Las propuestas de Podemos para vivienda en alquiler inquietan al sector inmobiliario

Las empresas rechazan un cambio de las reglas de juego para las socimis

Reyes Maroto envió un mensaje de tranquilidad a los empresarios: “Somos un Gobierno moderado”

alquiler vivienda

El sector inmobiliario ve con cierta tranquilidad el acuerdo de gobierno de PSOE y Unidas Podemos (UP) ya que no espera que cambie la tendencia de elevada inversión, fundamentalmente extranjera, que ha ido hacia este mercado en los últimos años. Únicamente señalan algunas dudas sobre las promesas electorales de UP respecto a vivienda en alquiler y la fiscalidad de las socimis.

Desde 2015 se han batido los máximos de inversión inmobiliaria en España debido a la irrupción de las socimis y al capital exterior y para este año también se espera que concluya en récord. Desde el sector prevén que la irrupción de UP en el Gobierno no afecte de forma directa, ya que en los últimos años han estado al frente de alcaldías como Madrid y Barcelona y la inversión no se ha resentido. Igualmente los expertos opinan que el margen de maniobra en política económica es escasa por la necesaria disciplina fiscal impuesta por Bruselas.

Sin embargo, sí preocupa que la posible imposición de topes máximos en los alquileres acabe con el interés del capital exterior en impulsar un parque de casas en arrendamiento, donde se calculan que se necesitan alrededor de 100.000 nuevas viviendas al año. Este hecho afectaría, además, al tejido industrial de las promotoras que han visto en este segmento de mercado una vía de negocio.

Respecto a la socimis, Unidas Podemos propone que el 20% del beneficio no repartido por estas compañías tribute por el impuesto de sociedades, una medida no compartida por el PSOE y que tiene casi nulo impacto en el resultado de estas empresas, pero que el sector ve como un mensaje perjudicial de cambio de reglas de juego que puede retraer al capital foráneo y que dejen de ser competitivas frente a la similar figura internacional de los REIT de otros países.

En ese sentido, la ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, mandó un mensaje de tranquilidad a los empresarios asegurando que el Ejecutivo es “responsable” y que atenderá al interés general. “Los hechos dan la razón de que somos un Gobierno moderado. Nada más llegar nosotros había mucha crispación sobre el futuro de la economía y hoy tenemos tasas de crecimiento que van a cerrar en torno al 2%”, recalcó la ministra.

Normas