La UE pide a los países miembros restringir a los proveedores de "alto riesgo" en sus redes 5G

La Comisión no descarta por completo a la empresa, una medida que previsiblemente enfurecerá a EE UU

La UE pide a los países miembros restringir a los proveedores de "alto riesgo" en sus redes 5G
REUTERS

Bruselas ha pedido hoy a los Estados miembros de la UE restringir o prohibir la participación de los proveedores de "alto riesgo"· en las partes críticas de sus redes de telecomunicaciones 5G, según una serie de medidas sobre ciberseguridad respaldadas este miércoles por la Comisión Europea. Las pautas establecidas perjudicarán a Huawei, pero es poco probable que apacigüen a Estados Unidos, que reclama la exclusión total del gigante chino de sus redes de telecomunicaciones por supuestos problemas de seguridad.

Las recomendaciones de la Comisión Europea no vinculantes, acordadas por los 28 países del bloque, tratan de abordar los riesgos de ciberseguridad a nivel nacional y comunitario. La preocupación gira principalmente en torno a Huawei, aunque las pautas no identifican a ninguna  empresa o país en particular. 

La vicepresidenta ejecutiva de la CE Margrethe Vestager ha asegurado en rueda de prensa que las recomendaciones se han hecho de manera objetiva y "a medida de los riesgos identificados" y que esperan explicar "a nivel internacional" sus decisiones.

La CE ha hecho públicas estas medidas un día después de que el Reino Unido anunciara que deja participar a la compañía china en el despliegue de su red 5G, pero que excluye al gigante chino de las partes sensibles de la misma y de sus localidades estratégicas como centrales nucleares y bases militares. Igualmente, restringe la presencia de Huawei en los puntos no críticos de la red 5G (estaciones base y antenas) a un 35%. 

"Lo que estamos definiendo hoy es una estrategia europea para el 5G que respete la naturaleza abierta del mercado interior y la seguridad de los ciudadanos y nuestra soberanía tecnológica", ha añadido Vestager. Los riesgos a los que se refieren las medidas no están relacionados con factores técnicos, sino con la "posibilidad de interferencia de Estados de fuera de la UE o actores con respaldo estatal a través de la cadena de suministros del 5G".

"Hoy estamos equipando a los Estados miembros de la UE, operadores de telecomunicaciones y usuarios con una caja de herramientas para construir y proteger una infraestructura europea con los más altos estándares de seguridad para que todos nos beneficiemos completamente del potencial que el 5G tiene para ofrecer ", ha añadido el comisario de mercado interior de la Comisión Europea Thierry Breton.

La CE ha respaldado las medidas de mitigación de los riesgos de seguridad en las futuras redes móviles 5G impulsadas por los Estados miembros tras dedicar 2019 a identificar dichos riesgos y elaborar un informe conjunto. Se trata, en cualquier caso, de recomendaciones comunitarias que los países no tendrán la obligación de seguir dado que la construcción de estas nuevas redes es competencia nacional, aunque confía en que su aplicación "coordinada" permita una explotación segura de esta tecnología, "que afectará al conjunto del mercado interior y la soberanía tecnológica de la UE"..

La UE considera que el despliegue de las redes 5G es clave y estratégico para impulsar su crecimiento económico y competir con los EE UU y China. Por eso, las directrices dadas también aconsejan a los Estados utilizar varios proveedores de 5G en lugar de depender de una sola empresa. Bruselas estima en 225.000 millones de euros los ingresos mundiales que las redes 5G generarán de aquí a 2025, y es que, tal y como aclaran, esta tecnología tendrá un impacto importante en sectores clave para la economía europea, desde la gestión de hospitales o ciudades hasta el transporte o diversas fuentes energéticas.

La Comisión precisó estar lista para reforzar la ciberseguridad 5G del bloque mediante el uso de herramientas de defensa comercial contra el dumping o los subsidios extranjeros. Los países de la UE tienen hasta abril para implementar las directrices e informar sobre su progreso en junio. Las recomendaciones aprobadas por la CE y comunicadas hoy han sido acordadas por los 28 Estados miembros, la propia Comisión y la Agencia de Ciberseguridad de la UE. 

Caja de herramientas

La Comisión apoyará la implementación de estas medidas utilizando "todas las herramientas a su disposición" a fin de garantizar la seguridad de la infraestructura 5G y su cadena de suministro. Para ello, considerará las reglas de telecomunicaciones y ciberseguridad, la coordinación sobre estandarización y los certificados a nivel de la UE, el marco de escrutinio de las inversiones extranjeras directas para "proteger la cadena de suministro" del 5G europeo, los instrumentos de defensa comercial o las normas de competencia.

También las licitaciones públicas, asegurándose de que se tienen debidamente en cuenta los aspectos de seguridad, y los programas de financiación comunitarios, de manera que los beneficiarios cumplan con los requisitos de seguridad relevantes.

Respuesta de Huawei y de los operadores

Huawei, el mayor productor mundial de equipos de telecomunicaciones, ha asegurado en un comunicado que "acoge positivamente" la decisión de la CE, ya que les "permite" seguir participando en el despliegue del 5G. "Huawei lleva presente en Europa casi 20 años y tiene un sólido historial en materia de seguridad. Continuaremos trabajando con los gobiernos europeos y la industria para desarrollar estándares comunes que fortalezcan la seguridad y fiabilidad de la red", ha añadido.

Por su parte, Etno, a asociación que agrupa a los principales operadores de telecomunicaciones europeos,ha emitido una nota hoy donde pide a los gobiernos nacionales evitar "acciones desproporcionadas" al escoger proveedores de red que afecten negativamente a la inversión y puedan dañar la competitividad de Europa en el desarrollo de la nueva tecnología móvil, informa Europa Press.

Etno ha mostrado su apoyo al enfoque "armonizado" de la UE en torno a la seguridad de las nuevas redes 5G, pero apunta que la toma de decisiones en Eruopa en torno a estas infraestructuras "deben seguir basándose en hechos, tiene que ser proporcional a las amenazas y construirse sobre una sólida comprensión de la realidad tecnológica". Recientemente, Telefónica desveló que reducirá su dependencia de Huawei al desplegar sus red 5G y que utilizará otros proveedores.

EE UU insta a recapacitar a Reino Unido

Solo un día después de que Reino Unido descartara vetar por completo a Huawei, Estados Unidos ha instado al país saliente de la Unión Europea a recapacitar. El Secretario de Estado Mike Pompeo ha asegurado que "Reino Unido tiene la oportunidad de reconsiderar su postura a medida que la implementación vaya avanzando". "Nuestro punto de vista sobre Huawei: ponerlo en tu sistema crea un riesgo real", ha sentenciado Pompeo.

Por otro lado, el diario alemán Handelsblatt ha afirmado en uno de sus artículos que el Gobierno de su país cuenta con pruebas que demostrarían la supuesta colaboración de Huawei con los servicios de inteligencia chinos.

"A finales de 2019, los servicios de inteligencia de Estados Unidos compartieron con nosotros pruebas de que Huawei ha estado cooperando con las autoridades de seguridad chinas", ha citado el diario alemán de un supuesto documento confidencial del Ministerio de Exteriores de su país.

A las acusaciones lanzadas por Handelsblatt, Huawei ha respondido que el artículo "repite viejas alegaciones sin ningún fundamento sin aportar ninguna prueba concreta". "Huawei nunca ha hecho ni nunca hará nada que comprometa la seguridad de las redes y de los datos de sus clientes", ha añadido la compañía.

Normas
Entra en El País para participar