El Ibex pierde los 9.000 puntos en la peor sesión del año por el Brexit y la guerra comercial

El selectivo español, con todos los valores en rojo, vuelve a niveles de febrero y sufre la mayor caída de Europa

ibex 35 bolsa pulsa en la foto

Los inversores no han aguardado a la gran cita de la temporada, la reunión de la Reserva Federal que se celebra mañana, para apretar el botón de las ventas. Un cúmulo de factores se han sumado en la sesión de hoy, imponiendo el tono negativo en las Bolsas europeas y en especial en la española. El Ibex cierra con una caída del 2,48%, la mayor del año y la más profunda desde el aciago mes de diciembre. Ha perdido además los 9.000 puntos, al cerrar en los 8.986,6, con lo que retrocede a niveles de mediados de febrero.

IBEX 35 9.409,90 0,08%
EUR x USD 1,1142 -0,054%
Petroleo Brent 58,880 -0,136%

El nerviosismo ante la reunión de la Fed y la posibilidad de que su mensaje defraude la fuerte expectativa de bajadas de tipos por la que han apostado los inversores ha sido un primer elemento bajista sobre la Bolsa, a lo que se han añadido la creciente convicción de que habrá un Brexit duro el próximo 31 de octubre, lo que ha hundido hoy aún más a la libra, algunos resultados decepcionantes (como los de Siemens Gamesa) y una nueva intervención estelar de Trump sobre uno de los asuntos más sensibles para los inversores, la guerra comercial con China.  Justo cuando se han retomado las negociaciones en materia comercial con China, ha amenazado al gigante asiático con una propuesta "mucho más dura" si no hay pacto antes de las presidenciales estadounidenses del próximo año. 

Los indicadores macroeconómicos europeos conocidos hoy también han contribuido a la oleada vendedora: Francia ha publicado un crecimiento en el segundo trimestre inferior al esperado, del 0,2% frente al 0,3% previsto, y los indicadores de confianza económica de julio en la zona euro  muestran los peores niveles registrados en tres años, con la industria y el clima de negocios más deteriorados de lo que indicaban las estimaciones. .

Como resultado, de todo ello, las ventas se han extendido por toda Europa, con caídas cercanas al 2% en los principales índices bursátiles. El descenso más pronunciado ha sido para el Ibex 35. 

Ningún valor del Ibex se salva del rojo. Pero por encima de todos, la sesión viene marcada por el batacazo de Siemens Gamesa, que ha bajado más del 17,65%. La compañía ha presentado sus cuentas y no ha alcanzado las expectativas de los analistas en su tercer trimestre fiscal, en el que el margen Ebit  "sorprende negativamente", opinan desde Renta 4. Es la peor sesión para la compañía desde julio de 2017, cuando Gamesa lanzó un profit warning. 

También ha presentado resultados Enagás, que cae el 2,89% tras anunciar una reducción del 1,6% en el beneficio netoLa empresa que preside Antonio Llardén ha señalado además que las propuestas de circulares retributivas de la CNMC "ponen en riesgo la estabilidad y funcionamiento del sistema gasista español", y asegura que está trabajando "intensamente en las alegaciones a las circulares publicadas".

La Bolsa también reacciona a las cuentas de Acciona, que cae el 3,46% después de anunciar ayer al cierre del mercado un beneficio de 155 millones con un 16,5% de caída. La compañía, con un fuerte peso del negocio eólico, se ha visto contagiada del castigo a Siemens Gamesa. ACS, que publicó resultados tras el cierre del lunes, pierde un 3,99%.

La creciente posibilidad de un Brexit sin acuerdo deja también algunos damnificados en el mercado español, los más expuestos al Reino Unido. IAG, matriz de Iberia y British Airways, se deja un 5,96% y Banco Sabadell, que controla TSB en Reino Unido, pierde un 3,37% y marca un nuevo mínimo histórico por debajo de los 0,8 euros.

El nuevo primer ministro británico, Boris Johnson, ha lanzado un ultimátum al asegurar que el país saldrá de la Unión el próximo 31 de octubre, con o sin acuerdo y ha pedido renegociar la salvaguarda para la frontera irlandesa. A pesar del llamamiento a la calma de la Comisión Europea (que ha asegurado que la UE está "muy bien preparada" para encarar un Brexit caótico),  entre los inversores cunde el nerviosismo. La libra profundiza los mínimos y cae hoy de los 1,22 dólares, hasta mínimos de enero de 2017. Acumula su peor racha desde 2016 en los últimos cuatro días. El euro apenas se ha movido y se cambia en los 1,115 dólares

Respecto a la política monetaria, los inversores esperan que la Reserva Federal anuncie mañana un recorte de tipos de interés de al menos un cuarto de punto, lo que dejaría el precio del dinero en un rango entre 2,25% y el 2,50%, aunque no se descarta un movimiento más agresivo. Será la primera bajada de tipos en una década. Donald Trump volvió ayer a presionar a Jerome Powell para que el recorte sea mayor, al asegurar que hay que defenderse frente a los movimientos de la zona euro y China. 

Por otro lado, hoy Robert Lighthizer, representante comercial de EE UU, y Steven Mnuchin, el secretario del Tesoro, han reanudado en Shanghái las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China. Un gesto de acercamiento que el presidente estadounidense, Donald Trump, se ha apresurado a echar por tierra atacando nuevamente a China a través de Twitter.

En los tuits, Trump asegura que China dificulta la posibilidad de alcanzar un acuerdo al cambiar las condiciones en el último momento para su propio beneficio. También habla en clave electoralista al afirmar que Pekín está esperando un Gobierno demócrata en Estados Unidos para "seguir destripando la economía estadounidense".  Así, ha advertido a China que si aguarda al resultado electoral, el acuerdo comercial será en condiciones mucho más duras con una victoria de Trump. 

La inquietud por una nueva escalda proteccionista se ha cebado en especial con el sector europeo de automoción, el más bajista en la sesión de hoy, seguido de los bancos.

Las ventas en la Bolsa europea también se han trasladado a los bonos soberanos de la zona euro, con alzas de rentabilidades casi generalizadas. La excepción han sido los bonos de España y Portugal, con caídas en el rendimiento de su deuda a diez años, que ha vuelto a atraer a los inversores, hasta el 0,353% y el 0,412%, respectivamente. 

Normas