Ocho de cada diez jefes de asesoría jurídica ya reportan directamente a su CEO

Hace dos años, quienes contaban con esta línea directa eran seis de cada diez

Ocho de cada diez jefes de asesoría jurídica ya reportan directamente a su CEO

El informe ACC Chief Legal Officers Survey 2020 pone de manifiesto el papel cada vez más relevante de los directores de las asesorías jurídicas internas en el seno de las organizaciones. En la actualidad, el 80% de los mismos reporta directamente a su consejero delegado (CEO); hace apenas dos años, los que disfrutaban de esta línea directa eran el 65%.

Jorge Muñoz, director legal y de compliance de Gilead en España, cree que esta evolución es fruto de la reflexión de los órganos de gobierno. "Han entendido que el incremento de la regulación, las sanciones y, en definitiva, los riesgos legales a los que se expone la organización justifican que su director jurídico esté en la toma de decisiones".

No obstante, remarca que la comunicación debe ser en las dos direcciones. "Cuanto antes sepa el abogado interno la estrategia de negocio, antes podrá alertar de los riesgos legales que conlleva". Y, a la inversa, si desde el departamento jurídico se detecta un cambio regulatorio con incidencia en la actividad de la compañía, este deberá trasladarlo inmediatamente al comité de dirección. "El problema", concluye Muñoz, "es que esa sensibilidad suele aparecer tras una sanción".

Que la función legal esté sentada en la mesa del comité, además, reviste su actuación de una mayor independencia porque la iguala con el resto de áreas con reporte al CEO, sin supeditarse a ninguna de ellas. En este sentido, el informe de la ACC resalta el papel que deben jugar los in house: "Son directivos que tienen el título de Derecho. Conocer la ley es esencial, pero conocer la industria y la compañía, crítico".

Para reforzar ese papel, los directores legales apuntan, entre las habilidades no jurídicas que deben desarrollar los miembros de su departamento, el liderazgo, la gestión empresarial, la presencia ejecutiva, la comunicación y la inteligencia emocional.

No obstante, aún quedan abogados internos sin canal directo con su CEO. Entre ellos, la mitad rinde cuentas al director financiero y dos de cada diez, al jefe de operaciones.

"Que el director legal participe desde el primer momento en el diseño de la estrategia de la empresa es esencial. Así se convertirá en un facilitador del proyecto, con un perfil proactivo que aporta seguridad jurídica, y no en alguien que entorpece las decisiones", reflexiona Javier Folguera, director de la asesoría jurídica y vicesecretario del consejo de Hispasat.

En relación con el tradicional problema de las áreas jurídicas de contar con indicadores que sirvan para medir su aportación de valor a la organización, Teresa Mínguez, directora legal y de compliance de Porsche Ibérica, señala que la encuesta de la ACC aporta algo de luz en este sentido. "Por primera vez, se introducen algunos indicadores que pueden servir como métrica", afirma, en relación a cómo reparten los in house su trabajo.

Los consultados, según los datos, dedicaron un tercio de su tiempo a proveer de asesoramiento legal a su compañía. Asimismo, invirtieron un 17% de sus jornadas a gestionar el departamento, un 15% al desarrollo de la estrategia corporativa y un 13% a, por un lado, asesorar en cuestiones no jurídicas y, por otro, a cuestiones del consejo de administración y sobre gobernanza.

Que no solo se dediquen a la tarea de puro asesoramiento legal, según señala el informe de la asociación, demuestra su papel como directivos dentro de las compañías. Una función que se refuerza en el caso de aquellos jefes de asesorías jurídicas con departamentos robustos.

Las plantillas permanecerán estables

Contrataciones. Quizá como muestra de la incertidumbre sobre la evolución de la economía, una gran mayoría de los encuestados por la ACC apuesta por el mantenimiento de sus plantillas en los departamentos legales. El 63% de los directores de las asesorías jurídicas respondió que no variarán el número de abogados a su cargo y solo tres de cada diez afirmaron que contratarían más. Tampoco habrá demasiados cambios entre los paralegales, los dedicados a las operaciones legales, el personal administrativo y otros profesionales vinculados a funciones legales. No obstante, el número de profesionales dedicados a las operaciones legales sigue siendo reducido. El 46% no cuenta con nadie de este perfil; el 24% tiene una persona; el 10%, dos, y el 20%, tres o más.

Normas
Entra en El País para participar