¿Es rentable invertir en envejecimiento?

El aumento constante de la población mayor de 65 años ha hecho florecer fondos que apuestan por compañías especializadas en la tercera edad y que en EE UU rentan más del 10% en los últimos años

inversión envejecimiento

El envejecimiento de la población mundial es una realidad desde hace varias décadas. El aumento de la esperanza de vida y la disminución de la natalidad hacen que la proporción de personas mayores de 65 años sea cada vez más elevada. Según los datos del informe Perspectivas de la Población Mundial de Naciones Unidas publicado en 2017, los 900 millones de habitantes que entonces superaban los 60 años en todo el mundo, pasarán a ser 1.400 millones en una década y 2.100 millones en 2050.

Esta tendencia elevará el gasto sanitario ya que este sector de la población acumula el 75% del desembolso anual en este ámbito, una cifra que alcanza los 3.000 millones de dólares en EE UU, según datos de Bank of America. No obstante, con la edad, también aumenta su consumo y cambian sus hábitos. Según un estudio de la Comisión Europea elaborado por Technopolis and Oxford Economics, la llamada silver economy – el sector dedicado a la producción de productos y servicios para mayores de 50 años– movió 3.7 billones de euros en 2015 y podría alcanzar los 5,7 billones para 2025.

En un mercado en el que las gestoras de fondos potencian cada vez más la inversión temática –centrada en ciertos sectores–, la inversión en envejecimiento está cobrando peso. Gestoras como Amundi cuentan con fondos que invierten en empresas con negocios relacionados con el envejecimiento: farmacéuticas, tecnológicas vinculadas al sector sanitario, empresas de residencias, compañías turísticas o de cosméticos y negocios relacionados con hábitos saludables, como la alimentación o el deporte.

Aunque algunos de estos sectores no están tan presentes ni en la Bolsa española y ni en la mayoría de los parqués europeos, los mercados anglosajones cuentan con numerosas cotizadas centradas en estos ámbitos. Por ejemplo, socimis especializadas en residencias de ancianos o cadenas de gimnasios. Invertir en este tipo de valores no está tan sujeto a los cambios cíclicos o a las tensiones geopolíticas, razón por la cual su beneficio es mayor. "La rentabilidad media anual acumulada en un periodo de cinco o 10 años por las Bolsas ronda el 8%. La de estos fondos alcanza entre el 10% y el 12%", afirma Roberto Scholtes, director de estrategia de UBS en España.

El fondo MIV Global Medtech de la sicav Variopartner es un ejemplo de ello: en el último lustro acumula una rentabilidad anual del 18,35%, después de haber saldado 2018, un año de caídas en los parqués, con un alza del 13,67%. Este fondo invierte únicamente en cotizadas estadounidenses del sector sanitario, entre las que destacan la farmacéutica Abbot o los fabricantes de dispositivos médicos Becton Dickinson y Medtronic, con subidas de hasta el 30% en 2018.

No obstante, esta inversión está llegando poco a poco a Europa. El 100% de las posiciones del fondo CPR SilverAge, creado hace tan solo cuatro años, está en cotizadas europeas, entre las que destacan las farmacéuticas británicas, pero también firmas cosméticas como L'Oreal. Sin embargo, su rentabilidad no alcanza a la del índice que replica: el fondo renta un 4,66% anual en los últimos cinco años frente al 5,27% del MSCI Europe. Similares son los resultados del CPR Global Silver Age, que aún no ha logrado alcanzar la rentabilidad del MSCI World. En tres años –se creó en 2015, por lo que no dispone de datos más amplios– renta un 5,61% frente al 11,25% del índice. A pesar de tener presencia en Europa, el 63,85% de las inversiones de este fondo está en cotizadas estadounidenses y el sector sanitario agrupa el 50% de su apuesta.

Teniendo en cuenta dichos datos, quizá sea pronto para ver los resultados de esta nueva tendencia de inversión que, como indica Scholtes, hay que considerarla a futuro. Estos productos están destinados "a inversores con objetivos a largo plazo y que acepten un elevado nivel de riesgo", subrayan los expertos de CPR AM, centro de expertise de gestión temática del Grupo Amundi. "Estos inversores desean beneficiarse de una rentabiilidad mayor que la que obtienen en renta variable en el largo plazo y aceptan periodos de bajo rendimiento", apuntan.

Almagro, la socimi española de alquiler para ancianos

  • La población mayor de 65 años roza los 9 millones en España, un 15% más que hace una década, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. Este envejecimiento no ha ido acompañado de un aumento proporcional de ciertos servicios fundamentales, como el número de plazas en las residencias de ancianos. Sin embargo, según un informe de la consultora CBRE, estos activos atrajeron una inversión de 2.000 millones de euros entre 2015 y 2017 de firmas de capital riesgo pero también de inversores extranjeros.
  • De la mano de este aumento de la inversión, en los últimos años se ha producido un hito en el sector: el pasado mes de enero debutó en el MAB la primera socimi dedicada a comprar viviendas a personas mayores para después alquilárselas.
  • Aunque su evolución en Bolsa no es notable (sus acciones cotizan al mismo precio de salida tras haber cedido en mayo lo ganado previamente un 0,9%), sus activos crecen a buen ritmo. Debutó con una cartera de 14 viviendas, que se han convertido en 25, todas ellas en Madrid, algunas en las zonas más lujosas de la capital.
Normas