Tomás Murillo: “Tenemos bonos del Tesoro, de Telefónica y Santander”

La exposición de la gestora belga en el país es del 9,5% de sus activos bajo gestión

Tomás Murillo (Degroof Petercam)
Tomás Murillo, miembro del consejo y director de ventas internacionales de Degroof Petercam Asset Management (DPAM).

Con más de 20 años de experiencia en el sector, asumió hace tres años la dirección de ventas internacionales de Degroof Petercam Asset Management, firma belga independiente con 35.900 millones de euros en activos bajo gestión y que destaca por su integración de criterios ASG (ambientales, sociales y de gobernanza) en todas las clases de activos y temáticas. De hecho, Murillo asegura que “la ISR es el centro de nuestro ADN corporativo”.

¿Qué importancia tiene la ISR en su manera de trabajar?

Para nosotros, la sostenibilidad y la rentabilidad financiera están entrelazadas. Ambas son una parte integral de las actividades de inversión de DPAM, y creemos que combinarlas nos asegura la creación de valor a largo plazo. La ISR es el centro de nuestro ADN corporativo. No somos solamente un diseñador y proveedor de estrategias sostenibles, estamos cada vez más comprometidos con las empresas y todas las partes interesadas, en sectores como materiales, industrial, consumo o servicios públicos. Nuestro compromiso es a todos los niveles, como muestra nuestro apoyo a las recomendaciones de la Task Force on Climate-related Financial Disclosures (TCFD), ser signatarios del Climate Action 100+ y el hecho de haber obtenido recientemente la calificación A+ de PRI por tercer año consecutivo.

¿Qué productos tienen mejor acogida entre los inversores que buscan inversiones comprometidas?

Entendemos los criterios ESG como una forma de capturar oportunidades, pero también de proteger sobre riesgos de todo tipo. Para nosotros las estrategias sostenibles de gestión activa temáticas y multitemáticas dentro de la renta variable global ofrecen una buena oportunidad para afrontar estos desafíos. Invertir en innovación y en los sectores del futuro es la mejor forma de afrontar los desafíos ASG.

¿Cuál es su propuesta en renta fija?

Creemos interesante desarrollar una estrategia agregada (deuda pública y crédito) centrada en el cambio climático. Nuestro enfoque va más allá de los bonos verdes e incluye lo que llamamos climate ­enablers (facilitadores del clima) y climate challenges (retos del clima), para cubrir otros aspectos necesarios para reducir la huella de carbono. El cambio climático es un riesgo sistémico que debe ser integrado en la gestión de carteras como parte de la obligación que tenemos de obrar buscando el mejor interés de los inversores. El medio ambiente está en crisis; sin embargo, no es demasiado tarde si actuamos urgentemente en la transición hacia un mundo más sostenible. En este contexto, las estrategias de bonos gubernamentales de países comprometidos con la sostenibilidad también son claves, ya que estimamos que los actores principales en el cambio son los Estados. En nuestras estrategias sostenibles de bonos de Estados usamos un modelo propio patentado en 2008 con cinco pilares básicos, donde analizamos el estado de la economía, el medio ambiente, el Gobierno, la educación y el bienestar social para obtener el perfil de sostenibilidad de un país.

"Ahora es un momento importante para elegir compañía a compañía y hacer un trabajo de análisis real"

¿Perciben interés en este tipo de fondos por parte de los inversores españoles o no los conocen tanto como en otros países europeos?

Ha habido menos interés por parte del inversor, pero está cambiando desde hace unos años, sobre todo en lo que respecta a estrategias centradas en el clima, al tener un foco muy claro y directo.

¿Es aún posible ganar dinero en fondos de renta fija? ¿Por qué activos apuestan de cara a los próximos meses?

Desde nuestro punto de vista, a pesar de la creencia popular, se puede encontrar rendimiento en renta fija a día de hoy dentro de una estrategia global. En la nuestra, ahora mismo tenemos más exposición al dólar y a los bonos ligados a la inflación. Hay que centrarse principalmente en la protección de tipos y en una estrategia que priorice la calidad.

¿Y en renta fija? ¿Confían en la deuda española?

Realizamos inversiones de alta convicción en la Península Ibérica. Los bonos del Estado español representan el 5,35% de los activos gestionados. Favorecemos a los bonos indexados sobre los bonos nominales, y en crédito corporativo realizamos inversiones en bonos híbridos de Telefónica e Iberdrola. En el sector financiero, tenemos un crédito sindicado del Santander T2. Nuestra exposición global a España se sitúa en el 9,5% de los activos bajo gestión. De hecho, vemos un mayor potencial de mejora para el bono soberano español más allá del rating A otorgado recientemente por S&P por la mejora de la deuda española. Esa buena perspectiva ejercerá una influencia positiva en nuestra selección de crédito.

¿Esperan una recesión o la economía mundial sufrirá solo una desaceleración?

Hablamos de una desaceleración económica, con los mercados impactados por el riesgo político.

En ese contexto, ¿qué países y sectores tienen más potencial de cara a los próximos meses?

Es muy importante el stock picking y tener carteras con temática sostenible y diversificadas geográficamente, por capitalización y por divisa. Ahora es un momento importante para elegir compañía a compañía y hacer un trabajo de análisis real, hacer el seguimiento de la publicación de resultados, observar las perspectivas y analizar cómo les afectan los cambios regulatorios y la guerra comercial.

Normas