Política

Díaz Ayuso, elegida presidenta de la Comunidad de Madrid

La candidata popular logra 68 votos, uno por encima de la mayoría absoluta necesaria, gracias al apoyo de Ciudadanos y Vox

Isabel Díaz Ayuso durante la votación de la investidura a la Presidencia de la Comunidad de Madrid.
Isabel Díaz Ayuso durante la votación de la investidura a la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

Isabel Díaz Ayuso ya es presidenta de la Comunidad de Madrid. La candidata del Partido Popular ha obtenido 68 votos, uno por encima de la mayoría absoluta, gracias al apoyo de Ciudadanos y Vox, frente a los 64 votos que han sumado en contra frente a los 64 votos PSOE, Más Madrid y Podemos. 

Las votaciones se han producido por orden alfabético de cada uno de los diputados y se han pronunciado por llamamiento público por parte de la secretaria primera de la Cámara, María Eugenia Carballedo. Al final de la votación, cuatro diputados han protestado porque no se les ha nombrado y los ha tenido que llamar.

La parlamentaria de Más Madrid Tania Sánchez ha sido la única que ha utilizado el voto telemático al encontrarse de baja por su avanzado estado de gestación.

Así, cumpliéndose 80 días desde las pasadas elecciones, tras dos meses de negociaciones y con un acuerdo de los partidos del centro derecha, Ayuso ha recibido la confianza de la Cámara regional para ser la dirigente madrileña durante los próximos cuatro años. El lunes, la popular tomará posesión de su cargo y, al día siguiente, serán nombrados sus consejeros.

Ayuso se ha comprometido con diez retos basados en el "concepto básico de la libertad", en el que coinciden, como ha dicho, los tres partidos que van a permitir su investidura. Entre las propuestas firmadas con Ciudadanos se encuentra afrontar la mayor bajada histórica de impuestos, la "mejor" Educación, la conversión de Madrid "en la región mejor digitalizada de Europa" y la lucha contra la soledad y la despoblación". También, por petición de Vox medidas en materia de la "conciliación del trabajo y la natalidad".

Asimismo, destaca su apuesta por el medio ambiente y la sostenibilidad, "la igualdad de la mujer y la diversidad integradora" y el último, la "libertad como base" de su acción política.

Durante la segunda sesión de su Pleno de investidura ha reconocido que este es un Gobierno que "nace del pacto", que están llamados a la búsqueda "de objetivos comunes, de soluciones de amplio espectro, donde se va a gobernar para todos, también para los votantes de los grupos" que no la apoyan.

"La esencia del programa de Gobierno que presento se resume en propuestas prácticas, viables, austeras y eficaces, que permitirán que Madrid siga siendo una región con altas cotas de libertad y progreso social", ha apostillado durante su discurso.

Asimismo, emotiva, ha agradecido a su grupo parlamentario su apoyo y, en concreto, al líder del PP, Pablo Casado, por haber depositado en ella la confianza para proponerla como candidata a liderar la región. Algo que, a su juicio, será precedente para que después su investidura sea un paso para un Gobierno central como nación unida.

También, a raíz de las informaciones que han aparecido a lo largo de las semanas previas a su investidura que la relacionan con la trama Púnica y Avalmadrid, Ayuso ha ensalzado la figura de su padre y ha defendido que fue un hombre "honrado, bueno y trabajador".

Reparto de consejerías

En el acuerdo que firmaron los populares con la formación naranja pusieron de manifiesto que el Consejo de Gobierno estará compuesto por 13 consejerías, de las que siete son para el PP y seis para Ciudadanos, una de las cuales estará dirigida por el que será vicepresidente, Ignacio Aguado.

Las consejerías del PP serán Presidencia, Interior, Emergencias y Desarrollo Local; Hacienda y Función Pública; Sanidad; Educación y Juventud; Justicia; Ordenación del Territorio y Vivienda; Medio Ambiente, Agricultura y Sostenibilidad. Las consejerías de Ciudadanos serán, aparte de la Portavocía, Deporte y Transparencia; Economía, Ciencia Competitividad y Empleo; Universidades e Innovación; Asuntos Sociales y Familia, Transportes e Infraestructura; y Cultura y Turismo. En todas las consejerías, tanto del PP como Cs, se mantendrá la Administración Institucional que contienen dichas competencias.

Según fuentes de la formación naranja, en los próximos días se darán a conocer los nombres que ocuparán estas consejerías, aunque indican que aquellos que hablan de Angel Garrido o Alberto Reyero, "no están mal encaminados".

Vox no da "cheque en blanco"

Vox, pese haber apoyado con sus votos a Ayuso, ha dejado claro que harán una oposición "férrea", que no entregarán un cheque en blanco y que no cederán ante "ningún chantaje" ni permitirán les traten de "apestados". Así, ha reflejado lo poco oportuno que le parece que la administración pública aumente de 9 a 13 consejerías, que, a su juicio, irán acompañadas de viceconsejeros, directores generales. "No van a tener sillones para tantos consejeros. Nuestro compromiso con PP y Ciudadanos acaba cuando empieza el de ustedes. Mis mejores deseos para la candidata", ha lanzado.

El portavoz de Más Madrid, Iñigo Errejón, ha afirmado con la investidura de la 'popular' nacerá un gobierno "chantajeado por Vox, amenazado por la corrupción y con más pasado que futuro"; al tiempo que ha criticado que con Ayuso "ha vuelto el fango" a la región.

Por su parte, la portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, Isabel Serra, ha acusado a Ayuso de utilizar el feminismo para "victimizarse" y "no para combatir la desigualdad" ni de hablar de las mujeres que son víctimas.

"Vamos a estar en frente de ustedes, con la ciudadanía, la que sigue avanzando, muy a pesar de ustedes, con los taxistas, con los dependientes, estaremos con los desahucios, con los profesionales de la Sanidad y Educación pública. Porque ese es el Madrid del que estamos orgullosos. Ese Madrid no son ustedes", ha zanjado Serra.

El último en intervenir ha sido el portavoz socialista, Angel Gabilondo, que cree que su alianza no es la de un gobierno de la libertad, "sino la de la voluntad de permanecer en el poder o de ampararse en él". "Su temor fundamental no es perder libertad, su temor es perder el poder. No nos presenta un programa para ampliar los horizontes de libertad, sino para sujetar en su concepción a los adeptos, enfrentados a quienes pensamos de otra manera", le ha dicho.

Normas