Corredor, la alumna discreta y seria de Derecho, a poner paz en REE

Exministra de Vivienda y registradora de la propiedad, ha sido siempre fiel a Sánchez

Beatriz Corredor, presidenta no ejecutiva de Red Eléctrica.
Beatriz Corredor, presidenta no ejecutiva de Red Eléctrica.

Solía sentarse siempre en el mismo asiento, ni muy cercano ni muy distante del profesor. Pese a su discreción, era difícil no advertir su presencia. Formaba parte de ese grupo de personas que necesita el profesor para dialogar con ellas, desde su interior. Un día me acerqué a su asiento, al terminar la clase. Descubrí su disciplina y seriedad: al mismo tiempo que estudiaba la asignatura, preparaba los temas de Derecho civil de las oposiciones a registradora de la propiedad”. Antonio Manuel Morales Moreno, catedrático de Derecho Civil, recuerda así a Beatriz Corredor Sierra (Madrid, 1968), exministra de Vivienda y nueva presidenta no ejecutiva de Red Eléctrica.

Muy cercana al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que conoce desde que coincidieron en los escaños del Ayuntamiento de Madrid y al que se mantuvo fiel incluso en sus peores momentos, no tiene conocimientos específicos de energía, pero aseguran quienes la conocen que se pondrá al día a base de trabajo y se asesorará convenientemente.

Corredor incluye en su perfil de LinkedIn su experiencia como voluntaria en el Hospital de La Paz, acompañando a niños en diálisis. Eran sus primeros años de Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). A partir de cuarto, compaginó los estudios con la oposición. Tras licenciarse en 1991, en solo dos años ya era registradora –la media para sacarse la oposición es de 7 u 8 años. “Le debo todo lo que soy a mis padres, que se empeñaron en que todos sus hijos tuviéramos la ocasión de estudiar una carrera universitaria”, recordaba al recibir el premio Alumni 2017 de la UAM. “Y a las becas, que permitieron que una chica de familia numerosa y recursos económicos limitados” llegara tan lejos.

En la UAM estudió también el padre de sus dos hijas mayores (tiene tres, y se ha separado dos veces). Miembro del consejo asesor de Alumni UAM, Corredor está “muy implicada con la universidad”, afirma Máximo Juan Pérez García, delegado del rector para Empleabilidad y Alumni. “Para ella es una forma de dar de vuelta a la sociedad en su conjunto”.

Ejerció como titular en los Registros de Valencia de Alcántara (Cáceres), Campillos (Málaga) y Lillo (Toledo), y preparó a opositores en la Academia de Madrid. Además, fue la primera mujer vocal del Tribunal de Oposiciones al Cuerpo de Registradores.

Pero pronto recibió la llamada de la política. Se afilió al PSOE en 2003, y en 2007 concurrió en las listas de Miguel Sebastián al Ayuntamiento de Madrid. Entró como suplente, y fue portavoz de Vivienda, pero un año después la llamó José Luis Rodríguez Zapatero para ocupar el ministerio del ramo.

Al principio le costaban las apariciones públicas, pero poco a poco fue cogiéndoles el tranquillo, así como al tema de la imagen. Una persona que compartió aquella etapa y ha mantenido la relación dice que es una trabajadora incansable, muy metódica, que se lee absolutamente todo, y que piensa que tiene menos capacidad de la que tiene en realidad.

En 2010, Fomento absorbió Vivienda, pero a Corredor no le importó seguir, rebajada a secretaria de Estado, convencida como estaba de que podía seguir haciendo cosas positivas en un departamento que, en cualquier caso, tenía responsabilidades reducidas. En 2011, la victoria del PP se la llevó por delante a ella y al resto del Ejecutivo.

Volvió entonces a su mundo anterior, como vocal de Relaciones Institucionales de la Junta del Colegio de Registradores, entre 2013 y 2017. Compañeros de profesión y que compartieron cargos institucionales destacan su “brutal” preparación, lo joven que se sacó la oposición, y su “profundo” conocimiento de muchas materias. “Muy eficaz, se anticipa al futuro (en temas de vivienda, alquiler). En el trato personal es muy cariñosa y afable, cercana. Siempre se ha desenvuelto bien en todos los ámbitos de gestión.”

Su regreso a la política activa tuvo lugar hace tres años, como secretaria de Ordenación del Territorio y Políticas de Vivienda del PSOE. En 2018 añadió la presidencia de la Fundación Pablo Iglesias. En estos momentos es, además, mentora de emprendedores en la Fundación Endeavor España, profesora de Derecho Civil en la Universidad Nebrija y de Políticas para el Desarrollo Sostenible en el Máster en Dirección de Empresas Constructoras e Inmobiliarias (MDI) de la Universidad Politécnica de Madrid. “Tiene muy buena acogida entre los alumnos, es accesible, crea debate, genera una dinámica dialogante. Es muy buena profesora”, cuenta el director del máster, Ramón Gámez.

La conocían de su etapa de ministra, a través de la Escuela de Arquitectura. “Impulsó estudios sobre rehabilitación de edificios y energías limpias y apoyó Solar Decathlon, una competición entre universidades para crear viviendas sostenibles. En el Gobierno, apoyó mucho la investigación en ese sentido; hizo de nexo entre la Administración y la academia. Conoce bien las políticas de acceso a la vivienda en el ámbito nacional e internacional”. Corredor está desde octubre en un organismo sobre desarrollo urbano de la Comisión Económica de la ONU para Europa.

Ahora le toca profundizar en el complejo mundo de la energía. Llega en un momento delicado a REE, tras la marcha accidentada de Jordi Sevilla, otro exministro, por sus choques con la Ministra de Transición Ecológica y ahora vicepresidenta, Teresa Ribera. Corredor, que es muy de dialogar y de pensar que todo tiene solución mientras no se demuestre lo contrario, parece un perfil más adecuado para una presidencia no ejecutiva que el de Sevilla.

La exministra deberá navegar el carácter público-privado de REE, que fue lo que generó más conflicto en la etapa anterior. Otra de las tareas que le deja su predecesor es la de sacar partido de las importantes inversiones realizadas, como la compra de la operadora de satélites Hispasat o del 50% de la operadora de redes de alta tensión brasileña Argo. La estudiante discreta y seria del aula de Derecho tiene trabajo por delante.

Otros datos

Beatriz Corredor es muy seguidora del Real Madrid, y también le gustan la lectura y la música, aparte de ser muy familiar. Habla inglés a nivel Advanced, según su currículum.

En Red Eléctrica, cobrará 546.000 euros anuales, lo mismo que cobraba Jordi Sevilla, que se marchó sin indemnización –renunció a ella al firmar el contrato–.