UBS descarta cambios significativos en la política fiscal y económica del nuevo Gobierno

Barclays sí ve riesgo de tensión con Bruselas por las medidas laborales y una política fiscal expansiva

investidura gobierno
EFE

UBS no tiene una visión catastrofista ante el nuevo Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos que ha surgido hoy de la sesión de investidura en el Parlamento. La firma suiza espera pocos, o ningún cambio material en la política fiscal y económica para un ejecutivo que apunta se centrará en reducir la desigualdad social. 

Para UBS, las propuestas económicas anunciadas en su programa de Gobierno por PSOE y Podemos (la revesión parcial de la reforma laboral, la reindexación con la inflación de las pensiones y la renuncia al factor de sostenibilidad, el alza de impuestos a las rentas más elevadas, la tasa digital y a las transacciones financieras y la aplicación de un tipo mínimo efectivo del 15% en el impuesto de sociedades) tendrá un reducido impacto en el corto plazo sobre el crecimiento económico y el déficit público. Sí advierte en cambio del impacto en la sostenibilidad de las pensiones de medidas como la actualización con la inflación de las pensiones.

"El compromiso de España con la integración europea, la probable reelección de la bien considerada Nadia Calviño como ministra de Economía y unas políticas fiscales y económicas en términos generales neutrales deberían tranquilizar a los mercados", señala UBS. En consecuencia, la firma no espera cambios significativos en la prima de riesgo española y mantiene una visión neutral para la renta variable española. De hecho, UBS cree que la Bolsa española seguirá cotizando en función de los fundamentales más que en función de la política y recuerda que la evolución del Ibex está marcada por los tipos de interés (dado el elevado peso de los bancos) y por las economías latinoamericanas y sus divisas. "A pesar de los temores del mercado, el programa de la coalición no incluye cambios explícitos en la regulación de la banca o la energía", añade UBS. 

Para el PIB español, UBS prevé una ligera aceleración, a un ritmo de crecimiento trimestral del 0,5%, apoyado por la recuperación de la demanda externa. Calcula que el PIB decaerá a un alza del 1,7% en 2020 para repuntar al 1,9% en 2020. "Este crecimiento sostenido permitiría reducir el déficit al 2,1% en 2021, aún por encima del objetivo de Bruselas, pero suficiente para permitir la continuidad de la senda descendente del ratio de deuda sobre PIB", concluye UBS. 

Barclays ve más inestabilidad política

La visión de Barclays es en cambio de mayor cautela. El banco británico advierte que la tensión política ha llegado para quedarse, a pesar de que Sánchez haya logrado sacar adelante la investidura. Y augura que la coalición de Gobierno con Podemos es probable que relaje la política fiscal y abogue por un mercado laboral más rígido, que podría generar tensiones con Bruselas y plantear desafíos para el crecimiento a medio plazo.

"El reparto de votos revela la fragilidad de este Gobierno en minoría que, sin el apoyo de los partidos nacionalistas, carece de una mayoría ejecutivas", señala Barclays. En su opinión, la falta de objetivos comunes con ERC eleva el riesgo de que Sánchez sufra, de nuevo, una crisis de gobernabilidad, como lo sucedido cuando no logró el apoyo para la aprobación de los Presupuestos de este año. "Esto complicaría la aprobación de legislación relevante y podría ser el desencadenante para nuevas elecciones. Además, la relación entre Sánchez e Iglesias todavía tiene que ponerse a prueba", añade el banco. 

Aun así, Barclays destaca que "el trasfondo macroeconómico, por ahora plenamente adaptado a la incertidumbre política, continúa siendo alentador, gracias a las favorables condiciones de financiación, la sólida demanda doméstica y el positivo sentimiento empresarial".

 

 

Normas