Moody’s: “La incertidumbre en Huawei es negativa para las telecos en términos crediticios”

La agencia cree que si se excluye al fabricante chino habrá un aumento de costes

Moody’s: “La incertidumbre en Huawei es negativa para las telecos en términos crediticios”
Reuters

El actual escenario de incertidumbre en torno a Huawei, derivado de las presiones de EE UU en su disputa comercial con China, es negativo en términos crediticios para las operadoras europeas, pero neutral para otros fabricantes de equipos de redes como Ericsson y Nokia, según un informe publicado por la agencias Moody’s.

La potencial presión para las telecos para que limiten o eviten los contratos con Huawei viene en un momento crítico, puesto que la industria está en proceso de adjudicación de los equipos para las redes de la nueva telefonía móvil 5G. Excluir a Huawei del proceso de contratación provocará un aumento de los costes para las operadoras, y retrasará el despliegue de las nuevas redes 5G, lo que es claramente negativo.

En los últimos meses, las telecos han empezado a tomar decisiones sobre la adjudicación de contratos 5G. Entre otros movimientos, Telecom Italia ha elegido a Ericsson, mientras que Telefónica dijo que planeaba reducir de forma drástica el uso de equipos de Huawei para la red core de 5G, y se moverá hacia una estrategia de múltiples proveedores. A su vez, Deutsche Telekom ha suspendido la compra de equipos de 5G, a la espera de la decisión del Gobierno germano sobre si prohíbe o no al fabricante chino.

Según Moody’s, en el ámbito de la banda ancha fija, las operadoras más dependientes de los equipos de Huawei son BT (con rating Baa2 y perspectiva estable), Deutsche Telekom (Baa1 y perspectiva negativa), Telefónica (Baa3 con perspectiva estable) y Orange (Baa1 con perspectiva estable), mientras que en el móvil, las más dependientes son Vodafone, SFR, Bouygues, y las citadas Deutsche Telekom y BT (a través de la filial EE).

Moody’s espera que las operadoras europeas reduzcan en el futuro la compra de equipos de Huawei, pero no prevé que las telecos sean forzadas a reemplazar los equipos del fabricante chino actualmente instalados en sus infraestructuras. “Algunos operadores podrían afrontar cargas extraordinarias derivadas de los terminales móviles de Huawei que puedan tener en sus inventarios, que no son fáciles de vender”, señala la agencia de calificación.

El informe señala que la contratación de varios fabricantes es beneficiosa para las telecos puesto que facilita la negociación de los términos financieros de los acuerdos y reduce los costes de mantenimiento. “Sin embargo, estos beneficios pueden estar en peligro al pasar a dependerse de uno o dos proveedores de equipos”, indica.

Normas
Entra en El País para participar