Igualdad

Goldman rechazará las OPV con cúpulas solo de hombres blancos heterosexuales

El CEO del banco de inversión, David Solomon, ha lanzado el ultimátum desde Davos

David Solomon, presidente y CEO de Goldman Sachs.
David Solomon, presidente y CEO de Goldman Sachs.

La era de los consejos de administración dominados exclusivamente por hombres blancos y heterosexuales llega a su fin. El consejero delegado de Goldman Sachs, David Salomón, ha lanzado un ultimátum desde Davos. El mayor coordinador de salidas a Bolsa en Estados Unidos y Europa se niega a realizar OPV de empresas en esas regiones que den la espalda a la diversidad. Asia aún no está incluida en la nueva política de la firma.

El mandato es la última de una serie de señales que proscriben la falta de diversidad. BlackRock y State Street  ya están votando en contra de los consejos de administración sin representación femenina. Las empresas cotizadas con sede en California que solo tengan hombres en sus consejos afrontan multas de hasta 100.000 euros por una nueva ley estatal.

"Es lo que los grandes inversores buscan  ahora", explica explica Fred Foulkes, profesor en la universidad Questrom School of Business de Boston. "Si la cúpula tiene todos los hombres blancos, esto un gran punto negativo". Goldman Sachs reconoció que la "diversidad" tiene otros significados en función de la parte del mundo, como Asia, donde las dinámicas son diferentes.

Con todo, el banco afirmó el viernes en un comunicado que tiene la intención de ampliar esta regla de empresas que promuevan la diversidad más allá de los Estados Unidos y de Europa. El consejo de administración se ha convertido en el eje de la diversidad de género y racial en los más altos niveles de las empresas.

Casi la mitad de los puestos vacantes en las empresas del S&P 500 fueron cubiertos por mujeres el año pasado, y por primera vez han llegado a ser una cuarta parte de todos los puestos directivos. En julio, la última empresa con solo hombres en el consejo de administración del S&P 500 nombró a una mujer.

Sin embargo, los nuevos consejos son menos diversos. Entre las 25 mayores OPV desde 2014 hasta 2018, 10 compañías no tenían mujeres en el consejo, según Malli Gero, cofundadora y asesora hasta el año 2020 de Mujeres en los consejos, una organización que presiona para que las firmas del índice Russell 3000 tengan al menos un 20% de consejeras.

El año pasado, Goldman Sachs fue contratado para coordinar la salida a Bolsa de WeWork, que solo contaba con una consejera. "A partir del 1 de julio en Estados Unidos y Europa, no sacaremos a Bolsa ninguna empresa a Bolsa a menos que tenga al menos un miembro que represente la diversidad, con especial atención en las mujeres", explicó Solomon a la CNBC el jueves.

El próximo año, el banco elevará la necesidad de diversidad a dos consejeros, entre los que se incluirá la orientación sexual y la identidad de género, señaló Goldman en una nota. El banco avisó de que la decisión se tomó después de que tomara conciencia de que 60 empresas europeas  han salido a Bolsa en los últimos dos años  sin un mujer o persona de color en el consejo. 

Goldman Sachs tiene cuatro mujeres en su junta de 11 personas. Entre las OPV en las que Goldman Sachs participó durante los últimos dos años en los Estados Unidos y Europa, menos del 10%  incumple con su actual precepto de diversidad. No se disponía de datos sobre la composición de esos consejos en el momento de la salida a Bolsa, afirman desde Goldman.

"Nos damos cuenta de que este es un pequeño paso, pero es un paso en la dirección de decir: ¿Sabes qué? Pensamos que esto es correcto y estamos en posición de ayudar a nuestros clientes si necesitan ayuda a la hora de contratar mujeres para sus consejos'" dijo Solomon a CNBC.

JPMorgan  no tiene una política similar a la de Goldman Sachs, pero desde 2016 cuenta con un servicio de asesoría que trabaja para ayudar a las empresas a encontrar diversos candidatos para su consejo. Morgan Stanley no respondió a las solicitudes de comentarios. Por ahora, el paso de Goldman es "bastante sorprendente", dijo el profesor de la universidad Questrom School of Business de Boston. "Es un sismo cambio", sentenció.

Normas
Entra en El País para participar