Política monetaria

Los inversores miran a la Fed: ¿para cuándo la rebaja de tipos?

La institución actualiza sus previsiones en un momento en el que el mercado descuenta una bajada de las tasas

Presidente de la Fed, Jerome Powell
Presidente de la Fed, Jerome Powell

Ayer fue el BCE y hoy es la Reserva Federal la que acapara la atención. Dos semanas después de que el presidente del banco central de EE UU, Jerome Powell, dejara la puerta abierta a una rebaja de los tipos, hoy es el turno de ver en qué quedan esas palabras. En un momento en el que los bancos centrales han dado un giro conservador a sus estrategias y vuelven a apostar por las medidas ultralaxas, la Fed actualizará sus previsiones macroeconómicas y las expectativas de tipos. Ya en marzo, la institución sorprendió al mercado al recortar de dos a cero las subidas de las tasas para este ejercicio. Ahora el mercado especula un recorte en el precio del dinero este ejercicio. Los futuros conceden una probabilidad del 81% a que el movimiento se produzca en julio.

Las firmas de análisis no terminan de tener clara qué conclusiones extraerán los miembros del comité de la Fed, pues aunque es cierto que la economía estadounidense se está desacelerando, el empleo experimenta su mejor momento en 50 años. “La Reserva Federal no modificará los tipos de interés el miércoles. Sin embargo, podría estar preparando el terreno para un recorte de tipos en un futuro próximo”, señala de Stefan Kreuzkamp, CIO de DWS. El experto apunta a que la presión más que por indicadores como el empleo o la inflación se debe al comportamiento del mercado de deuda, cuyas rentabilidades se encuentran en caída libre. “En las últimas semanas la institución ha hecho poco para contrarrestar estas expectativas del mercado. De hecho, han hecho todo lo contrario con los comentarios de algunos de sus miembros que han añadido más combustible a estas expectativas. Por lo tanto, el potencial de decepción es alto si la Reserva Federal no indica el alcance de un recorte en la próxima reunión o en la siguiente”, subraya. Precisamente la decepción de los bancos centrales a los inversores es una de las principales amenazas a corto plazo para los mercados, según Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities.

Gary Kirk, gestor de TwentyFour AM (vontobel AM) señala que más importante que las decisions que se adopten en la reunión de este mes será el mensaje que lance la institución. “Powell sabe que la economía y los mercados han llegado a un delicado punto de transición. Los datos económicos continúan mostrando que EE UU se encuentra en un período de expansión pero la actual disputa sobre los aranceles con China y otros socios comerciales importantes está creando claramente un viento económico en contra que la economía no puede permitirse en la actualidad”, sostiene. A esto el experto añade las presiones que existen desde la Casa Blanca, pues Donald Trump instado a Powell a bajar los tipos porque considera que en los niveles actuales (2,25-2,5%) esto supone un lastre para el crecimiento del país, algo que a su entender solo beneficia a China. El banco central del gigante asiático está en plena expansión, algo que ha ayudado a la potencia asiática a salvar el primer trimestre del año con un crecimiento del 6,4%, por encima de las previsiones.

“Jerome Powell por lo tanto, tendrá que comprometerse en un acto de equilibrio: si la resistencia de la economía de Estados Unidos, que sigue siendo sólida, no le proporciona un argumento que justifique un cambio en la política monetaria los debería indicar. No obstante, que el banco está listo para una bajada de tipos si es necesario para compensar los efectos negativos de las tensiones comerciales. Esto probaría que está escuchando el mensaje enviado por los mercados para no endurecer las condiciones financieras”, explica Frank Dixmier, director global de Renta Fija de Allianz Global Investors. El analista señala que si bien es muy probable que los tipos caigan este año, no existan razones para que la Fed acometa la rebaja este miércoles porque la economía sigue siendo resistente, el empleo vive uno de sus mejores momentos y la Bolsa de EE UU, pese a la volatilidad, está cerca de máximos históricos.

Desde Pictet WM afirman que Powell se enfrenta a un dilema y creen que “puede ser demasiado pronto para que Powell ofrezca recortes de tipos de interés "preventivos". Es más probable que señale que la cumbre del G20 es fundamental para las perspectivas comerciales y para la política de la Reserva Federal y que se necesitan más datos para comprender la naturaleza de la aparente desaceleración”, según Thomas Costerg. Desde la firma defienden que el primer recorte de las tasas llegará en diciembre con creciente posibilidad de que sea en septiembre. “La Reserva Federal, para proporcionar un "seguro" frente a cualquier temor de recesión puede reducir los tipos de interés a largo plazo un 0,5% en total, con lo que quedarían en el 2%”, añade el experto.

Normas