Reino Unido desafía a Trump y contará con Huawei para su red de 5G, aunque limitará su poder

La compañía queda fuera del núcleo de la red y solo podrá tener el 35% de cuota en el resto. El plan aprobado complica acuerdos post-Brexit entre Londres y Washington

Reino Unido desafía a Trump y contará con Huawei para su red de 5G, aunque limitará su poder
REUTERS

El Primer Ministro británico, Boris Johnson, ha decidido incluir este martes a Huawei en el plantel de compañías que conformarán la futura red 5G de Reino Unido, aunque eso sí, con limitaciones. Se trata de la primera gran muestra de hacia dónde se dirigirá su política exterior británica una vez consumado el Brexit la medianoche de este viernes y la decisión ha decepcionado a Estados Unidos. 

Johnson ha trazado un plan que no excluye a nadie, pero que deja a los “proveedores de alto riesgo”, es decir, a Huawei (aunque no la citan expresamente), fuera de localizaciones críticas, como las centrales nucleares y los cuarteles militares. Su participación tampoco alcanzará al “núcleo” de la infraestructura y se limitará al 35% en los puntos no críticos de la red (estaciones base y antenas) y para redes fijas de fibra completa.

"Esta es una solución específicamente pensada para Reino Unido por motivos concretos y ayudará a superar los desafíos a los que nos enfrentamos en estos momentos", ha asegurado el Secretario de Comunicaciones Nicky Morgan tras la reunión que ha mantenido el Consejo Nacional de Seguridad presidido por Boris Johnson.

En unas declaraciones realizadas a Reuters bajo la condición del anonimato, un alto cargo de la administración estadounidense ha admitido estar "decepcionado" por la decisión británica. "No hay opción segura en confiar en proveedores que no son de confianza para cualquier parte de la red 5G, buscaremos cooperar con Reino Unido para que excluyan a los proveedores no seguros de las redes 5G", ha avanzado. 

El desacuerdo entre Londres y Washington se deja ya ver en algunos medios estadounidenses como Business Insider, que titulan con que Boris Johnson desafía a Trump al dar luz verde a Huawei para desarrollar la red 5G de Gran Bretaña. El Ejecutivo de Londres había recibido durante los últimos años fuertes presiones de EE UU para que excluyera a la compañía china por el temor a que ayude en labores de espionaje al Gobierno chino, algo que la multinacional ha negado en repetidas ocasiones. La administración estadounidense había advertido previamente que si Londres le daba un papel a Huawei podría desescalar la cooperación en temas de inteligencia.

Igualmente, este desacuerdo se produce unas semanas antes de que los gobiernos de EE UU y Reino Unido se sienten a negociar un acuerdo de libre comercio posterior al Brexit. El congresista estadounidense Mike gallagher ha asegurado a la BBC que permitir que Huawei desarrolle la red 5G de Reino Unido frustraría las posibilidades de este país para un acuerdo integral de libre comercio con EE UU.

Por su parte, el vicepresidente de Huawei, Victor Zhang, ha afirmado estar "tranquilo" tras la decisión británica de permitir a la empresa continuar trabajando en el 5G del país. "Esta decisión basada en los hechos dará como resultado una infraestructura de telecomunicaciones más avanzada, más segura y más eficiente en costes que estará preparada para el futuro", ha valorado.

Desde la compañía china se recuerda que han estado suministrando "tecnología punta" a operadores de telecomunicaciones del Reino Unido desde hace más de 15 años. "Hemos creado este sólido historial dando apoyo a nuestros clientes en su inversión en redes 5G, impulsando el crecimiento económico y ayudando al Reino Unido a seguir siendo competitivo a nivel mundial", ha añadido Zhang. Huawei ha asegurado igualmente que está de acuerdo en que "un mercado con diversidad de proveedores y una competencia justa son esenciales para generar confianza e impulsar la innovación de la red, garantizando que los consumidores tengan acceso a la mejor tecnología posible". 

Vodafone y EE (de BT) son dos de los operadores que en Reino Unido cooperan con Huawei, y que ahora tendrán que reducir su dependencia del gigante chino, ya que más del 35% de sus equipos de red de acceso de radio fue fabricado por esta compañía. "Vodafone UK utiliza una mezcla de equipamiento de Huawei, Ericsson y Nokia para sus torres de 4G y 5G, continuamos creyendo que el uso de diferentes proveedores es la mejor manera de salvaguardar el servicio prestado a los clientes de telefonía", han añadido desde el operador.

Los cuatro operadores, EE, O2, Three y Vodafone, han lanzado servicios 5G durante los últimos seis meses, todos utilizando el kit 5G de Huawei, según el FT. Las limitaciones a la empresa china sobre su participación en las redes de fibra completa también podría tener impacto en empresas como BT y Virgin Media.

El Secretario de Comunicaciones británico ha precisado que "los proveedores de alto riesgo son aquellos que representan mayor amenaza para la seguridad y resiliencia para las redes de telecomunicaciones del Reino Unido". En ese sentido, el Consejo de Seguridad Nacional del Reino Unido ha indicado que Huawei "siempre ha sido considerado de alto riesgo por el Gobierno" debido a su importancia estratégica por su elevada cuota de mercado, su nacionalidad china, que, en virtud de las leyes del gigante asiático, podría llevarle a actuar en contra de los intereses británicos, informa Europa Press.

Dimitris Mavrakis, analista de telecomunicaciones de ABI Research, aseguró que la decisión adoptada por el Gobierno del Reino Unido es "un buen compromiso para aliviar las preocupaciones de seguridad y asegurarse que el mercado 5G del país no sufra daños. Además, supone que habrá una interrupción mínima en los planes ya en marcha de implementación del 5G". Los operadores habían presionado al ejecutivo de Boris Johnson para que no prohibiera totalmente a Huawei, pues esa drástica medida les obligaría a frenar sus planes y encarecería el despliegue de sus redes.

Las autoridades del Reino Unido confían en que empresas como Samsung y NEC entren al mercado de telecomunicaciones del Reino Unido, lo que elevaría la competencia en un mercado donde Huawei compite básicamente con Ericsson y Nokia.

A la espera de lo que diga la Comisión Europea

Reino Unido forma parte de la alianza anglosajona en materia de seguridad conocida como Cinco Ojos, junto a EE UU, Canadá, Nueva Zelanda y Australia. De esos cinco miembros de la organización, EE UU y sus socios oceánicos han excluido a Huawei de sus respectivas infraestructuras de telecomunicaciones.

Mientras, el comisario europeo de Industria, Thierry Breton, aseguró hace unos días que la Comisión Europea no excluirá en principio al fabricante chino del desarrollo de la red 5G, aunque fijará "reglas estrictas". "No se trata de discriminar, se trata simplemente de fijar reglas. Serán estrictas, exigentes y, evidentemente, acogeremos en Europa a todos los operadores que quieran aplicarlas".

Normas
Entra en El País para participar