Bumble: tener citas online sin salir de casa durante la cuarentena es posible

Bumble: tener citas online sin salir de casa durante la cuarentena es posible

Las apps de citas se transforman durante el confinamiento.

Son muchos los sectores de la economía que se han parado en seco por razones obvias: la hostelería, el turismo y, también, las apps de citas que han visto cómo dejaba de tener sentido buscar a tu media naranja cuando estamos confinados en casa y es imposible salir a la calle a hacer nada. Con eso sobre la mesa, era lógico esperar que algunas de ellas se transformaran a toda velocidad.

Y si hay algo que ha explotado con esta pandemia es el uso de las aplicaciones de videoconferencia, que están copando los tops de las más descargadas tanto en iOS como en Android, lo que ha llevado a que no concibamos hacer solo llamadas de voz cuando queremos hablar con familiares y amigos. Así que, ¿cómo no iban a reaccionar las apps de citas online?

Bumble da el primer paso

Lo que Bumble ha hecho es adaptarse a los tiempos que corren y por eso ha modificado algunos elementos de su red social para facilitar que aquellas personas que consigan hacer match puedan mantener un encuentro virtual, gracias a las nuevas tecnologías. Eso sí, nada va a cambiar a la hora de encontrar a esa media naranja.

Tal y como funcionan estas apps, las personas que quieran encontrar una pareja podrán elegir a las que más les gustan y luego esperar un match. Ahora, el filtro de búsqueda se hace más amplio ya que al tratarse de citas virtuales, ¿por qué no buscar pareja en Australia, Japón, China o Polonia? Una vez que se produce esa coincidencia se abrirá un chat y podrán hablar pero, a diferencia de lo que ocurría hasta ahora, la aplicación permite señalar si se ofrece como alternativa de comunicación un chat de vídeo.

Citas virtuales con Bumble.
Citas virtuales con Bumble.

No es lo ideal, pero se trata de una solución de emergencia que nos permitirán seguir en casa respetando la cuarentena y, además, tener una cita online que nos podría servir para ver si conectamos con esa persona, si nos gusta su conversación, etc. Además, esta alternativa que Bumble ha puesto en marcha tiene otro elemento que nos va a venir bien, y es que tras más de un mes en el que nos da lo mismo estar en chándal, pijama o pantalón corto, de repente tendremos que ponernos guapos, vestirnos y ponernos delante de la cámara para intentar cautivar a nuestra cita. Una cierta forma de volver a la normalidad aunque al final no vayamos a pisar la calle, pero que nos puede venir bien para romper la rutina.

Si no queremos vernos en directo, también podremos enviar una nota de audio con nuestra voz, algo que nos servirá, por lo menos, para conocer cómo habla y lo que nos dice, lejos de las frías palabras de un chat que, casi siempre, provoca más malos entendidos que buenos.

Normas
Entra en El País para participar