Lola Solana: “Invierto en sectores donde puedo dormir tranquila”

“Apostamos por renovables, farmacia, envejecimiento y coche autónomo”. "La diversidad de género aporta rentabilidad. Los inversores van a estar en las empresas que incorporan mujeres en puestos de dirección o en las que no haya brecha salarial”

Lola Solana, gestora del Santander Small Caps y del Santander Equality Acciones.
Lola Solana, gestora del Santander Small Caps y del Santander Equality Acciones.

Gestiona el Santander Small Caps España, un clásico entre los fondos de Bolsa española más rentables, desde su creación en 2004. Por entonces había muy pocas mujeres gestoras y mucho menos al frente de una estrategia basada en empresas de pequeña capitalización. “Todo el mundo buscaba y seguía al Ibex, así que me sentía rara avis más por el tipo de activo que por ser mujer”.

¿Cómo ha visto evolucionar la presencia y responsabilidad de la mujer en el sector?

Más que en la cantidad de gestoras, que ahora hay muchas, es el creciente entusiasmo de las jóvenes por ser gestoras, una labor que antes era más cosa de hombres. La forma de invertir está cambiando y ahora se busca la rentabilidad, pero también otro tipo de cosas, lo que les parece más atractivo. Las mujeres tienen ahora mucho más interés en ser gestoras que hace 20 años.

¿Cree qué las mujeres gestionan con un estilo diferente?

El género no te da una diferencia en cuanto al tipo de gestión. A mí muchas veces me dicen que “las mujeres sois más conservadoras y asumís menos riesgos”. Si con riesgo te refieres a un mayor tracking error (diferencial de rentabilidad entre un fondo de inversión y su índice de referencia), mis carteras siempre lo han tenido muy alto. Pero para mí el riesgo es no mirar bien y no hacer un análisis muy a fondo de los valores en los que inviertes.

Existe el tópico de que las ‘small caps’ son volátiles, de poca calidad y con mucha deuda. Es un error

Han lanzado recientemente el Santander Equality Acciones, que invierte en empresas que promueven la igualdad de género. ¿Es una temática rentable?

Cuando la mayoría de los activos dan tan poca rentabilidad, lograr un 12% después de comisiones en 2019 me parece que está muy bien. ¿Por qué no dio tanta rentabilidad como el Euro Stoxx? Porque tenemos un universo mucho más pequeño, hay muchas menos empresas donde la mujer tenga un poder de decisión importante. Ten en cuenta que solo el 8% de las cotizadas españolas tiene una presidenta o solo en el 20% ocupan puestos directivos. A medida que pase el tiempo el universo se irá ampliando porque, aparte de demostrar que la diversidad de género aporta rentabilidad, queremos que este fondo sirva de reclamo a otras empresas, que vean que la demanda por parte de los fondos de inversión y de los inversores va a estar en aquellas empresas que cumplen con requisitos como incorporar mujeres en puestos de dirección, que no haya brecha salarial, etc. Las nuevas generaciones están cambiando la forma de invertir. Buscamos rentabilidad, obviamente, pero ahora el fin no justifica los medios. La gente quiere algo más, invertir en empresas honestas. Además, parte de la comisión de este fondo se dedica a financiar becas para mujeres en entornos desfavorecidos. Este año solo hemos tenido dinero para dos, pero esperamos dar más el año que viene. Un dato también curioso es que el Santander Equality Acciones es el único fondo que tenemos donde hay mas partícipes mujeres que hombres.

Gestiona también la parte de renta variable de la gama Santander Sostenible. ¿Son también mayoría las mujeres?

No, yo solo lo he visto especialmente en este de mujeres, pero si miráramos cuál es la media de edad de los partícipes posiblemente sería más baja que en otro tipo de fondos, porque yo sí noto que la gente joven invierte sintiéndose partícipe de las compañías. Antes ni siquiera mirabas qué había en la cartera. Ahora sienten que al invertir están haciendo un bien social, aparte de un bien económico para su bolsillo.

Lola Solana: “Invierto en sectores donde puedo dormir tranquila”

¿Qué tipo de empresas les interesan en estos fondos?

Aquellos sectores donde la demanda esté, y pensamos que va a estar, en todo lo que es energía renovable, farmacia, envejecimiento de la población, inmobiliario enfocado a residencias de ancianos o de estudiantes, reciclaje en todas las variantes, gestión de residuos, todo lo relacionado con el coche autónomo… También es una necesidad todo lo que es conectividad. Dentro de estos sectores evidentemente buscamos las mejores compañías, las que van a ser más rentables porque son las más eficientes. Buscamos lo mejor y no nos importa el tamaño, incluso a veces invertimos en compañías muy pequeñas.

Y en sus fondos clásicos, los de small caps, ¿qué perfil de empresas son sus preferidas?

Al final lo que es bueno para unos es bueno para otros. Fundamentalmente buscamos compañías con crecimiento rentable, balance sólido, gestión de calidad y que estén en un sector que tenga sostenibilidad en beneficios. Por ejemplo, apostamos a largo plazo por farmacia, industria, donde la demanda va a seguir aumentando, y en energías renovables. Lo que busco es sostenibilidad y beneficios y eso va a estar donde esté la demanda. Telecomunicaciones también lo pueden hacer bien porque la conectividad va a ser clave en el mundo. Pero tan importante es la industria en la que esté como el equipo directivo. Y, obviamente, que sean de tamaño reducido.

Está cambiando la forma de invertir. Los jóvenes buscan rendimiento, pero quieren algo más, empresas honestas

¿No hay más riesgo cuanto más pequeña es la compañía?

Existe el tópico de que las small caps son empresas volátiles, de poca calidad y con mucha deuda, pero eso es un error. Los fondos de compañías de pequeña capitalización son menos volátiles que otros. Son empresas de mucha calidad, de hecho, hay valores que tengo en cartera desde que empezó el fondo en 2004 y que siguen creando valor para el accionista en el largo plazo. Si tú estás convencido del negocio en el que inviertes, no tienes riesgo. Todo depende al final de la pericia del gestor. Tenemos que apoyar todos la inversión en pequeñas y medianas compañías porque son el tejido empresarial de nuestro país y gracias a ellas salimos de la crisis en 2008, una situación que se puede repetir ahora. Si inviertes a largo plazo siempre tienes mejor rentabilidad en las pequeñas que en las grandes, aunque la economía desacelere, que todavía no sabemos con exactitud qué va a pasar. Soy una auténtica convencida en las pequeñas compañías.

¿Qué impacto espera por el ­coronavirus?

No sabemos cómo va a evolucionar ni como va a responder la gente de la calle. Si va a dejar de consumir, es algo que yo no controlo. No quiero jugar con la dirección del mercado, lo que hago es apostar por compañías de calidad y con visibilidad de beneficios, independientemente de lo que pase con la economía. Estoy invertida en sectores donde puedo dormir tranquila en este entorno.

Normas
Entra en El País para participar