisis del Covid-19 en España y Portugal, que se ha traducido en iniciativas como la donación de más de 50.000 mascarillas, en donaciones económicas para equipamiento médico como respirados y la donación de más de 1.000 tabletas y portátiles. A nivel grupo, Lenovo ha invertido 15 millones de dólares a estos fines.

Normas
Entra en El País para participar