Fainé afirma que el Banco de España le llamó para que La Caixa invirtiera en Bankia

El expresidente de CaixaBank asegura que la entidad que presidía invirtió 100 millones en la operación y perdió 50

juicio bankia
Isidro Fainé, expresidente de CaixaBank Getty Images

La testificación del expresidente de CaixaBank, Isidre Fainé, en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia era una de las más esperadas para conocer más detalles de las reuniones que mantuvieron los principales banqueros españoles junto al exministro de Economía Luis de Guindos, los días 4 y 6 de mayo de 2012, para tratar el plan de recapitalización de la entidad y en las que se fraguó la dimisión de Rodrigo Rato como presidente del banco.

Con traje oscuro, corbata azul claro y un tono tranquilo en sus respuestas, Fainé ha afirmado que el entonces subgobernador del Banco de España (aunque no ha mencionado su nombre), Javier Aríztegui, le llamó para apoyar la operación de salida a Bolsa de Bankia. “Recibí una demanda del subgobernador por si queríamos estudiar esta operación y se la pasé al equipo técnico. El equipo técnico la estudió y la presentó a la comisión ejecutiva y consideró que a un precio determinado podría tener salida y se decidió invertir 100 millones de euros”, ha relatado.

Esta misma semana, el propio Aríztegui, que declaró también en condición de testigo, descartó haber llamado a los principales bancos para que entraran en la operación.

Del mismo modo, Fainé ha detallado que apoyó el plan de Rodrigo Rato para recapitalizar Bankia ante las exigencias de mayor capital que preveía el decreto conocido como ‘Guindos II’. Según la versión del actual presidente de la CECA, CriteriaCaixa y Fundación La Caixa, durante las ya famosas reuniones mantenidas entre Emilio Botín (Santander), Francisco González (BBVA), Rodrigo Rato (Bankia), el propio Fainé (CaixaBank) y el entonces ministro Luis de Guindos, se formaron dos bandos.

“Botín y yo estábamos más bien escuchando, intervinimos muy poco. Estaba [la conversación] entre González y Rato. Había dos posiciones. Para mí las dos con lógica, con cierta coherencia. Rato defendía 7.000 millones [de provisiones adicionales]. A mí me cuadraba porque yo tenía que hacer unas provisiones que se acercaban a esa cifra. Pero luego salió la tesis de Paco González y es que los mercados creían que el valor de las cosas era otro y pedía 15.000 o 20.000 millones”, ha explicado.

Asimismo, ha negado que en esas reuniones se pidiera la dimisión de Rato como presidente de Bankia, una afirmación que habían realizado con anterioridad el propio Rato y Francisco González. "En ningún momento lo recuerdo. Hubiera sido muy violento. Había una discusión pero no recuerdo que se tomara esta decisión. Estas reuniones eran para dar información, no para tomar decisiones. [Emilio Botín] creo que daba respaldo a Paco González, pero él no se manifestó en sentido de decir que el señor Rodrigo Rato tiene que irse", ha precisado.

Por otro lado, Fainé ha desvelado que entre los años 2009 y 2010, antes del SIP que dio lugar a Bankia, mantuvo conversaciones con Rodrigo Rato para intentar una fusión entre La Caixa (actualmente CaixaBank) y Caja Madrid. “Yo pensaba que una fusión con Caja Madrid y La Caixa sería bueno para España porque tendríamos Madrid y Barcelona. Ellos tenían un holding industrial importante y nosotros también. Pensé que seríamos de los 4 o 5 primeros bancos de Europa, tendríamos la primera fundación de Europa y el principal holding industrial. Solo hubo conversaciones, no hubo ningún papel. Al final no pudo ser”, ha lamentado.

La declaración de Fainé era la última que faltaba de los presidentes de los principales bancos españoles. Anteriormente ya lo habían hecho Francisco González de BBVA; Rodrigo Rato (principal encausado por el ‘caso Bankia’ para el que la Fiscalía pide cinco años de cárcel) y el entonces ministro de Economía, Luis de Guindos.

Durante su comparecencia, Rato aseguró que tanto Guindos como Francisco González pidieron su dimisión. Posteriormente, el exministro, que compareció como testigo a través de videoconferencia desde Fráncfort (donde se ubica la sede del BCE del que actualmente es vicepresidente), negó tal extremo. Cuando llegó el turno del expresidente de BBVA, que declaró también en calidad de testigo, afirmó haber sugerido a Rato que dimitiese a lo que Guindos “asintió”, Botín estuvo de acuerdo, y Fainé se mostró más “dubitativo”. 

En principio, hoy estaba citada a declarar la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, pero finalmente lo hará a través de un cuestionario al igual que la exdirectora adjunta del Departamento de Mercados Monetarios del FMI, Ceyla Pazarbasioglu. El interés de la declaración de Lagarde reside en su versión sobre el informe publicado en 2012 por el Fondo respecto a la banca española, muy crítico con la situación de Bankia.

Normas