El Cenador de Amós sube los precios nada más recibir la tercera estrella Michelin

Jesús Sánchez descartó inicialmente encarecer los menús, pero apenas 48 horas después estos han sido modificados

cenador de amos
Marian Martínez y Jesús Sánchez, propietarios del Cenador de Amós.

Desde esta semana, El Cenador de Amós, en Villaverde de Pontones (Cantabria), forma parte del grupo más selecto de la gastronomía, los triestrellados de Michelin, compuesto por Arzak, Pedro Subijana, Lasarte, Lasarte de Barcelona, Azurmendi, El Celler de Can Roca, DiverXo, Quique Dacosta y Aponiente.

El Cenador de Amós está ubicado en una casona del siglo XVIII, de fachada barroca, con un comedor principal en el antiguo patio por donde accedían los coches de caballos. El festín gastronómico se compone de tres menús: Carta Memoria, por 109 euros (IVA incluido), Esencia, por 137 euros, y Experiencia, por 167 euros. En ninguno de ellos están incluidas las bebidas.

Estos son los precios que el restaurante acaba de actualizar. En apenas 48 horas después de ganar la tercera estrella Michelin en Sevilla, y a pesar de que Jesús Sánchez aseguró en ese momento que no contemplaba incrementarlos de momento, solo en caso de que estuviera justificado, el restaurante ha subido el importe de los tres menús, que hasta ayer eran de 89, 120 y 157 euros, respectivamente.

Sala del restaurante.
Sala del restaurante.

El año pasado ya lo hizo Dani García, que nada más subir a los altares de Michelin modificó el precio de los menús degustación con un aumento de más de un 12%. El cocinero malagueño, apenas 22 días después de lograr la tercera estrella, anunció el cierre del local de Puente Romano. Este no es el caso del Cenador de Amós, el proyecto personal y familiar desde 1993 del cocinero de origen navarro Jesús Sánchez y de su esposa y jefa de sala, Marian Martínez,

Ella se encarga de explicar la experiencia que vive el comensal nada más traspasar el umbral del edificio, que alberga tres comedores principales, y dos pequeños comedores privados. El viaje arranca en la bodega, donde el sumiller Andrés Rodríguez esconde 2.600 botellas que abarcan cerca de 500 referencias de diversos países.

Otra visita obligada es a la panadería, el obrador en el que elaboran distintas variedades de pan con masa madre. “Es allí donde se empieza a conectar con los aromas y los sabores de lo que va a ser la experiencia culinaria”, detalla María Martínez.

Lubina con mantequilla de algas y caviar.
Lubina con mantequilla de algas y caviar.

En sus propuestas nunca falta la anchoa, con su mantequilla, ni el bocarte en vinagre con una piel de perejil que explota en la boca, ni la ensalada de bogavante con coral, ni la tortilla en texturas, ni las setas como tampoco la caza de temporada, con lomo de ciervo marinado. De postre, la estrella es una versión de la tarta de San Marcos.

El Cenador de Amós: Villaverde de Pontones (Cantabria). Tel. 942 508 243. 

Normas