Investidura

Las agencias de rating anticipan un Gobierno continuista pero alertan del riesgo de deshacer reformas

Moody's y S&P advierten de los riesgos de deshacer las reformas de legislaturas anteriores

Logotipo de la agencia de calificación Moody's.
Logotipo de la agencia de calificación Moody's.

Las agencias de calificación crediticia han anticipado pocos cambios en las políticas económicas de España tras la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. Estas firmas se mantienen a la espera de ver los primeros presupuestos del Ejecutivo de coalición para valorar cuál será el rumbo de la política económica. 

"Aunque España ha sido capaz de formar gobierno, su mayoría es débil y el país no tiene experiencia con gobiernos de coalición", ha explicado la analista del rating soberano de España y vicepresidenta de Moody's, Kathrin Muehlbronner. La firma señala que espera un mayor gasto para el presente año, aunque también "más y nuevos impuestos para mantener el déficit presupuestario bajo control". Con respecto a los impactos crediticios, Moody's ha indicado que esperará a ver los presupuestos de este año, que serán "el primer indicador clave de la dirección de la política económica del Gobierno". "Un riesgo clave sería la derogación de las reformas del mercado laboral, ha alertado la firma. 

Sin impacto crediticio

Del mismo modo, el analista principal del rating de España de S&P Global Ratings, Frank Gill, ha agregado que la formación del nuevo Ejecutivo "no tiene efectos inmediatos" en la calificación crediticia de España. "El nuevo Gobierno no ha clarificado sus políticas económicas y fiscales, pero no esperamos grandes cambios", ha apostillado Gill. 

S&P ha alertado de que la "fragilidad" del Gobierno plantea dudas sobre las futuras reformas políticas necesarias, como aquellas dirigidas a "mejorar el mercado de trabajo" o a "reducir el déficit presupuestario". El analista ha asegurado que, dado que los "principales partidos" apoyan la adherencia a las reglas presupuestarias y económicas de la Unión Europea, no se derogarán reformas ya aprobadas. 

No obstante, S&P ha avisado de que si se da marcha atrás a las reformas acometidas en los gobiernos anteriores, "probablemente afectará a las previsiones económicas de España y a su solvencia". 

Normas