En la Fira, segundo plan de igualdad en marcha

La organización renueva su programa de igualdad, diez años después del original

Fira Barcelona
Trabajadores de la Fira de Barcelona.

En 1920 se celebró en el Parque de la Ciudadela de Barcelona la primera feria de muestras, embrión del futuro Salón de la Moda. Ya en ese evento, la mujer comenzó a integrarse en actividades como la publicidad, la atención en los estands o la administración en las oficinas. Se seguía así la estela de otras organizaciones feriales europeas como la de la alemana Leipzig, pionera en incorporar a la mujer en un ámbito productivo distinto al de las fábricas.

En 1929, tres años antes de que se constituyese oficialmente la Fira como sociedad de utilidad pública, la montaña de Montjuïc acogió la Exposición Internacional de ese año. Al menos un 10% del personal que participó en la organización del certamen fue femenino.

La Fira elaboró su primer plan de igualdad en 2008, al tiempo que creó una comisión encargada de su cumplimiento, con carácter permanente, formada por cuatro miembros de la dirección y otros tantos de la representación social.

Esta comisión trabajó en la redacción de los primeros protocolos sobre acoso laboral, sexual y no discriminación por razón de género, además de un protocolo de protección a la maternidad e incluso un manual de lenguaje no sexista para la comunicación externa e interna.

Esta guía, ahora en revisión, recomienda, por ejemplo, usar la fórmula director/a al dirigirse a un alto cargo. “La idea es que no asumamos que todo es masculino”, explica Adriana del Solar, directora de personas y organización de Fira y miembro del comité ejecutivo.

Debido al crecimiento de la plantilla, en 2018, la comisión decidió actualizar el plan para adaptarlo a la nueva realidad, a fin de garantizar la igualdad de trato y oportunidades entre hombres y mujeres y evitar la discriminación directa o indirecta por razón de género, contribuyendo a mejorar la calidad de vida en el trabajo y la conciliación del tiempo personal, laboral y familiar.

Ascensos

De las 30 promociones que se han aprobado en los últimos tres años, 16 han sido de hombres y 14 de mujeres, prácticamente la mitad. El 63% de las incorporaciones de los últimos cinco años han sido mujeres.

A finales de 2018, la plantilla de Fira estaba formada por 398 personas, de las cuales 218 eran mujeres (el 55%) y 180, hombres (45%). 

Las féminas están presentes en todas las áreas y hay paridad a nivel de dirección, jefes y responsables. En el comité ejecutivo hay 4 de 12, el 33%.

Del Solar informa de que la comisión cerrará el diagnóstico de la situación actual y alcanzará sus propuestas de mejora a finales de este mes, a fin de que las medidas empiecen a implementarse en septiembre próximo. El análisis abarca aspectos como la cultura organizativa, las condiciones laborales, el acceso a la organización, la formación interna y continua, promoción y desarrollo profesional.

Otros asuntos abordados por el estudio son la retribución, comunicación no sexista, salud laboral, prevención y actuación ante acoso laboral y por razón de sexo, así como tiempo de trabajo y corresponsabilidad. Del Solar asegura que en los últimos años se han articulado nuevas medidas en beneficio de la conciliación, tales como el teletrabajo y la flexibilidad horaria, y se han ampliado los permisos por lactancia.

Normas