El Corte Inglés blindará la españolidad de Air Europa frente al Brexit

Garanair tiene el 50,1% de los derechos políticos de la filial que compra la aerolínea

La presidenta de El Corte Inglés, Marta Álvarez, durante la última junta de accionistas de El Corte Inglés.
La presidenta de El Corte Inglés, Marta Álvarez, durante la última junta de accionistas de El Corte Inglés.

Con la compra del 100% por parte de Iberia, Air Europa pasará a estar en una situación similar a la de Iberia en relación con el Brexit y con su españolidad. Aunque aún falta para que se cierre la operación, la sociedad a través de la que el grupo IAG acometerá la compra de Air Europa es la misma que ya controla Iberia y en la que El Corte Inglés tiene la mayoría de los derechos políticos, un argumento que ha hecho valer el grupo ante las autoridades comunitarias para defender su españolidad con vistas al Brexit.

Según ha anunciado IAG a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la filial del grupo que llevará a cabo la compra es IB OPCO Holding. Según sus últimas cuentas anuales, el capital de esta sociedad está dividido en 1.000 acciones de 10 euros de valor nominal, de las que 499 son de clase A y las otras 501, de clase B.

Todas las participaciones tienen iguales derechos políticos. Sin embargo, las acciones de clase B tienen como máximo derecho a un euro de dividendo por acción (501 euros de dividendo total), de modo que los derechos económicos se concentran en las acciones de clase A.

Garanair, una filial de El Corte Inglés, es el primer accionista con 501 acciones, el 50,1% el total, pero todas son acciones de clase B, en la práctica sin derechos económicos. IAG tiene 431 acciones (todas de clase A) mientras que British Airways tiene las otras 68 acciones, también de clase A.

Como adelantó CincoDías recientemente, El Corte Inglés pagó un precio de 6.090 euros a Bankia por alcanzar el 100% de Garanair. eso es lo que pagó por pasar del 13% que inicialmente tenía al 100% que alcanzó en 2017.

esa presencia de El Corte Inglés en el capital fue utilizada ante el Ministerio de Fomento y la Comisión Europea en defensa de su nacionalidad española y ADN comunitario para blindar el permiso de vuelo entre países de la UE en caso de que el Reino Unido ejecutara un Brexit duro. No obstante, en sus cuentas anuales, El Corte Inglés señalaba que “la sociedad dominante [El Corte Inglés] considera que no ostenta el control sobre IB Opco [dueña de Iberia]”, lo que debilita algo este argumento, aunque la referencia de la empresa que preside Marta Álvarez estaba enfocada a explicar por qué no debía consolidar en sus cuentas esa sociedad.

El grupo de Iberia también ha utilizado otros argumentos para defender su españolidad, como el hecho de que IAG tenga su domicilio social y esté constituida en España.

El Gobierno refrendó el pasado 20 de junio la nacionalidad española de Iberia y Vueling. Tanto la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA) como la Autoridad de Aviación Civil dieron su visto bueno al cumplimiento de la normativa comunitaria por parte de las dos aerolíneas de IAG para seguir operando en cielos de la UE en caso de un Brexit duro.

Air Europa se había mostrado hasta ahora crítica con esos argumentos, pero ahora se encuentra con que va a pasar a estar en la misma posición que Iberia y que Vueling si se cierra con éxito la operación de compra por parte de IAG.

Normas
Entra en El País para participar