Autónomo: forma correcta de desgravar gastos de coche en cada caso

No siempre podrás hacerlo. Te explicamos cómo y cuándo tendrás que hacerlo si te corresponde.

autónomos desgravar gastos coche

Los profesionales autónomos tienen la posibilidad de deducirse una serie de gastos relacionados con su actividad. Estas deducciones se aplican en IRPF, y en este artículo vamos a poner el acento en los gastos del vehículo, a raíz de un análisis que han realizado los especialistas de la gestoría online Txerpa.

En su blog destacan la importancia de aclarar en la contabilidad del autónomo todos los importes y en qué medida afectarán al IVA o al IRPF, dependiendo de cada caso. Esto es relevante porque Hacienda suele revisar los gastos de coche con detalle. Si, en esta revisión, finalmente decide que no correspondía aplicar la desgravación, el proceso será más fácil si previamente se habían anotado correctamente todos los movimientos.

Reglas básicas de los gastos del coche

Lo primero que tenemos que tener en cuenta esla importancia de la factura, como en cualquier otro gasto que queramos incluir en la contabilidad de nuestra actividad. A efectos prácticos, hay que notificar correctamente estos gastos en tu contabilidad mediante una factura de compra. Desde Txerpa ponen un ejemplo práctico, para entender mejor qué tipo de desgravaciones se pueden hacer en cada caso.

Supongamos que tienes 100 euros en gastos de gasolina, pero por tu profesión no puedes desgravar la gasolina del coche en concepto de IRPF pero sí el 50% del IVA, porque tu coche está afectado al 50%.

En este caso, deberás registrar en tu contabilidad una factura de compra con dos líneas, una con la mitad de la base imponible, en este caso 50 euros, añadiéndole el correspondiente IVA y etiquetarla como gasto no deducible. A continuación, deberás añadir una segunda línea con el total de la primera línea más la categoría de gasto no deducible e IVA no sujeto.

¿Qué ocurre si puedes desgravar el 100% de los gastos?

En cambio, si por tu profesión te puedes desgravar la totalidad del IVA de los gastos relacionados con tu coche y el 100% del gasto en concepto de IRPF, a la hora de anotarlo en tu contabilidad será mucho más fácil, ya que siguiendo el ejemplo anterior tan solo tendrás que notificar una línea de factura indicando la base imponible con IVA soportado, lo que implicará que tu programa de facturación lo anote en el Modelo 130 o 131.

En resumidas cuentas, debes saber que antes de desgravar los gastos de tu vehículo en tu contabilidad tendrás que consultar con tu asesor:

  • si tienes derecho a deducirte estos gastos en concepto de IRPF,
  • cuál es el porcentaje de IVA que podrás desgravar
  • qué categoría de gasto tendrás que indicar en tu factura de compra.

El ejemplo más claro es el de taxistas o autónomos del transporte. Como es lógico, y debido a su actividad básica, su vehículo y carburantes son indispensables para llevar a cabo su profesión. Sin embargo, no existe la misma flexibilidad en el resto de actividades económicas, con lo que es vital que, previamente, te asegures de qué cantidad puedes incluir como gasto, en lo que a vehículos y gasolina se refiere.

Normas