Ghosn denuncia un complot de Nissan y la fiscalía japonesa para apartarle

Dice que fue "brutalmente despojado de mi trabajo, de mi familia y mis amigos"

carlos ghosn
El expresidente de Carlos Ghosn, durante la conferencia de prensa mantenida hoy en Beirut, Líbano. REUTERS

Después de más de un año lejos de las cámaras y unos días después de su huida de película de Japón, el ex presidente de Nissan, Carlos Ghosn reaparece ante los medios en Beirut para denunciar su arresto en Tokio, tiempo durante el cual asegura que se vulneraron sus "derechos humanos" de forma constante. "He sido brutalmente separado de mi trabajo, de mi familia", ha dicho.

El ex directivo, que fue detenido en Japón en noviembre de 2018, ha dicho que el único contacto con su familia durante los meses que pasó en la cárcel  fue mediante cartas que le enseñaban sus abogados a través de un cristal. "No he huido de la justicia sino de la injusticia y de la persecución política" en Japón, ha dicho. 

Por ello, afirma que no tuvo "otra opción" más que la huida para "protegerme a mí y a mi familia". El expresidente se fugó  de Tokio el domingo 29 de diciembre, donde estaba en libertad vigilada 24 horas al día, y reapareció tres días después en Beirut, a donde llegó en un avión privado procedente de Turquía.

Ghosn ha señalado además las amenazas: "La situación empeorará si no confiesas", asegura que le dijo el fiscal repetidamente. El directivo ha denunciado la "injusticia y la persecución política" del sistema judicial japonés.

Para el expresidente de la automovilística, los fiscales han presentado "información falsa" para basar sus acusaciones y que no hay pruebas que lo sustenten. Ghosn ha argumentado que todo el caso es una conspiración entre la fiscalía japonesa y la propia Nissan, y ha señalado a tres miembros de su consejo de administración: Hitoshi Kawaguchi, "el enlace entre Nissan y las autoridades"; Hidetoshi Imazu y Masakazu Toyoda.

Los motivos, según él, el empeoramiento de las ventas de Nissan en 2017 y su decisión de concentrarse en la gestión de Mitsubishi, pero sobre todo sus propuestas para hacer irreversible la alianza entre Nissan y Renault: "Acepté seguir presidiendo la alianza en 2018 para continuar integrando ambas compañías, siempre respetando sus independencias, pero no había confianza. Alguno de nuestros "amigos" japoneses tenía la idea de que, para reducir la influencia de Renault sobre Nissan, tenían que quitarme a mí".

Ghosn, durante años considerado el ejecutivo modelo de la industria de la automoción, subrayó en varias ocasiones que rescató a Nissan, "la reviví, era una marca intrascendente", y que estaba  en proceso de iniciar una negociación para fusionar la alianza Renault-Nissan con Fiat Chrysler. "La Alianza perdió una enorme oportunidad. Es increíble que haya pasado".

Poco antes de su reaparición equipo legal de Ghosn calificó como una "gran perversión de la verdad" la reciente afirmación de la empresa de que las acusaciones contra él, fueron fruto de una investigación "sólida y exhaustiva". La nota salía así al paso del comunicado que dio a conocer Nissan en Tokio ayer, el primero que menciona la compañía la reciente fuga de Japón de Carlos Ghosn, que apareció hace pocos días en Beirut meses antes de que compareciera ante los tribunales para responder a sus acusaciones. En esa nota de Nissan, la firma calificó como "extremadamente lamentable" la huida de Ghosn y recordó que la empresa "descubrió numerosos actos de mala conducta de parte de Ghosn gracias a una investigación sólida y exhaustiva".

La fiscalía libanesa le llama a declarar por notificación de la Interpol

El fiscal general libanés, Ghasan Oueidat, ha citado a Ghosn, para tomarle declaración mañana, jueves, después de que las autoridades del Líbano hayan recibido una circular roja de Interpol sobre el fugitivo, informó este miércoles la agencia de noticias estatal ANN. La agencia agregó que la cita en la Fiscalía también tiene que ver con "las reuniones con oficiales israelíes", por las que se ha presentado una demanda judicial contra Ghosn en el Líbano, país técnicamente en guerra con Israel.

Ghosn ha mostrado este miércoles su agradecimiento a las autoridades libanesas y su confianza en la justicia del país árabe, que le acogió el pasado 30 de diciembre y que en un principio dijo que no sería perseguido. Sin embargo, la Fiscalía libanesa recibió pocos días después una circular roja de Interpol, que solicita a las autoridades arrestar de forma preventiva al fugitivo de la Justicia nipona a la espera de extradición, entrega u otra acción judicial similar. 

 

Normas