Las ventas de coches registran en marzo su peor dato en ocho años por el coronavirus

Se desploman un 69% en comparación con marzo de 2019 y no superan las 38.000 unidades

Caen ventas de coches pulsa en la foto

Las ventas de turismos y todoterrenos en España registraron en marzo su segundo peor dato desde que se tienen registros –año 2000- debido a la crisis del coronavirus. Se situaron en 37.644 unidades, lo que supone una fuerte caída del 69% en comparación con el mismo mes de 2019, según datos de las asociaciones de fabricantes Anfac, concesionarios Faconauto y vendedores Ganvam publicados este miércoles.

Desde que se decretara el estado de alarma -del 16 al 31 de marzo-, se matricularon alrededor de 6.000 coches, siendo el 23 de marzo el peor día de todos con tan solo 194 unidades, según datos del Instituto de estudios de automoción (Ideauto). Dichas ventas corresponden a operaciones ya cerradas con anterioridad -que ya estaban pagadas o cuya financiación había sido ya abonada y de las que solo quedaba pendiente su matriculación.

En las últimas dos décadas, la cifra de matriculaciones más baja se dio en septiembre de 2012 -en plena crisis económica y con el Gobierno de Mariano Rajoy pidiendo un rescate a Bruselas para salvar el sector financiero-, con unos 35.000 coches comercializados.

La actividad de los concesionarios cesó totalmente desde que se declarara el estado de alarma, tanto en su parte comercial como en posventa -salvo los servicios de urgencia-. En este contexto, el canal particular cayó un 67,5%, hasta 16.871 unidades, mientras que el de empresas bajó un 66,9%, con 12.613 unidades. El de alquiladores matriculó 8.160 unidades, un 74,9% menos.

Faconauto prevé que los concesionarios dejarán de facturar 2.500 millones de euros debido a la crisis del Covid-19 y que se presentarán Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor que afectarán a unos 151.000 trabajadores en toda España, mientras que otros 10.000 se mantendrán operativos para atender las peticiones urgentes.

Por su parte, Ganvam estima que la pandemia del coronavirus ha provocado hasta el momento el despido de 5.000 personas en el sector de la distribución de automóviles. Muchos distribuidores se están reforzando en el canal online con el fin de mitigar el impacto que tendrá sobre su negocio el coronavirus.

En marzo, el 55,2% de las matriculaciones -20.782 unidades- de coches en España correspondió a modelos de gasolina, por delante de los diésel, con un 24,8% -9.341 unidades-, y del resto de vehículos, que cerró el mes con una cuota del 20% -740 eléctricos, 628 híbridos enchufables, 5.674 híbridos no enchufables y 389 de gas-. Seat volvió a ser la marca que más vehículos matriculó, con 4.917 unidades, un 45,54% menos, mientras que su modelo León se situó como el más vendido, con 1.735 unidades, 43,89% menos.

En el primer trimestre se vendieron un total de 218.705 coches en el territorio nacional, un 31% menos frente al mismo periodo del ejercicio precedente: 98.610 unidades en el canal de particulares (-32,2%), 77.500 unidades en el de empresas (-24,2%) y 42.595 unidades en el de 'rent a car' (-38,4%).

La enseña de Martorell también fue la que más coches matriculó en lo que va de año, con 21.660 unidades, un 18,36% menos, al tiempo que el León se posicionó como el modelo 'preferido' por los españoles, con 6.430 unidades registradas, un 25,48% menos.

La producción española de vehículos también caerá entre un 50% y un 60% en marzo -los datos definitivos se publican a finales de mes- por el impacto del coronavirus, que ha provocado el cierre temporal de las 12 factorías instaladas en el país con el fin de evitar contagios y la aplicación de ERTE a más de 60.000 personas. Según previsiones de Anfac, se dejarán de ensamblar unos 157.000 vehículos en comparación con marzo de 2019 -254.945 unidades-.

Anfac, Faconauto, Ganvam y Sernauto reclaman al Ejecutivo la apertura y habilitación de un fondo extraordinario de ayudas al sector de automoción para la recuperación industrial y del mercado.

El automóvil se encuentra en plena transformación -de la combustión a la electrificación- y este año también ha entrado en vigor una nueva normativa de emisiones europea, que obliga a los fabricantes a que la media de sus automóviles vendidos en la región este año no genere más de 95 gramos de CO2 por kilómetro recorrido. Si sobrepasan el límite enfrentarán multas de 95 euros por cada gramo superado.

Por otro lado, en el mercado de vehículos comerciales ligeros se matricularon 6.703 unidades en marzo, lo que significa un desplome del 67,2%, y 36.284 unidades desde que comenzara el año, un 33,5% menos. El de industriales y autobuses terminó con unas ventas de 1.321 unidades el mes pasado, un 36,8% menos, y de 5.736 unidades en el trimestre, un 18% menos.

Las matriculaciones en el sector de las dos ruedas -motocicletas, ciclomotores, triciclos y cuatriciclos ligeros y pesados- se desplomaron un 42,5% en el tercer mes del curso, con 9.479 unidades comercializadas. En el trimestre, bajaron un 6,3%, hasta 39.623 unidades.




Normas
Entra en El País para participar