Jorge García Castaño, concejal de Economía del Ayuntamiento de Madrid

“Es una absoluta irresponsabilidad bajar al mínimo el IBI en Madrid”

Asegura que la gestión del PP fue antieconómica para los ayuntamientos

El concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Jorge Castaño.
El concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Jorge Castaño.

Concejal del área de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid liderado por Manuela Carmena, Jorge García Castaño (San Sebastián, 1977) llegó a su cargo en diciembre de 2017 en sustitución de Carlos Sánchez Mato, quien se enfrentó al entonces ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por la regla de gasto y a Carmena por el plan de ajuste de la deuda municipal. Desde entonces, el consistorio ha continuado con su proceso de desapalancamiento y ha logrado salir, ocho años después, del Plan Económico Financiero de Hacienda al que estaba sometido.

Este año el Ayuntamiento de Madrid ha logrado liberarse del Plan Económico Financiero del Ministerio de Hacienda al que estaba sujeto desde 2011. ¿Qué viene ahora?

Hemos logrado salir de una intervención que de una manera u otra viene desde 2008, primero con un fuerte ajuste y luego bajo la tutela del Ministerio. Por fin salimos y lo hacemos habiendo incrementado en los últimos cuatro años un 58% el gasto social, habiendo más que duplicado la inversión y reducido a la mitad la deuda. En la próxima legislatura tienen que darse cambios normativos para que las grandes capitales puedan ser actores económicos más relevantes.

¿Qué tipo de cambios normativos?

Tenemos que tener más competencias en lo referido a rentas básicas y rentas mínimas de inserción. Queremos volver al accionariado de Metro y ofrecemos aportar 150 millones anuales. Queremos tener más posibilidades de hacer obras en centros educativos y más competencias en materia económica, como el lanzamiento de un concurso para invertir en fondos de impacto social.

Su predecesor Carlos Sánchez Mato aseguró que el Gobierno del PP y, especialmente su ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tenía manía a Madrid. ¿Ha mejorado su consejería esta opinión con el PSOE?

El Gobierno de Mariano Rajoy tuvo manía a todos los ayuntamientos. Fue muy injusto en la gestión de la crisis con los consistorios y, además, fue antieconómico. Con el Gobierno socialista la relación ha sido mejor pero todavía quedan cosas por cambiar, como la regla de gasto y las competencias. La Airef ya lo ha planteado varias veces además.

La deuda de Madrid se ha reducido un 65% desde el máximo de 2012, cuando llegó a los 7.800 millones, hasta los 2.761 millones actuales. ¿Sigue siendo un problema?

La deuda ha dejado de ser un problema en la ciudad y ahora tenemos el problema contrario. Si amortizáramos este año anticipadamente la deuda que nos dice la regla de gasto, haríamos algo antieconómico, porque tendríamos que romper contratos de deuda que costarían dinero. Debemos estar en torno a un 60% de deuda sobre los ingresos corrientes del presupuesto y la Comunidad de Madrid en un 200%. Ahora podemos ser ambiciosos en la política de reequilibrio de la ciudad y en las políticas de movilidad.

Esa ambición contrasta con las críticas sobre la falta de ejecución presupuestaria.

La ejecución presupuestaria cerró el año pasado en el 91,7%, y la referida al gasto no financiero sin incluir las inversiones socialmente sostenibles y el grado de ejecución presupuestaria, incluidos los capítulos 6 –inversiones reales– y 7 –transferencias de capital– fue del 83%. Tenemos que hacer buena parte de las inversiones como socialmente sostenibles, inversiones que se ejecutan en dos años, y eso implica que el crédito extraordinario lo tienes en el primer año. En números totales, el gasto liquidado del Ayuntamiento en 2018 fue de 643 millones, mientras que en 2014 fueron 267 millones. Podemos hacer mucho más, pero no se nos puede decir que gastemos mucho más y que cumplamos con la regla de gasto. Hemos cumplido con la regla de gasto por 900.000 euros en un presupuesto de 5.000 millones. Ejecutamos todo lo que podemos.
Frente a años en los que la inversión se concentraba en tres o cuatro grandes obras invertimos en centenares de proyectos muy distribuidos en los distritos de Madrid. Hay gente que nos pide que invirtamos como Gallardón pero que reduzcamos deuda como Botella y eso no es viable. Lo razonable es tener un nivel de inversión importante y a la vez tener una responsabilidad con las finanzas municipales, con la deuda y las generaciones futuras, eso es muy relevante.

¿Qué van a hacer con el IBI si son reelegidos? La oposición reclama bajar al mínimo, algo que fue compromiso de su Gobierno...

Reducir el IBI al mínimo supone recortar 230 millones de euros en políticas sociales. El gasto liquidado en políticas sociales del último año fueron 680 millones. Si hubiera un cambio en la regla de gasto podría valorarse pero, a día de hoy, sería una absoluta irresponsabilidad y algo alejado de cualquier concepto de equilibrio territorial y justicia social en la ciudad de Madrid. Vamos a bonificar al 50% durante tres años la cuota del IBI a la instalación de paneles solares, a los alquileres de renta limitada y recargaremos el 50% del impuesto a la vivienda vacía.

¿Piensan revisar las bases del catastro para actualizar los precios y que se pague por el valor real de los pisos?

No podemos. Podremos cuando acabe la actual ponencia de valores en 2022 y a partir de ahí hablaremos con Catastro. En esta legislatura hemos hecho una ponencia parcial de acuerdo con Catastro en los 22 barrios que se habían comportado peor durante la crisis inmobiliaria y habían sufrido más.

¿Han calculado qué impacto podría tener la decisión del Supremo de permitir a los contribuyentes que impugnen el recibo del IBI si el valor catastral no es correcto y el de la devolución, en algunos casos, de la plusvalía municipal?

En lo que tiene que ver con plusvalías es asumible para el Ayuntamiento, pero va a penalizar más a otros que estaban peor financieramente. Hasta el 31 de marzo hemos recibido 25.000 solicitudes que hay que analizar. Los valores catastrales creo que están bien y no lo veo como un gran problema.

Madrid Nuevo Norte está pendiente del informe medioambiental de la Comunidad. ¿Lo esperan para esta legislatura?

Depende de la Comunidad. A efectos prácticos la operación está aprobada y hay un consenso amplio con el diseño de la operación con todos los agentes. Lo que queda son informes que no van a alterar lo sustancial.

Normas